• Ediciones Impresas
  • Expos
  • Suscríbete

Retos para la industria automotriz en 2022

Coahuila
Arturo Reveles Márquez.
Febrero 2022
Arturo Reveles Márquez, director general de CGP
Font size:
Imprimir

De todos es sabido que nuestro país, y particularmente Coahuila, tiene basada la fortaleza de su economía en la fabricación de autopartes y, con ello, depende en gran medida que la industria automotriz tenga un buen desempeño para lograr una economía estable y un empleo formal bien remunerado, situación que no sucede en otros sectores como el comercio y servicios, donde los empleados no cuentan con los altos salarios y prestaciones que ofrece la industria por razones de capacidad económica.

Por todo esto, resulta de suma importancia para Coahuila poder vislumbrar el desempeño que tendrá la industria y, en todo caso, llevar a cabo acciones que permitan mantener este buena tendencia que hemos tenido, a pesar del Covid, en la instalación y creación de nuevas empresas. No es una casualidad la recuperación de 42,000 empleos que comentó el secretario de Economía, Jaime Guerra Pérez, al finalizar el 2021, lo cual denota el interés de las empresas extranjeras en seguir invirtiendo en Coahuila.

Los últimos datos proporcionados por José Zozaya, presidente ejecutivo de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, no son tan alentadores, ya que hacen mención a la problemática nacional e internacional que nos enfrentamos, como la escasez de semiconductores, que todo parece indicar que este 2022 seguirá el problema y no veremos la recuperación total de las cadenas de suministro hasta el 2023, con el riesgo  de que pueda escasear otro tipo de materia prima hasta lograr que las cadenas se recuperen.

Aunado a esto, no olvidemos algunos problemas más como la inflación que cerró en 7.36% a nivel nacional, habrá que esperar qué efecto tendrá esta inflación en los OEM y, por ende, en toda la cadena de suministro. 

El T-MEC y la interpretación que está haciendo EE.UU. a las reglas de origen pone en jaque a los fabricantes ubicados en territorio mexicano y, con esto, se dificulta tener claridad, ya que no se respeta lo estipulado en el tratado.

La reforma energética y los compromisos que están haciendo los grandes OEM por apostar a las energías renovables y la tendencia al mediano plazo de lograr parques vehiculares eléctricos, pone a México en una mala posición y posible riesgo de futuras inversiones.

Por todo lo anterior, pese a estas problemáticas presentes en el 2022, algunas de ellas de índole internacional, es importante que los grandes empresarios sigan contando con un clima empresarial y laboral tranquilo, un apoyo directo del gobierno para mantener las fuentes de empleo y un desarrollo de programas institucionales donde en equipo, sumemos proveeduría local a estas grandes empresas y, a pesar de estos retos, podamos mantener los empleos y el ingreso que las familias coahuilenses necesitan.