Querétaro se ha convertido en una de las entidades que mayor capital humano especializado desarrolla para las compañías aeronáuticas.


De acuerdo al reporte “Colección de estudios sectoriales y regionales. Conociendo la Industria aeroespacial 2018”, Querétaro figura como el estado con mayor oferta educativa especializada para esta industria, duplicando la oferta de Baja California, Chihuahua y Sonora, entidades con gran tradición en el ramo.


El listado incluye las carreras enfocadas a la fabricación de equipo aeroespacial; sin embargo, el sector aeronáutico, además de la manufactura, está conformado por otras subindustrias, como servicios de ingeniería, mantenimiento, overhaul, y operaciones aéreas.


Jorge Gutiérrez de Velasco Rodríguez, rector de la Universidad Aeronáutica en Querétaro (UNAQ), destacó en entrevista que la institución que encabeza es la única en el país que cuenta con una oferta educativa que abarca todas las ramas citadas y los grados educativos del nivel superior: TSU, ingenierías y posgrados (a excepción del doctorado).


“Eso no significa que seamos los que más formamos profesionales. El Politécnico (Nacional), solo en su carrera de Ingeniería en Aeronáutica, tiene más de 1,600 personas. Nosotros, en tres programas de ingeniería, tenemos 1,000, pasaditos los 1,000 estudiantes.


Estamos graduando entre 200 y 250 universitarios de TSU e ingeniería por año, en dos promociones”, precisó el rector; sin embargo, el área de Entrenamiento para el Trabajo de la UNAQ, en la que forman técnicos a la medida para compañías como Bombardier, Safran, Airbus, TechOps, entre otras, registra entre 1,000 y 1,200 personas por año.


A estos se unen los 3,500 trabajadores capacitados en educación continua. Se trata de personas que ya laboran en una compañía, pero que requieren de alguna actualización.


“Entre educación continua, formaciones universitarias y técnicos, generamos al sector más de 6,000 personas por año”, destacó Gutiérrez de Velasco.

 

SINERGIA

La UNAQ es parte de las universidades que integran la Comisión Académica Aeroespacial del Subsistema de Universidades Tecnológicas y Politécnicas (CGUTyP), la cual congrega a otras 10 instituciones que atienden al sector: Universidad Politécnica (UP), de Apodaca; UP, de Chihuahua; UP Metropolitana, de Hidalgo; Universidad Tecnológica (UT), de Guaymas; UT, de Hermosillo; UT, de Nezahualcóyotl; UT, de Sonora; UT, del Sur de Sonora; UT, del Sur de Zacatecas y UT, de Tijuana.


“Pero en México hay 14 universidades o institutos que formamos ingenieros (aeronáuticos) en el país. Hay cuatro instituciones en el país que forman maestros en ciencias, está el Politécnico (Nacional), la UNAQ, la Politécnica Metropolitana de Hidalgo y la Autónoma de Nuevo León (que también forma doctores). Somos como ocho que formamos técnicos para el trabajo”, detalló Jorge Gutiérrez de Velasco.

A través de la CGUTyP, las instituciones involucradas crean programas educativos y modifican los existentes para atender las necesidades de la industria, la cual ha reportado en México crecimientos de doble digito en la última década.


El citado estudio “Conociendo la Industria aeroespacial 2018”, señala que después de la crisis económica de 2008-2009, el PIB de este sector creció 152% de 2009 a 2017, en términos reales, lo cual se ha traducido en “retos de formación, de atracción de talento, de desarrollo, de retención. Estamos intentando disminuir los índices de rotación”, destacó Juan Carlos Corral Martín, presidente del Aeroclúster de Querétaro.


Esta alza obliga a una mayor generación de ingenieros y TSU por año. Estimaciones del Aeroclúster queretano señalan que tan solo el estado genera una demanda de personal que al año crece entre 15 y 20%, mientras que las rotaciones de trabajadores rondan el 11 por ciento.


Corral Martín informó que las empresas agremiadas emplean a alrededor de 9,500 personas, del total de 12,000 empleos que genera el sector en Querétaro. Dijo además que cada plaza de trabajo representa cuatro empleos indirectos.

 

DIAGNÓSTICO

El crecimiento de la aeronáutica mundial y mexicana no prevé un freno en los próximos años. Sandino Hernández, vicepresidente de Capital Humano de MRO Holding, empresa proveedora de servicios y soluciones de aviación, que opera en México a través de TechOps, ofreció cifras optimistas.


“El panorama de la industria aeroespacial se ve muy bien. De acuerdo a estudios de Boeing, durante la próxima década, la industria del MRO (Mantenimiento, Reparación y Operaciones) va a crecer de 76 billones de dólares a 118 billones, crecerá 55%. En Norteamérica, la demanda será de 23 billones de dólares, y eso solo directo”, sostuvo.


Para el 2038, el mercado demandará 769,000 mecánicos en todo el mundo; 193,000 se necesitarán para la zona que ocupan México, Estados Unidos y Canadá, agrega el estudio que compartió Sandino.


Sin embargo, el vicepresidente no puso su atención en el desarrollo del capital humano especializado, sino en la rotación que ya reporta el sector en países desarrollados.


Encuestas realizadas entre empresas aeronáuticas en Estados Unidos arrojan que 87% de los líderes de recursos humanos expresan que les preocupa la retención de talento, mientras que al 50% de las empresas se les dificulta traer mejores candidatos.


“El buen talento sabe que lo es y se mueve. El 61% de las compañías ha dicho que su rotación ha incrementado y el costo de la rotación es alto y no solo económico”, agregó Hernández.


