Advertising

Cd. Juárez/Chihuahua

Industria  Salud y Seguridad 

Honeywell protege a quienes entregarán vacunas contra Covid-19

Por Alan Gutiérrez. Marzo 2021

Con el objetivo de proteger al personal que actualmente transporta vacunas contra el Covid-19, Honeywell creó tecnología especial que ya está disponible en el mercado.

La tecnología está enfocada en la protección de vacunas que requieran cadenas de frío. 

“El almacenamiento de algunos tipos de vacunas exige temperaturas extremadamente frías, las cuales normalmente se alcanzan mediante el uso de hielo seco. Si bien esto es ideal para mantener las condiciones óptimas para las vacunas por un periodo prolongado, puede ser peligroso para los trabajadores debido a la liberación de dióxido de carbono (CO2) a medida que se sublima el hielo seco”, compartió Thiago Zambotti, vicepresidente y director general de Seguridad Honeywell y Soluciones para Latinoamérica

 La solución de Honeywell consiste en un detector inteligente portátil de CO2, con conectividad Bluetooth de baja energía que monitorea los niveles excesivos de CO2 en un ambiente cerrado en particular. 

Tiene la característica de alertar si un trabajador ha estado expuesto a niveles potencialmente inseguros durante un período de tiempo, lo que ayuda a las organizaciones a responder más rápido a posibles incidentes de seguridad.

 “Los altos niveles de CO2 son particularmente amenazantes en áreas cerradas, como en aviones y camiones, es por ello que fabricantes, así como proveedores de logística y de atención médica, deben considerar las operaciones complejas de la cadena de suministro requeridas y la seguridad de todo el personal involucrado”, explicó Thiago Zambotti. 

“Al discutir un plan de distribución de vacunas rápido y complejo, también es importante considerar la seguridad de los trabajadores en la cadena logística”.

Compañías familiarizadas con el manejo del hielo seco saben cómo mantener a los trabajadores seguros, ya que el manejo de este material peligroso es una parte regular de sus procesos. 

Sin embargo, el volumen y la frecuencia del manejo del hielo seco aumentará significativamente con los envíos de la vacuna contra el COVID-19. Sólo los países de Latinoamérica y el Caribe requieren vacunar a 500 millones de personas para controlar la pandemia, según estimaciones de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

 Algunos de los protocolos de seguridad para los trabajadores de logística al manipular hielo seco son:

 

  1. Evitar el contacto directo con la piel. El hielo seco puede provocar congelación en las células de la piel y dañar muy rápidamente si la piel entra en contacto directo. Los trabajadores deben usar el equipo de protección personal adecuado, desde gafas y protectores faciales hasta guantes con aislamiento térmico y una bata de laboratorio. Además de contar con pinzas para manipular el hielo seco siempre que sea posible.

 

  1. Comprender el peligro de asfixia asociado con el CO2. El hielo seco cambia de forma sólida a gaseoso a cualquier temperatura por encima de -78 °C. Este proceso puede liberar volúmenes sustanciales de CO2 que pueden desplazar el oxígeno rápidamente en el aire alrededor del hielo seco, provocando dificultad para respirar, pérdida del conocimiento y la muerte. Un detector pequeño y liviano puede ayudar a proteger a los trabajadores al hacerlos conscientes de inmediato del peligro potencial, sin impedir el progreso de su trabajo.

 

  1. Estar consciente del riesgo potencial de explosiones en contenedores. Debido a la rápida emisión de grandes volúmenes de gas CO2, cualquier hielo seco que se almacene en un recipiente cerrado puede presurizar ese recipiente, como el empaque de la vacuna. Con suficiente tiempo a temperatura ambiente normal, el paquete de la vacuna puede reventar si el gas no puede escapar.

 

  1. Asegurarse que todos los que manejen el material comprendan los límites de exposición al hielo seco.El promedio ponderado en el tiempo de ocho horas es de 5,000 partes por millón (ppm) con un límite de exposición a corto plazo de 15 minutos de 30,000 ppm.

Al seguir las precauciones de seguridad adecuadas y proporcionar a los trabajadores tecnología como los detectores de gas portátiles, las empresas involucradas en la cadena de suministro pueden ayudar a distribuir de manera segura y eficiente una vacuna muy necesaria para responder a la pandemia mundial.


Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas