Advertising

Cd. Juárez/Chihuahua

Comercializadora GTZ experta en la fabricación de batas especializadas

Por Alan Gutiérrez. Marzo 2021

Como urbe industrial, Ciudad Juárez ha sido testigo e incubadora de empresas proveedoras de la industria manufacturera que empezaron desde cero y ahora se encuentran establecidas. Uno de estos ejemplos es Comercializadora GTZ, dedicada a fabricar batas para la maquila. En entrevista para Mexico Industry, Guillermo Gutiérrez, director general, compartió los pormenores de la compañía.

Comercializadora GTZ comenzó operaciones el 6 de enero de 1996 con una máquina de escribir, un fax comprado en clasificados y una cartera de clientes obtenida en la sección amarilla.

Hoy en día, es una nave industrial con 1,700 m2, 3,000 m2 de estacionamiento en proceso de construcción y una marca reconocida en Ciudad Juárez. Fabrican uniformes especiales para la industria electrónica, médica, farmacéutica y pintura. 

“A diferencia de los talleres, tenemos valores agregados como los tiempos de entrega inmediata –por una política implementada hace años–, así como la estandarización de calidad. Hemos cuidado mucho los detalles”, dijo Gutiérrez.

El proceso de fabricación de los uniformes es complejo. Una vez que llega la orden de compra, se pasa a la mesa de corte. De esta parte, pasa al ensamblado, dependiendo del tipo de bata que se fabrique. Se pueden hacer botones plásticos o metálicos. Después, llega a control de calidad. Enseguida, se va a empaque para luego irse con una empresa de logística con la que tienen convenio.

“Una bata común es tela de popelina. Con nosotros, no obstante, depende de la industria. La electrónica se especializa en nanodescarga, si tú frotas dos superficies, generas electricidad, los famosos toques. Son inofensivos, pero cuando manejas electrocomponentes y no controlas la energía, se puede generar un accidente, como el que se originó en Europa por un carro con una tablilla sobrecargada. El resultado: la marca de carros de vehículos tuvo que pedir un regreso de sus carros para examinar si había alguno otro con un problema parecido. Algo parecido sucede en la industria de dispositivos médicos. Pero ahora no son las nanodescargas, sino las micropartículas. El material debe ir esterilizado y libre de contaminante. Si no, puede ser peligroso en una operación quirúrgica”, sostuvo.

Los productos que fabrican son especializados. Incluso tienen clientes que manejan cinco tipos de batas, por lo que GTZ deben manejar un número similar de prendas. “Algunas son más largas o cortas, algunas deben ser blindadas hasta con gorrito o menos calurosas”, dijo.

En lugar de líneas de producción, cuentan con células de trabajo. Cada una maneja un tipo de producto o empresa. Cada célula tiene de tres a cuatro empleados. El número de células de la empresa varía dependiendo de los productos que fabrican. 

Cuentan con tecnología: celdas solares para minimizar el costo y el impacto ecológico; máquinas con computadora, manuales, semiautomáticas y automáticas; y computadoras. Tratan de estandarizar la calidad de las batas con base en la automatización.

“Es difícil porque es un trabajo artesanal, pero sí se logra aterrizar el 95% del producto en cuestión de automatización”, compartió Gutiérrez.

Aunque aún no cuentan con una distinción tal cual, se encuentran en proceso de obtener certificación ISO 9000. “Casi ningún taller de esta índole está certificado. Están casi seguros de que serán los primeros”, señaló Gutiérrez.

Tienen clientes en todo el país y algunos en Estados Unidos. 

Sus insumos vienen de Asia (25 por ciento), Estados Unidos (15 por ciento) y México (60 por ciento).

“La mano de obra mexicana es la más calificada a nivel global. Tenemos la experiencia”, añadió. 

Los empleados reciben una capacitación inicial, pero los operadores de costura ya tienen preparación previa. “Es algo artesanal. Hemos desarrollado jóvenes desde cero. Hay algunos que continúan, pero lo hemos hecho”.

Tienen proyectado un crecimiento en 2021. “Si siempre es complejo hacer proyección a futuro, ahora se complica. Aun así, tuvimos un margen de crecimiento en 2020”, dijo

Como labor social, fabricaron cubrebocas para combatir el Covid-19. “Cubrimos algunas necesidades y contribuimos con eso”, dijo.

Gutiérrez señaló que el respeto y darse a respetar son fundamentales. “Siempre les he dicho a los empleados que se sientan en su segunda casa. No hay nada más grave que llegar a la fuente de trabajo y sentirse incómodo por ver al patrón o a compañeros difíciles. Eso no lo permito. Lo que busco es que se respire un ambiente tranquilo”, dijo.

Por último, compartió que el cliente recibe siempre lo que pidió. “Queremos que mandemos algo y no se regrese”, finalizó.

 

Más información

Nombre: Comercializadora GTZ

Giro: Textil

Producto: Batas

Año de inicio: 1996

Número de empleados: 50

Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas