Adaptaciones laborales no solicitadas: ¿Discriminación?

Manual del Empleador
Verónica Ruiz.
Mayo 23, 2024
Font size:
Imprimir

En los Estados Unidos forzar a los empleados a aceptar adaptaciones laborales no solicitadas basadas en tus suposiciones sobre necesidades médicas percibidas podría constituir discriminación.

Un empleador no debería proporcionar una adaptación para un trabajador discapacitado que no la solicite. Solo cuando la discapacidad y la necesidad de una adaptación razonable sean obvias, debería un empleador siquiera considerar buscar una adaptación. Y aún en esas circunstancias, deberías limitar tus preguntas a simplemente preguntarles a tus empleados si necesitan alguna ayuda de tu parte.

 

Riesgos

 

Coaccionar a un empleado para que acepte una adaptación médica que no solicitó puede abrir la puerta a reclamos de discriminación. Los empleados pueden percibir tales acciones como discriminatorias o acosadoras.

 

Qué hacer en su lugar

 

Si ves a un empleado luchando por realizar su trabajo, diles que los viste batallando y pregúntales si hay algo que puedas hacer por ellos. Si la respuesta es no, déjalo estar. Si el empleado continúa batallando hasta el punto de afectar su desempeño, trátalos como tratarías a cualquier otro empleado; tratarlos de manera diferente podría ser considerado discriminación.

Capacita al empleado y documenta que ofreciste ayuda; si el rendimiento no mejora, comienza el proceso disciplinario y documenta, documenta, documenta. La buena noticia es que si el empleado no solicita una adaptación, no estás obligado a iniciar el proceso de adaptaciones. Si el empleado menciona que necesita ayuda, inicia el proceso interactivo. A propósito, puedes leer mis blogs sobre adaptaciones aquíaquíaquí.

 

Errores comunes

 

A lo largo de los años, he visto algunas cosas... aquí tienes algunos ejemplos de lo que no debes hacer si tu empleado no está solicitando ayuda de tu parte.

Debido a tu necesidad percibida, no debes:

 

  • Cambiar las responsabilidades laborales de un empleado.
  • Reducir el salario de un empleado.
  • Enviar al empleado a casa.
  • No permitirles postularse para ascensos.
  • Excluir a los empleados de eventos.

 

En conclusión

 

Los empleadores deben respetar la autonomía y los derechos de los empleados, incluida la privacidad y la autonomía médica. La comunicación abierta, la colaboración y el respeto son esenciales en el lugar de trabajo. Es crucial crear un entorno laboral de apoyo donde los empleados se sientan seguros sin temor a represalias.

Descubre las últimas novedades de la industria en nuestra edición impresa, disponible en formato digital.

Ver todas las ediciones