Advertising

Querétaro

Enseña para seguir aprendiendo

Por Víctor Vázquez. Enero 2022

Luis Alberto Olvera Servín, gerente de calidad de la planta Grammer Querétaro, tiene una fuerte inclinación por la enseñanza. Dicha vocación, contó el ingeniero en entrevista, es herencia de su padre, quien fue profesor de música.

Gracias a su ejemplo, Luis se acercó en su juventud al piano y al violín; sin embargo, pronto los dejó. La mandolina robó su interés artístico y le ofreció, a cambio, un hobby en el que encontró pasión y disciplina, valores que lo acostumbraron a mantener un alto rigor y que los ha transformado en activos importantes de su carrera en la industria automotriz.

Asimismo, la capacidad de compartir conocimiento le ha ofrecido la mejor herramienta para ganarse el respeto y la confianza de su equipo de trabajo, a la vez que ha sido una de las fortalezas que lo han posicionado como una de las piezas clave en Grammer Querétaro, compañía a la que se unió en 2007. 

 

CALIDAD

El primer puesto que consiguió en Grammer fue el de gerente de producción. En aquel entonces, la planta se dedicaba exclusivamente a procesos de corte y costura para asientos de automóviles; sin embargo, en 2009, la compañía le dio un giro a su locación queretana al introducir otras áreas de producción, que incluyeron la inyección de plásticos, ensamble, soldadura y laminado, entre otras.

“Nos quedamos 30 personas, y de ahí, al día de hoy, somos 1,730 personas. Me ha tocado ver ese crecimiento muy acelerado”, compartió. 

Olvera Servín escaló en el organigrama de la empresa de la mano de esta expansión y se hizo cargo de una de las unidades de negocio que Grammer había abierto en Querétaro. 

La disciplina y pasión por su trabajo lo llevó, desde hace tres años, a conseguir la gerencia de calidad, área que más domina, consideró el propio entrevistado.

“Veinte años, de 32 que llevo de carrera profesional, han sido en calidad, es mi área más fuerte, la que más domino. […] Siempre me han gustado los retos, desde que yo recuerdo, siempre fui buscándolos, cómo lograr las cosas que me proponía, desde mi carrera, después la maestría y obviamente, durante toda mi trayectoria profesional. Me considero un buen líder, considero que puedo trabajar en equipo y me gusta hacerlo”.

- ¿Qué cualidades o fortalezas lo han llevado a ejercer este liderazgo? – 

“Tengo un carácter que puede ser muy variado, muy diverso, pero es parte del liderazgo, adaptarte a la situación que estas viviendo. Yo puedo ser muy amable, muy cordial, pero si algo no funciona, puedo también llegar a ser muy estricto. Eso me ayuda a que la gente me tenga confianza, trabaje conmigo, no contra mí y en esa base de confianza vas creciendo”. 

 

ENSEÑAR Y APRENDER

Además de enseñar lo que sabe a su equipo de trabajo y a los noveles ingenieros y técnicos que llegan a Grammer, Luis Alberto da cátedra a estudiantes de posgrado en las maestrías de Procesos de Ingeniería y en la de Gestión Logística y Cadenas de Suministro, que ofrece la Universidad Mondragón México.

“Nunca se para de aprender. […] Creo que ese deseo de aprender te va a ayudar a expandir tu mente, abrir tus horizontes, a proponer mejores soluciones, promover mejores prácticas y todo lo demás vendrá en consecuencia. En mis ratos libres doy clases de maestría y eso también es una forma de aprender. Uno piensa que va a dar clases para enseñar, pero a veces aprendes más de los alumnos, que lo tú les das”, sentenció.

Al mirar atrás, el ingeniero se siente satisfecho de los logros obtenidos. Espera jubilarse en Grammer y seguir enseñando “para no dejar de aprender”. 

 

+INFO 

Edad: 54 años 

Origen: Querétaro 

Escolaridad: Maestría en Administración de Empresas   

Puesto actual: Gerente de calidad

Advertising

Ediciones Impresas