“Contratar a alguien consiste en muchas cosas: el reclutamiento, la capacitación. Se estima que 200% del salario anualizado es lo que va a costar traer a esa persona y se estima que para que un trabajador esté al nivel de una persona altamente capaz, se va a tomar dos años, por lo menos”.


Si bien los números de rotación expuestos contrastan con los del sector mexicano, la industria instalada en México ha resuelto anticiparse a un escenario similar.

 

HISTORIAS DE ÉXITO

Grupo Out Helping, por ejemplo, abrió una división especial en aeronáutica para encontrar al personal adecuado para el sector. La reclutadora de talento “ha conformado un equipo de profesionales en recursos humanos para dar servicio a la creciente industria aeronáutica que por su naturaleza tiene importantes requerimientos técnicos y específicos de calidad”, explica su sitio web.


Raúl Pérez de Celis Canseco, director de dicha división, informó que en 2018, Out Helping reclutó 1,728 personas exclusivamente para la industria aeronáutica.


“En 2018, comparado al 2017, tuvimos un incremento del 23%. De enero a agosto 2019, hemos tenido un incremento del 12% contra el mismo periodo del 2018”, detalló.


Empresas instaladas en Querétaro como Safran, Daher, Duqueine, Aernnova y Albany figuran entre los clientes de la reclutadora.


Bombardier es otra de las empresas aeronáuticas que han emprendido acciones para obtener y formar el mejor capital humano.


“Lo que hicimos hace dos años, fue enfocarnos en medir el costo de la no capacitación. ¿Qué pasa si no estamos dando la formación adecuada a nuestra gente? Empezando con nuestro proceso para incorporarse a Bombardier. Hoy, 70% de la gente que tenemos dentro de la planta pasó por el proceso siguiente: cuando se levanta un reclutamiento, hacemos pruebas para ver la capacidad de la gente a resolver problemas matemáticos, resoluciones de problemas (cotidianos), hacemos pruebas físicas, para ver si puede hacer el tipo de labor que hacemos dentro de la planta”, explicó Pascal Labelle, director de Recursos Humanos y representante legal de Bombardier en México y Estados Unidos.


Luego de esta primera prueba, entran a un programa fast track que realizan en conjunto con la UNAQ.

“La gente que pasa con éxito este programa de 12 semanas entra en incubadora, eso dentro de la planta, ahí enseñamos a la persona cómo aplicar lo aprendido en la UNAQ. Son otras cuatro semanas de capacitación, y solo después de esto las personas pueden incorporarse al proceso productivo dentro de la línea”, agregó.


Desde el momento en que comienzan la etapa de reclutamiento, hasta el momento en que las personas llegan al piso, pasan cinco meses.


“La primera vez que la persona va aplicar la operación en la línea se va a tardar cinco veces el tiempo estándar que manejamos. Va a repetir la operación y los tiempos van a ir bajando y después de unas 50 repeticiones es realmente cuando las personas alcanzan los tiempos estándares que tenemos dentro de la planta”.


El proceso para tener a una persona óptima en el piso es de 12 meses, más los cinco meses previos de capacitación, “y obviamente hay un costo importante en cada una de estas etapas por parte de la organización. El simple proceso para detectar un error dentro de la línea nos cuesta más de 250 dólares por error, solo el análisis que eso implica”, acotó Pascal.


La inversión total por 18 meses de reclutamiento, capacitación y prueba, cuesta a Bombardier 800,000 dólares por año, por lo que la rotación no es una opción para la compañía canadiense.


“Hace unos cuatro o cinco años llegamos con ese modelo, la propuesta. Veíamos subir la rotación aquí en la región de Querétaro, en todo el sector de la manufactura. En Bombardier estábamos dentro del 10 o 12%, siempre en este rango, lo cual era bueno comparado con otras empresas, pero hicimos la apuesta, vamos a bajar al 8 por ciento”.


A través de focus group y encuestas de salida hechas a quienes decidían renunciar a la empresa, fue que llegaron a una conclusión: “la gente no renuncia a su empresa, la gente renuncia a su jefe”.


Decidieron entonces empoderar a su personal. Becas del 70% para los trabajadores que buscan un grado académico mayor, promociones entre personal de piso a supervisores, becas para hijos destacados de colaboradores y beneficios flexibles que les permite a los empleados elegir según sus prioridades, destacan entre las acciones para afianzar la lealtad de los trabajadores a Bombardier.


“Que el trabajo no sea un obstáculo para sus metas, nos convertimos en una herramienta para que ellos las logren”, destacó Labelle.

Los frutos ya se cosechan. En México, la compañía presume un 85% de compromiso entre sus empleados, la media mundial de la empresa es de 65. Además, la meta de 8% de rotación ya está rebasada, “después de cuatro años manteniendo este programa de actividades, ya estamos abajo del 6% anualmente. La plantilla de operadores, en este grupo en particular, estamos en el 4.5% anual”, compartió satisfecho el director de Recursos Humanos.

 

DESTACADOS

Instituciones de la Comisión Académica Aeroespacial del Subsistema de Universidades Tecnológicas y Politécnicas:

Universidad Politécnica (UP) de Apodaca

UP de Chihuahua

UP Metropolitana de Hidalgo

Universidad Tecnológica (UT) de Guaymas

UT de Hermosillo
UT de Nezahualcóyotl

UT de Sonora

UT del Sur de Sonora

UT del Sur de Zacatecas

UT de Tijuana

Universidad Aeronáutica en Querétaro

 

CIFRAS

769,000 mecánicos demandará el mercado mundial aeronáutico para 2038

193,000 de ellos se necesitarán en las empresas ubicadas en América del Norte

 

20% alcanza la demanda anual de personal en el sector aeronáutico en Querétaro

11% rondan las rotaciones promedio entre trabajadores de la citada industria