Advertising

Nuevo León

Automotriz  Manufactura 

Questum e e.GO fabricarán autos eléctricos en México

Por Perla Eunice. Agosto 2021

Crearán una flotilla de autos comerciales eléctricos con diseño alemán y manufactura mexicana; prevén comenzar con la construcción de la planta en 2023 y tendrán capacidad de producir en el 2024

 

Questum —filial de grupo Quimmco— ha escalado sus esfuerzos en movilidad sustentable urbana con un enfoque en México. Hace años, la compañía trabaja en conjunto con sus clientes y socios estratégicos en el desarrollo de vehículos. Hoy, la compañía neoleonesa se ha asociado con la firma alemana e.GO para crear una flotilla de autos comerciales eléctricos con diseño alemán y manufactura mexicana.

Manuel Valdés, CEO de Questum, compartió en entrevista exclusiva para Mexico Industry que el origen del proyecto se remonta a la colaboración con Femsa, uno de sus clientes y socios estratégicos. 

En Quimmco, identificaron una oportunidad en México para incursionar en la electromovilidad con vehículos de entrega en las ciudades. Luego de platicarlo con el líder y responsable de logística de Femsa, este les sugirió desarrollar un vehículo eléctrico de entrega juntos.

“Iniciamos con vehículos de carga; sin embargo, al ir avanzando, en Femsa me comunicaron que tenían otro tipo de flotilla para electrificar que se dedicaba a la preventa y supervisión en sus tiendas de conveniencia: es un auto que se debería convertir en una herramienta de trabajo”.

En 2018, desde Femsa le hablaron sobre una empresa alemana, recién adquirida por DHL, en la que habían visto algo interesante en cuanto a diseño y solución para una colaboración. Manuel Valdés conoció al fundador de la empresa y le expuso las competencias, habilidades e infraestructura de Quimmco para la manufactura, desarrollo de proveedores en México y presencia en la región. 

Acordamos trabajar para desarrollar un vehículo para México. Desde entonces, nació la idea. Tenían el plan de crear e.GO, pero aún no había planta de producción en Alemania; estaban en ese proceso. Regresé a México con la firme idea de que teníamos que llegar a un acuerdo y que nos traeríamos una planta productiva aquí, para crear la solución para el mercado de vehículos de supervisión y preventa de muchas flotillas de trabajo, no sólo de Femsa”.

El CEO de Questum compartió que el vehículo de trabajo tendría características diferentes, como la reducción de asientos para pasajeros, herramientas para el trabajo del supervisor, entre otras. “Fuimos dándole forma al concepto y ahí empezamos a colaborar con e.GO”. 

Durante el 2019, e.GO comenzó con la homologación de sus vehículos y el desarrollo completo del diseño que hoy se conoce de manera pública y que, incluso, está presente en México

Debido a la pandemia, en el 2020 tuvieron que desacelerar algunos elementos y pausar un momento la importación de los primeros vehículos. Hoy en día, ya cuentan con vehículos en el país y se encuentran en la primera fase del proyecto, compartió el director.

“En Questum, como Quimmco, pusimos en la mesa nuestra fuerza de manufactura y nuestro desarrollo de proveedores; ellos, este diseño vanguardista de un vehículo eléctrico de bajo costo pero de una altísima calidad”.

 

FASES DEL PROYECTO

De acuerdo con el directivo, el desarrollo del proyecto contempla tres etapas:

  1. Prueba de mercado 

Adaptar el vehículo al territorio mexicano, sus ciudades y ambiente. El auto será una herramienta de trabajo; por lo que lo están sometiendo a todos los ambientes a los que se expone un vehículo de combustión interna. 

  1. Validación y rediseño del producto en México

Estudio de viabilidad para localizar y revisar proveeduría regional y local. Se realiza la modificación en el diseño del vehículo. 

  1. Producción en México

El vehículo se fabricará de manera local; aún no se ha seleccionado el lugar de establecimiento de la planta. 

 

LA PLANTA DE PRODUCCIÓN

Manuel Valdés informó que se encuentran afinando los detalles de la inversión; no obstante, estiman que esta ronde entre 50 y 70 millones de dólares. “Comparado con una planta armadora de vehículos, podemos decir que es quizás 10 veces menos que en otros casos. Ese es uno de nuestros conceptos innovadores del que hablaremos más adelante”. 

De acuerdo con su cronograma, comenzarán a construir la planta en 2023 y tendrán capacidad de producir en el 2024. El ingeniero Valdés detalló que la ubicación de la planta aún está en evaluación. Si bien, como empresa de Nuevo León, su plan es instalar la planta en la región, resaltó que México tiene una base de proveeduría y de producción automotriz de gran tamaño. 

Estamos pensando en México en general; también evaluaremos regiones en el país que puedan requerir desarrollo, que tengan las ventajas para todo el ecosistema que requiere la construcción de un vehículo y que la proveeduría, que juega un papel importante, esté cerca”, dijo.

La fábrica contará con un modelo eficiente y estará diseñada para trabajar con tecnología avanzada, por lo que requiere de empleos de alto nivel. En ese sentido, estiman generar alrededor de 290 nuevos puestos de trabajo directos entre los que se destacan perfiles de ingeniería de software, mecatrónica, de diseño, entre otros.

Por otro lado, calculan generar aproximadamente 2,000 puestos de trabajo indirectos relacionados con todo el ecosistema, incluyendo el suministro. 

“Estamos muy contentos de generar empleo; sobre todo, porque lo utilizamos para llevar a nuestro talento a crecer y a que sea un empleo de mucha calidad, de alto valor y que este producto se haga realidad en México”, dijo. 

Añadió que la capacidad total de la planta puede ser hasta de 30,000 vehículos con una producción modular. El destino inicial de los vehículos será, al principio, México; sin embargo, “estamos instalando todo para llegar a Centro y Sudamérica”. 

 

OPORTUNIDADES PARA LA PROVEEDURÍA

El objetivo de la compañía es contar con la mayor cantidad de suministradores en México. “De acuerdo con nuestra experiencia en el desarrollo de proveedores, en cinco años aproximadamente, deberíamos llegar a una integración nacional de, al menos, el 70%”, dijo Manuel Valdés.

Detalló que el principal componente del vehículo es una estructura de aluminio, por lo que será su punto de partida en la selección de proveedores. “Sabemos que hay aluminio estructural en México y existen grandes fabricantes con mucha capacidad de hacerlo”. 

El segundo componente es la parte de carrocería que está hecha de termoformado y resinas; para este, “tenemos ubicadas varias plantas productivas y empresas que lo podrán hacer no sólo en México, sino también en Estados Unidos”. 

Además de ubicar, desarrollarán a los proveedores debido al volumen que requiere el tipo de mercado y vehículos que fabricarán. 

“Muchas veces es preferible comenzar a desarrollar a un proveedor. Seguramente, una compañía que ya produce miles de componentes diarios pensará que hacer 15,000 al año es muy poco; estos tipos de vehículos y mercados irán tomando un volumen que requerirá flexibilidad en los proveedores”.

 

MODELO DE PRODUCCIÓN DISRUPTIVA

El modelo de producción Next e.GO Mobile muestra cinco características de un diseño de producción basado en el concepto internet of production. La primera característica es que agrupa el ciclo del producto, usuario, y de producción en una sola plataforma. “Eso se puede simular en una computadora y tenemos un digital twin físico y digital”, compartió el director. 

Este nuevo modelo disruptivo no genera altas inversiones para nuevas líneas de producción, ya que tiene características específicas de microfábrica. “En comparación con una planta de automóviles de hoy en día, esta planta requiere mucho menos recursos para producir un automóvil. Esto se debe, principalmente, a la eliminación de los pasos de producción que vemos tradicionalmente en los autos, y que tienen muy alto costo”. 

En primer lugar, detalló Manuel Valdés, no habrá necesidad de establecer un taller de prensado. “La base del auto es un marco especial hecho de aluminio que cumple con todas las pruebas de seguridad”. 

El segundo elemento para la reducción de costos es que no habrá un taller de pintura. “Traemos piezas que son termoplásticas, son resinas especiales totalmente pintadas y revestidas para todos los componentes exteriores del vehículo. Pasan todas las pruebas de resistencia, impacto y demás, pero son muy simples de fabricar; lo que nos hace reducir la inversión en herramentales y en el tamaño de planta”. 

La tercera de las características importantes del concepto y tecnología disruptiva es que se pueden realizar lanzamientos con más frecuencia. “El time to market se reduce muchísimo. No hay grandes inversiones para lanzar el nuevo modelo. En este momento, e.GO está trabajando en tres modelos más que sacará en un par de meses: es disruptivo por completo, estamos modificando el vehículo para lanzarlo en unos cuantos meses, en lugar de años de planeación para los modelos y las inversiones estratosféricas”, dijo. 

Además, la planta estará conectada y adaptada para recibir tecnología 5G si se requiriera. “Esto ofrece una velocidad de conectividad de prácticamente todo dispositivo que está en la planta: cualquier herramienta que esté ahí para apretar una llanta, poner la carrocería o verificar el último check-list de calidad. Los datos se subirán constantemente para validar en tiempo real si estamos haciendo lo correcto en la operación”.

 

QUESTUM EN LA ELECTROMOVILIDAD

La división de e-movilidad de Questum provee soluciones innovadoras en movilidad urbana sostenible. Surge como una estrategia para explorar el mercado de electromovilidad y atender las necesidades de las principales flotillas de México, así como de clientes OEM como Freightliner e Isuzu.

“En este momento, estamos electrificando camiones de carga para las ciudades. Tenemos el privilegio de servir a empresas como Femsa en sus marcas OXXO, Coca-Cola, Heineken, entre otros. Esos proyectos de electromovilidad están rodando en ciudades de México”. 

Sus camiones electrificados están demostrando su funcionalidad en rutinas diarias convencionales: desde los centros de distribución hacia los centros de conveniencia o comerciales.

“Nuestros aliados comerciales nos han dado un voto de confianza desde hace años para impulsar a México en la electromovilidad. Es un ecosistema que se fue formando muy fuerte; los grandes usuarios están presentes y tienen las mismas necesidades que nosotros: ser sustentables”. 

“El ecosistema se complementa muy bien con nosotros como manufactureros y otros aliados que, sin duda, están acompañado esto; por ejemplo, el Clúster Automotriz de Nuevo León y las mismas universidades en donde nos hemos apoyado para sacar adelante diseños y entregas de camiones en tiempo récord”.

En ese sentido, el director compartió que, en julio del 2019, cumplieron un gran reto de uno de sus clientes: entregar un camión totalmente funcional, eléctrico al 100%, y en menos de dos meses para mostrarlo en una exposición de transporte en Puebla. 

Actualmente, operan en una nave industrial donde realizan soluciones a la medida para todas las flotillas a las que proveen. Su capacidad número uno, señaló el director, es la adaptación a cada una de sus necesidades; la segunda, es realizar todos los procesos de ingeniería en su departamento interno. “La adaptación de un camión de combustión interna a un camión eléctrico la hemos hecho 100% mexicana”. En tercer lugar, resaltó su capacidad de producción, la cual los puede llevar a producir hasta 250 camiones al año en un solo turno

“La electromovilidad ha sido un proyecto en el cual nos complementamos y hacemos una innovación abierta y de mucha cooperación para poner a México a la vanguardia en cuanto a movilidad. Tenemos que comenzar e ir adelante en este cambio tecnológico que nos ayuda a todos a tener una movilidad sustentable”, concluyó.


Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas