Advertising

Estado de México/Puebla

Logística 

Sector logístico incrementa la economía y productividad

Por Israel Molina. Agosto 2020

Detrás del funcionamiento correcto de los procesos, tanto internos como externos de cualquier industria, se encuentra el sector de la logística

La industria logística se ha convertido en un motor de competitividad para la manufactura. Los temas de infraestructura, transporte, normatividad, innovación y tecnología son sólo algunos de los factores que intervienen en el sector para eliminar las barreras geográficas y hacer posible el flujo eficiente de recursos, bienes y servicios entre naciones.

De acuerdo con el Índice de Competitividad Global del World Economic Forum, 2019, México se posicionó en el lugar 48 de 141 países evaluados, mientras que, en materia de infraestructura, el ranking coloca al país en los sitios: 22, en conectividad carretera; 49, en calidad de carreteras; 34, en conectividad de puertos, y 15, en conectividad aeroportuaria.

En la industria logística, la innovación es uno de los ejes centrales. A través de este principio, el sector está capacitado para responder de manera óptima a un entorno empresarial que cambia de manera rápida y constante, pues con ella se incrementan las posibilidades de optimizar los procesos de almacenamiento, traslado de insumos, productos terminados y también se pueden controlar los niveles de inseguridad a los que se enfrenta el transporte carretero.

De lo contrario, al no utilizar una visión de distribución de productos adecuada, las empresas pueden tener pérdidas de hasta un 35% en sus ventas, según el Reporte de Competitividad Global, 2019.

Gastón Cedillo, presidente del comité de honor de la Asociación Mexicana de Logística y Cadena de Suministro (AML), comentó que el sector logístico es muy relevante pues ayuda a potenciar las economías, mejorar la productividad en cuanto a cómo hacer más eficientes a los flujos manufactureros o en su caso, a ahorrar o utilizar de manera más eficiente los recursos con los que se cuenten.

“México tiene mucho potencial, sobre todo en los sectores energético, de manufactura, turismo, infraestructura y agricultura. Al implementar este tipo de estrategias, las industrias en automático se vuelven más confiables, pues darán un mejor servicio y generarán un valor agregado tanto para clientes como para los que desarrollan la actividad”, detalló Cedillo.

RETOS Y OPORTUNIDADES

El miembro de la AML, expresó que los grandes retos del sector logístico se relacionan con buscar la manera de mejorar la conectividad de la infraestructura, a través de la participación gubernamental, privada y académica.

“El reto es convertir al país en una plataforma logística global que no sólo implique un desarrollo de la red de carreteras, sino promover proyectos estratégicos que impulsen la infraestructura y al mismo tiempo los servicios logísticos”.

Por otro lado, el comercio global representa un reto difícil de resolver debido a la ineficiencia e insostenibilidad de los procesos desde una perspectiva económica, ambiental y social. Esto significa que es posible optimizar los procesos de almacenamiento y traslado de insumos y productos terminados para que las empresas mejoren aún más su rentabilidad y respondan a las demandas ambientales y sociales. Asimismo, el aspecto de contaminación ambiental ya que, a pesar de todos los esfuerzos realizados para mejorar las tecnologías de transporte, las emisiones de CO2 siguen creciendo.

Este problema se agrava debido a una mala planificación del transporte, camiones y contenedores suelen estar medio vacíos cuando parten, con una utilización media del 42.6%. Vehículos y contenedores a menudo vuelven vacíos, o viajan rutas extra para encontrar embarques de retorno (25% de los viajes). Además, las rutas multimodales son frecuentemente cada vez más ineficientes en tiempo-y-costo y riesgosas debido a una escasa sincronización e interfaces mal diseñadas. Esto nos lleva a que además de mayores niveles de contaminación también generan costos más altos.

INNOVACIÓN EN EL SECTOR LOGÍSTICO

La globalización en el comercio internacional ha guiado los cambios en la logística, la cual ha tenido que responder a las crecientes necesidades de interconectividad de las empresas.

Muchos factores están dando forma a los procesos de las cadenas de suministro, por lo cual los procesos logísticos deben recurrir a la innovación para responder de manera óptima a un mundo empresarial cambiante.

En la actualidad, la logística permite que se desarrollen las actividades productivas y se garantice la distribución de servicios y productos. Los productos físicos se mueven en contenedores, son almacenados, realizados, suministrados y utilizados en todo el mundo, permitiendo la globalización del comercio mundial.

Ante este desafío de sostenibilidad logística global, se ha planteado una iniciativa llamada el “Internet Físico” que hace una analogía con la web y propone un sistema que fomente una mejor interconectividad en los planos físico, operacional y digital.

Este “Internet Físico” es una iniciativa internacional que propone un nuevo sistema logístico eficiente y sostenible. Se define como un sistema global abierto de logística fundado en la interconectividad física, digital y operacional mediante encapsulación, interfaces y protocolos.

Lo que se pretende es que las mercancías se manejen como lo hacen los datos en la red y haciendo uso de una infraestructura abierta. Es decir, esta iniciativa se basa en la aplicación de la metáfora del Internet digital para permitir una Red de redes. Este nuevo concepto conduce a contar con centros logísticos de alto rendimiento, motores y sistemas, lo que permitirá que sea fácil, rápido, fiable y económico interconectar objetos físicos a través de módulos y rutas, con un objetivo general hacia la interconectividad universal.

Para la compañía Zebra Technologies, una cadena de suministro eficiente, nunca había sido tan importante como lo es ahora, de hecho, algunas empresas se encuentran aprendiendo sobre las propias a medida que experimentan con sus inventarios y pedidos. Por otro lado, aquellas con mayor experiencia como Amazon, se han enfocado en optimizar cada vez más su logística para responder a la demanda desde el inicio de la contingencia. Incluso, han hablado en las noticias sobre las acciones específicas que están llevando a cabo para abastecer productos esenciales y, según sus comentarios y los de otras empresas, podemos concluir que la eficiencia está basada hoy por hoy en conocer en tiempo real dónde se encuentra la mercancía.

Para lograrlo, es necesario contar con la tecnología necesaria para rastrear un producto desde el fabricante hasta el almacén. En la situación actual de distanciamiento social, es un desafío complejo que orilla a las organizaciones a cambiar rápidamente y a utilizar herramientas que les permitan tener más certeza y previsibilidad de los procesos que suceden en la organización.

Ernesto Hernández, director general de Zebra Latinoamérica, explicó cómo las empresas están utilizando la tecnología para fortalecer su cadena de suministro y mantenerse al día con la creciente demanda y, a su vez, mantener a sus empleados seguros durante estos tiempos desafiantes.

“Con el incremento del e-commerce, las bodegas y centros de distribución tienen que almacenar y clasificar muchos más productos para una entrega rápida. Por esta razón es importante evaluar la velocidad de rotación del inventario y reponer con mayor frecuencia”.

Agregó que “los trabajadores de empresas de logística y almacenes han notado un aumento en su trabajo ya que se encuentran más presionados a medida que intentan responder a las nuevas demandas comerciales y, en este proceso, la tecnología ha sido un aliado para aminorar ese impacto”.

México cuenta con un amplio sistema de infraestructura de conectividad incluyendo aproximadamente 117 puertos marítimos, 370,000 kilómetros de carreteras, 27,000 kilómetros de vías ferroviarias y 76 aeropuertos complementados con aduanas y terminales ferroviarias.

La regulación del autotransporte ha tenido cambios en diversos ámbitos como los pesos transportados, la calidad y dimensiones de los vehículos, el combustible empleado y las normas de seguridad, volviéndose cada vez más estricta. Lo anterior puede derivar en sanciones en caso de incumplimiento o incluso, dejar de operar. La firma PwC mantiene al tanto a sus clientes sobre los cambios regulatorios y requerimientos legales, además de las tendencias y actualidades de la industria.

EFICIENCIA

Es muy importante que en el sector de transportación y logística se trabajen en nuevas formas del desarrollo de estructuras eficientes encaminadas a mejorar la manera de hacer negocio, maximizando la productividad.

La permanente evolución del sector de transportación y logística además de las regulaciones y las nuevas dinámicas globales, también está influenciada por las tecnologías de información, las cuales han contribuido en la mejora y en la optimización del diseño de procesos, controles y sistemas.

Para conseguir esto, se debe desarrollar una reingeniería, así como la automatización de procesos y controles, además del apoyo en la selección e implantación de sistemas de información, incluyendo la evaluación y desarrollo de políticas y procedimientos.

Si bien, esta industria es estratégica en el desarrollo económico de las naciones, pues no sólo atrae inversión extranjera, también impulsa la creación de empleos y eleva la competitividad. En México, cerca del 56% de los bienes que se comercializa, se moviliza por la red de carreteras y autopistas del territorio nacional.

Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas