Internacional

Médico  Salud y Seguridad  Tecnología 

Denso y universidades se unen para desarrollar biosensor que detecta el coronavirus

Por Elenne Castro. Octubre 2021

La Universidad de Tokai, la Universidad de Tecnología de Toyohashi, la Universidad de Chubu y Denso Corporation han estado desarrollando equipos de prueba para detectar el SARS-CoV-2 con el apoyo de la Agencia Japonesa de Investigación y Desarrollo Médico (AMED). 

Las organizaciones anunciaron que el grupo ha logrado crear un biosensor basado en un nuevo mecanismo y detectar el virus; por lo que acelerarán el desarrollo hacia la aplicación práctica para contribuir al diagnóstico temprano de enfermedades infecciosas, que es un factor clave para limitar la propagación del Covid-19.

Para evitar que el sistema médico se vea abrumado por enfermedades infecciosas virales, es necesario prevenir la propagación de virus mediante un diagnóstico y aislamiento precoces. En la actualidad, pruebas de PCR y pruebas de antígenos se utilizan para el diagnóstico de coronavirus. Sin embargo, no pueden evaluar la "infectividad del virus", lo que indica el poder de infectar del virus detectado. 

Las pruebas de PCR se caracterizan por su alta sensibilidad de detección de virus, pero el esfuerzo del proceso de pretratamiento de la muestra impone una gran carga de trabajo a los profesionales médicos. Mientras tanto, las pruebas de antígenos son simples, pero la precisión de detección varía. Ha habido una creciente demanda de un método de detección simple y de alta sensibilidad para evaluar la infecciosidad viral.

Por ello, las instituciones educativas y la compañía japonesa han estado desarrollando un biosensor para equipos de pruebas clínicas para permitir una detección cuantitativa rápida y de alta sensibilidad de la infectividad viral. A diferencia de las pruebas de PCR y las pruebas de antígenos, el biosensor detecta la proteína de pico en la superficie del virus, que desencadena la infección, mediante el uso de un sensor semiconductor y un aptámero

El grupo ha logrado desarrollar una detección altamente sensible de SARS-CoV-2 con alta sensibilidad al utilizar esta técnica por primera vez en el mundo. 

El sensor semiconductor puede medir cuantitativamente la carga viral utilizando señales eléctricas. Por lo tanto, se espera que se utilice para determinar el estado de la infección y confirmar la eficacia del tratamiento con gran precisión. Un aptámero es de tamaño pequeño y se une selectivamente a varios tipos de proteínas. También es fácil de diseñar y se puede producir en masa rápidamente, por lo que los aptámeros se pueden utilizar para detectar virus desconocidos.

El objetivo del desarrollo es determinar la infectividad del SARS-CoV-2, y ofrecer pruebas novedosas que tengan una sensibilidad de detección de virus equivalente a la de las pruebas de PCR y que sean tan simples como las pruebas de antígenos. El grupo mejorará la tecnología básica y acelerará el desarrollo hacia la aplicación práctica.


Te puede interesar

Ediciones Impresas