Advertising

Cd. Juárez/Chihuahua

Moonshine: el concepto clave para implementar Kaizen

Por César Flores. Septiembre 2021

Hace siete años me certifiqué como un Lean Green Belt. Mi entrenamiento vino de hombres de edad avanzada y con mucha experiencia denominados “sensei”, japoneses que trabajaron o fueron estudiantes de Taiishi Hono, el padre del sistema de producción Toyota. De ellos aprendí mucho sobre manufactura esbelta, pero también recibí un concepto que en su momento no comprendí totalmente, el cual forma parte de mi día a día laboral y que me permitió crecer profesionalmente en empresas como Flextronics, Foxconn y Robert Bosch. Este es el concepto Moonshine.

Moonshine (que es una bebida ilegal) es una nueva filosofía acuñada por Chihiro Nakao, en el año 2000, el cual ya forma parte fundamental de la cultura Lean. Su historia se remonta a los años de prohibición del licor en Estados Unidos. Para superar este obstáculo, las personas de ese tiempo construían alambiques con los objetos que tenían a la mano: tubos, ollas, incluso radiadores de carros. Lo hacían a escondidas y en el bosque, para no ser detectados por la policía. Algunos hasta modificaban sus autos.

A Shihiro Nakao le llamó mucho la atención esta parte de la historia y, particularmente, que la necesidad detonó la creatividad de aquellas personas. Él nos invitaba a hacer lo mismo: usar lo que teníamos a la mano para mejorar nuestros procesos e implementar Kaizen.

Kaizen, para los que no recuerden, es un proceso de mejora continua, basado en acciones concretas, simples y poco onerosas, y que implica a todos los trabajadores de una empresa, desde los directivos hasta los trabajadores de base.

Pues bien, Lean Moonshine Shop, implementado de modo adecuado, puede ser el eslabón que falta en la organización para resolver el problema que tiene la industria con respecto a las ideas de mejora y su implementación. Un experto moonshiner puede ayudar a que esa brecha se acorte y que se implementen la mayor cantidad de ideas que mejoren los procesos, eliminando los desperdicios y generando ahorros sorprendentes. 

Por eso te comparto las 10 reglas básicas de la mejora continua:

  1. Eliminar los pensamientos negativos, el famoso “siempre lo hemos hecho así”, y rompe con los paradigmas.
  2. Piensa en la solución y no en por qué no se puede hacer.
  3. Busca mejorar, aunque sea un poco. Recuerda que es mejor una solución al 50% que el 100% de un perfecto plan sin ejecutar.
  4. Dale solución a los problemas lo más pronto posible.
  5. Usa la metodología de los cinco porqués para encontrar la causa raíz del problema.
  6. Trabajo en equipo: tres cabezas piensan mejor que una.
  7. No dudes, siempre existe la posibilidad de la mejora continua.
  8. Escucha a tu cliente, entiende su necesidad.
  9. Dale prioridad a tus ideas de mejora de acuerdo al siguiente criterio: 1.º seguridad, 2.º calidad, 3.º entrega, 4.º costos.
  10. Consulta al experto en Kaizen o Kaikakus; un moonshiner en tu organización puede ser tu mejor aliado.

 

MÁS INFORMACIÓN

Nombre: César Flores Payán

Puesto: Ingeniero de calidad de manufactura

Correo: Cesar.FloresPayan@us.bosch.com

Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas