Advertising

Internacional

Industria Automotriz  Tecnología  Movilidad 

Volvo mejora colaboración con NVIDIA para la próxima generación de vehículos autónomos

Por Elenne Castro. Abril 2021

Volvo Cars está ampliando su colaboración con NVIDIA para utilizar la tecnología de sistema en un chip (SoC) NVIDIA DRIVE Orin, con el fin de alimentar la computadora de conducción autónoma en los modelos de esta compañía de próxima generación.

Grandes cantidades de potencia informática son un requisito previo para una conducción autónoma segura. NVIDIA DRIVE Orin, plataforma informática de inteligencia artificial líder en la industria para la industria automotriz, es capaz de realizar operaciones sin precedentes de 254 tera (o 254 billones) por segundo.

La marca aspira a ser el primer fabricante de automóviles con presencia global en utilizar este sistema en sus modelos de próxima generación, basado en la próxima arquitectura de vehículos modulares SPA2. El primer automóvil con este SoC es el Volvo XC90, que se dará a conocer el próximo año.

Henrik Green, director de tecnología, declaró que la compañía cree en asociarse con empresas de tecnología líderes en el mundo para construir las mejores unidades posibles.

"Con la ayuda de la tecnología podemos llevar la seguridad al siguiente nivel en nuestra próxima generación de automóviles", dijo.

Los planes de Volvo Cars de utilizar NVIDIA DRIVE Orin para su computadora de conducción autónoma, están impulsados ​​por el compromiso inquebrantable de la compañía con los más altos estándares de seguridad posibles.

La computadora con esta tecnología es un elemento clave para permitir una conducción autónoma segura y continuamente actualizada. Funcionará junto con el software desarrollado internamente y por Zenseact, empresa de desarrollo de software de conducción autónoma de la armadora, así como con sistemas de respaldo para la dirección y el frenado.

La potencia de cálculo y el procesamiento de gráficos adicionales que ofrece NVIDIA DRIVE Orin, permiten conjuntos de sensores avanzados necesarios para la conducción autónoma, como la tecnología LiDAR de última generación desarrollada por Luminar, otro de los socios tecnológicos.

La arquitectura SPA2 de Volvo Cars estará disponible como hardware lista para la conducción autónoma desde el inicio de la producción. Su función de conducción autónoma sin supervisión Highway Pilot, se activará cuando se verifique que es segura para ubicaciones y condiciones geográficas individuales.

Este anuncio representa el siguiente paso en la colaboración cada vez más profunda entre Volvo Cars y NVIDIA. En 2018, la marca automotriz anunció que también utilizará la tecnología NVIDIA DRIVE Xavier SoC para la computadora central de los automóviles basados ​​en SPA2.

La computadora central impulsada por NVIDIA DRIVE Xavier administrará las funciones principales dentro del automóvil, como el software básico, la gestión de energía y la asistencia al conductor. Funciona junto con la computadora de conducción autónoma impulsada por NVIDIA DRIVE Orin, que se dedica al trabajo intensivo en computación, como la visión y el procesamiento LiDAR, y brinda el alto nivel de integridad de seguridad requerido para la conducción autónoma.

Volvo Cars está centralizando la informática en sus vehículos de próxima generación para que sean más seguros, más personales y más sostenibles, además de permitir que la empresa mejore sus unidades cada día.

Pasar a una arquitectura informática centralizada significa eliminar mucha complejidad. En lugar de depender de múltiples unidades de control electrónico alrededor del automóvil que controlan funciones y sistemas individuales, gran parte del software ahora se desarrolla internamente y se guarda en una computadora central en el automóvil; Esto permite mejoras y un crecimiento más frecuentes de las funciones a través de actualizaciones inalámbricas.

Los términos financieros de la colaboración más profunda de Volvo Cars con NVIDIA están sujetos a la negociación final entre las partes.


Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas