Advertising

Estado de México/Puebla


BIC tiene en México la planta más grande del mundo

Por Alejandra Oropeza. Agosto 2021

Ubicada en el centro de México, la planta de producción de la empresa francesa BIC se ha posicionado como la más grande e importante del grupo en el mundo.

Desde Cuautitlán Izcalli, Estado de México, BIC fabrica actualmente más de 60 millones de productos por mes para más de 57 países.

A nivel internacional, esta fábrica es una de las dos únicas que tienen integrado totalmente el proceso de manufactura de bolígrafos. Cuenta con seis líneas diferentes de productos terminados y también producen repuestos de tintas y puntos. 

“A través de los años hemos crecido de diferentes maneras, pero básicamente ha sido trayendo nuevas líneas de producción de algunos otros sites del mundo, esa ha sido nuestra principal medida de crecimiento hasta lo que somos el día de hoy, la planta más grande del mundo”, dijo en entrevista para Mexico Industry, Roberto González, director de la planta de BIC. 

Explicó que, en cuanto a productos terminados, fabrican tres familias de bolígrafos mediante un proceso altamente controlado: Cristal, que es el producto ícono de BIC y se fabrica principalmente para el mercado local; Round Stic para el mercado de Estados Unidos; y el Clic Stic.

También, tienen una línea de lapiceros mecánicos, solamente dos sites en el mundo los fabrican, y el mayor volumen sale de aquí para surtir al mercado norteamericano. 

“Adicional, contamos con dos familias de cintas correctoras, una que llamamos EZ Correct y otra denominada Mini Pocket Mouse, ambas son también procesos que fuimos integrando a lo largo de los años. Con ellas, conformamos nuestras seis líneas de productos terminados”, explicó.

Asimismo, en esta ubicación está integrado el proceso químico con el que fabrican las tintas que consumen internamente y las que surten a la planta de Brasil y Gaffney en Carolina del Sur.

También, producen puntas metálicas. Fundamentalmente, dijo, es un proceso metalmecánico en escala muy pequeña.

De acuerdo con González, el principal proceso de BIC es la transformación del plástico. En ese aspecto, cuentan con moldeo por inyección y con extrusión para ciertos componentes. 

“Para extruido hacemos, por ejemplo, el tubo donde va la tinta, pero para el bolígrafo Cristal todos los componentes son moldeados. Entonces compramos el PS grado comercial y polipropilenos, moldeamos y fabricamos los componentes”. 

Agregó que luego se realizan los procesos de ensamble automatizados y, añadió, que los ensambles de las cintas correctoras se hacen de forma manual. Finalmente, una vez ensamblado el producto y, dependiendo de la presentación, el producto pasa a las líneas de empaque. 

 

RETOS EN LA PANDEMIA

Para el directivo, la pandemia derivada por el Covid-19 representó un reto fuerte para BIC, por lo que, desde la operación, se pusieron en marcha acciones que permitieron mantener el nivel de competitividad. “En ese aspecto buscamos siempre priorizar cuáles eran las entregas críticas y cuidamos, en todos los aspectos, a la gente que teníamos trabajando [en planta] y a los que estaban en casa”.

Dijo que, si bien, se tuvieron modificaciones en el volumen, una de las ventajas es que proveen a 57 países, en donde difiere el periodo de back to school, lo que los ayudó a diversificar el volumen a lo largo del año.

“Hasta el 2019 teníamos una tendencia de crecimiento positiva, la pandemia nos impactó, pero ahora tenemos un happy problem porque se están recuperando los volúmenes que teníamos antes de la pandemia. Ahora el reto es en las cadenas de suministro por la escasez de ciertas materias primas y los problemas de logística. Para todos ha sido inesperado y retador”, expuso.

Roberto González estimó que, en promedio, actualmente están fabricando 60 millones de unidades al mes, tomando en cuenta todas las familias que producen. 

“Afortunadamente, Estados Unidos está retomando el tema de back to school y, al ser vecinos, estamos enfocados en llenar esos canales y aprovechar la oportunidad”.

 

TALENTO HUMANO

En esta ubicación trabajan más 1,000 empleados directos. Para el director, el capital humano mexicano es de los mejores que hay en el mundo. 

“He tenido la oportunidad de trabajar con mano de obra de otras partes del mundo mundo y somos parte del top 5”, afirmó.

Resaltó el nivel de compromiso de la gente hacia la calidad de lo que está manufacturando, que es difícil encontrar en otros lados.

“La calidad la fabricamos, no la controlamos, y eso se ha vuelto parte de nuestra cultura organizacional”, afirmó. 

Informó que la planta está certificada bajo la norma ISO 9001 e ISO 14001, en sus dos últimas versiones; también, cuentan con el distintivo de Industria Limpia. “Tenemos la certificación europea NF 400 y contamos con CTPAT para hacer el crossboarding de manera directa a Estados Unidos”.

Sobre las perspectivas de crecimiento, Roberto González dijo que, desde el punto de vista de la planta, una de las ventajas es que surten a muchos países, por lo que el nivel de avance de la pandemia no es lo mismo en las diferentes regiones. “Por ejemplo, en Estados Unidos están prácticamente listos para regresar a clases presenciales y es un mercado enorme para el consumo de nuestros productos, buena parte de lo que fabricamos aquí, poco más del 60%, es para surtir a este país y nos empuja de forma positiva. También, se prevé un repunte significativo en el mercado local”.

Finalmente, sostuvo que en BIC están comprometidos con la calidad de sus productos. “Esa es una de nuestras grandes banderas y más grandes filosofías, desde el proceso interno lo tenemos en nuestro ADN”.

 

MÁS INFORMACIÓN:

Nombre de la empresa: BIC

Ubicación: Cuautitlán Izcalli, Estado de México

Fecha de inicio de operaciones: 1973

Origen: Francia

Número de empleados: Más de 1,000

Giro: Inyección de plástico

Productos: Bolígrafos, tintas, cintas correctoras y puntas metálicas

Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas