De La Logística a La Movilidad Inteligente de la Cadena de Valor con IA

Divirtualigente
Octavio Fernández.
Febrero 26, 2024
Font size:
Imprimir

En el entorno empresarial actual, la gestión de la logística se presenta como una de las actividades centrales para el éxito y la supervivencia de una empresa. Esta función es clave para garantizar que los productos y servicios lleguen a los clientes de manera eficiente, oportuna y a un costo competitivo. La gestión de la logística no se limita solo al transporte de bienes; también abarca la optimización de procesos que van desde la adquisición de materias primas hasta la entrega final al consumidor.

La logística aborda diversos temas y desafíos que comprometen la función de la empresa. Por ejemplo, la llegada tardía de un transporte puede impactar directamente en un paro de línea. Una cantidad recibida menor a la requerida puede determinar un costo adicional en un envío aéreo extraordinario hacia el cliente. Las fallas de inventario en supermercados internos pueden tener impactos significativos en la eficiencia operativa e incluso en la rentabilidad del producto. Los excesos o la escasez de componentes y partes generan, por mala gestión, costos de almacenamiento, riesgos de obsolescencia, pérdida de ventas y desajustes en los registros contables. Componentes mal identificados, no ubicados o no registrados correctamente en el almacén pueden generar cambios continuos en las órdenes de producción y, por consiguiente, una baja productividad con impactos económicos desastrosos. 

¿Y entonces, qué hacer ante este proceso tan complejo? En principio, los procesos de logística están clasificados como elementos de "No Valor Agregado"; es decir, no contribuyen al valor del producto, sino que son un gasto inherente en el precio total que paga el cliente. Reducir estos costos y gastos debe ser una prioridad de las empresas.

¿Y cómo reducir los costos y gastos logísticos? El estado del arte sería no tener ningún proceso o gestión logística; sin embargo, es un proceso necesario. Por lo tanto, el uso de nuevas herramientas tecnológicas, como la inteligencia artificial, nos brinda la oportunidad de optimizar los procesos, reducir los costos y mejorar los precios para aumentar las utilidades.

¿Y cómo utilizar la IA en los procesos logísticos? Ante estos desafíos y problemas identificados en la gestión logística es importante establecer estrategias y prácticas efectivas que nos ayuden puntualmente a mejorar y optimizar estos procesos. Para ello, y de acuerdo a la experiencia de Admexus, se pueden establecer las siguientes actividades con IA: 

 

Optimización de rutas:

  • Los algoritmos de IA pueden analizar datos históricos, información de tráfico en tiempo real y otros factores relevantes para optimizar las rutas de envío y entrega. 

 

Mejorar la Precisión en los Pronósticos:

  • Utilizar tecnologías de análisis de datos y aprendizaje automático para mejorar la precisión en los pronósticos de demanda y producción.

 

Optimizar la Gestión de Inventarios:

  • Implementar patrones analíticos para la gestión de inventarios permite una visibilidad en tiempo real y ayuda a reducir obsoletos, inventarios, costos y gastos.

 

Mejorar la Visibilidad en la Cadena de Suministro:

  • Utilizar tecnologías como Sensores Inteligentes (SoT) y ciencia de datos para determinar el comportamiento de los proveedores en función con su producción, calidad y entregas en tiempo real.

 

Automatizar Procesos Logísticos:

  • Implementar sistemas de automatización, robots, grúas autónomas, sistemas de visión inteligente, sensores de conteo y registro de facturas de forma automática con la finalidad de reducir la probabilidad de errores humanos.

 

Precios dinámicos:

  • Los algoritmos de IA pueden analizar las condiciones del mercado, los precios de la competencia, costos, gastos y otros factores para ajustar dinámicamente los precios de los productos y así garantizan utilidades

 

Aprendizaje Adaptativo y Mejora Continua:

  • Los sistemas de IA pueden aprender continuamente de los nuevos datos. Esta capacidad y adaptabilidad permiten que las operaciones logísticas evolucionen y mejoren con el tiempo, optimizando los costos y reduciendo gastos en respuesta a las condiciones cambiantes del mercado, cada vez más frecuentes.

 

Al integrar la IA en las operaciones logísticas, la empresa se transforma de la logística clásica a la nueva estrategia de gestión de Movilidad Inteligente de la Cadena de Valor. Según nuestra experiencia en Admexus, las empresas han logrado una mayor eficiencia, reducir costos y gastos, mejorando así sus utilidades y obteniendo una ventaja competitiva en el dinámico y complejo mundo de la gestión logística de forma más "Divirtualigente". Esta transformación en la empresa representa una nueva forma conceptualizar un cambio esencial en un proceso de gestión que no agrega valor, pero que se puede optimizar con la integración de la IA y la Digitalización Divirtualigente.

 

 

 

 

 

Descubre las últimas novedades de la industria en nuestra edición impresa, disponible en formato digital.

Ver todas las ediciones