Guanajuato

Aeroespacial  Manufactura 

Guanajuato, referente en manufactura aeronáutica

Por Lizete Hernández. Enero 2021

En el Halcón II se integra talento e innovación, será fabricado en madera y fibra de carbono con manufactura 100% mexicana

 

Guanajuato se posiciona como plataforma hacia las nuevas posibilidades que plantea el sector aeronáutico y con ello, las empresas locales se han interesado en transformar sus productos a las necesidades y demandas de las compañías aeroespaciales.

Durante el Foro Empresarial y de Negocios del Clúster Aeroespacial del Bajío A.C., en su edición 2020, se tocaron los puntos importantes a fin de presentar los retos que enfrentará la industria aeroespacial en los próximos años y las posibilidades que tiene el estado para colocarse como punto estratégico de inversiones y manufactura en este sector.

Como parte de este objetivo, la empresa Horizontec se encuentra fabricando el segundo avión denominado Halcón II en Guanajuato, específicamente en la ciudad de Celaya, con ello se da un paso hacia la innovación, diseño, desarrollo y fabricación de aviones 100% mexicanos.

Giovanni Angelucci, socio fundador de la empresa Horizontec, explicó que esta compañía mexicana que se creó en 2014, está dedicada al diseño, desarrollo y fabricación de aeronaves deportivas en la categoría Light Sport Aircraft  y  el objetivo es fabricar aviones con materiales compuestos y materiales ligeros con tecnología innovadora.

“Estamos conjugando tecnologías avanzadas y de vanguardia, así como materiales compuestos para obtener altas prestaciones funcionales y diversas técnicas. Queremos ser un referente en el sector aeronáutico y en la construcción de aeronaves mexicanas con tecnologías y materiales avanzados”, explicó.

Como socios del proyecto se añadieron empresas guanajuatenses como SIA Automation, Optimen y Grupo SSC, quienes colaboran para generar el conocimiento e innovación que se requiere y con ello, comenzar con la manufactura en serie.

 

HALCÓN I, UN CASO DE ÉXITO

Giovanni Angelucci recordó que para lograr consolidar este primer proyecto, se tuvo una estrecha colaboración entre la parte empresarial, gubernamental y autoridades aeronáuticas.

“En la primera inspección logramos pasar y  nos otorgaron la aprobación provisional para hacer los 50 ciclos, mismos que concluimos exitosamente en septiembre de 2017”.

El Halcón I es una aeronave de categoría experimental y de las primeras aprobadas por la autoridad mexicana. El directivo explicó que con este proyecto concluido, se pretende ser un tractor de proveeduría para un producto de origen mexicano, por lo que, se está trabajando en la producción de la primera aeronave ligera, el Halcón II.

“Tenemos diversos planes en la mesa, el principal es esta segunda aeronave que será construida con más talento mexicano y tecnología más nueva, pero somos ambiciosos y queremos que al paso de los años se pueda construir un avión de 10 y hasta 60 plazas”, refirió.

 

EL HALCÓN II, RESPONDE A LA AVIACIÓN DEL FUTURO

El avión Halcón II se manufactura en Celaya, Guanajuato; es un proyecto en donde se integra talento e innovación, sin embargo, desde Horizontec se encuentran capacitando a su personal a fin de contar con el capital humano adecuado.

“Este avión requiere de mecanismos diferentes y más avanzados que el Halcón I, requerimos de personal especializado en el área de estructuras, aunque contamos con ingenieros con conocimiento en ello, siguen siendo pocos y sobre todo que sepan utilizar nuevos materiales como la fibra de carbono, pero la idea es que a la par de la construcción de este avión, se desarrolle el capital humano y aprovecharlo para otros proyectos más ambiciosos”, destacó Giovanni Angelucci.

Al cumplir con las normas correspondientes, proponen que sea un avión fácil de volar por las relaciones de superficies, centro y baricentro, además de poder ser utilizado para pilotos que quieren aprender o escuelas de aeronáutica.

Humberto Montaño, responsable de diseño y gerente de operaciones de Horizontec, explicó que tras la revisión de normas y estudios aerodinámicos, se realizaron diseños en análisis estructurales, para asegurar la aprobación del proyecto.

“La manufactura de esta segunda aeronave será con componentes como fibras que incluso se utilizan ya en otros países. Está construido con fibra de carbono en un 85% de su estructura, su diseño es único, fue realizado por medio de un programa de diseño asistido por computadora, liderado por  el Grupo SSC”, explicó.

Dijo que la fase en la cual se encuentra esta aeronave es en la modelación de componentes, análisis del desmoldeo e infusión de resina a través del componente que utiliza Horizontec.

“Se trata de un modelo que podemos analizar con antelación, para hacer un cálculo estructural de cuánta carga vamos a tener, porque las cargas que tenemos en el aire son variantes. La empresa Sia Automation nos está apoyando en pasar de la parte digital a la física para fabricar los componentes, pasar de lo intangible a algo listo para ensamblarse”, comentó.

Roberto Guzmán, gerente de calidad en Horizontec, dijo que también se encuentran en la labor de establecer, documentar, mantener y mejorar un sistema de gestión a nivel de la organización y el producto final.

Para el grupo que fabricará el Halcón II, están implementando el estándar emitido por la International Aerospace Quality Group AS900 100B, que es la versión adaptada de la norma ISO 9001:2015. Contiene 105 requisitos adicionales más enfocados al sector aeronáutico y está compaginada con el ciclo PHVA  que permite interactuar e integrar otras normativas,  como gestión ambiental, salud y seguridad, continuidad del negocio, gestión de la innovación y seguridad operacional.

Para el producto están aplicando ASTM 2972, estándar de calidad para esta aeronave. Tiene 12 cláusulas, tales  como aseguramiento de calidad, registros, acompañamiento en las diversas áreas, control de materiales, inspecciones, MRV, trabajo no conforme, roles de responsabilidad, acompañamiento, auditorías externas e internas, cumplimiento y capacitación para el personal.

Desde el diseño hasta la parte de simulación, se deberá cumplir con las normativas de ASTM y llevar acompañamiento por el Parque Nacional de Tecnologías Aeronáuticas, a fin de lograr eficiencia en los procesos hasta su ensamble final.

 

MANUFACTURA ADITIVA EN LA INDUSTRIA AEROESPACIAL

Carlos Alastair, socio y director general de ATG Additive Manufacturing, empresa guanajuatense dedicada al diseño, desarrollo y fabricación de aplicaciones con manufactura aditiva en metales, explicó que se enfocan en el proceso de manufactura conocido como Powder Bed Fusion by Laser (PBF-L), conocido comercialmente como DMLS o SLM uno de los métodos que cuenta con mayor grado de maduración tecnológica y empresas como Boeing, Airbus, Rolls-Royce, entre otras, utilizan este tipo de manufatura para los componentes de sus aviones.

“Es un proceso que mejores propiedades mecánicas entrega, es un proceso de fabricación generado a partir de la fusión de capas de polvo metálico, mediante el uso de un láser de alta precisión y potencia, que es empleado para fundir el polvo metálico, creando piezas en tercera dimensión”, explicó.

Las dimensiones de fabricación que maneja ATG Additive Manufacturing es de hasta 250 x 250 x 325 milímetros de alto, utilizan diversos tipos de materiales metálicos, todas las aleaciones son para aplicaciones industriales, mismas que cumplen con las especificaciones que indica el prototipado rápido.

ATG Additive Manufacturing cuenta con certificaciones como la AS9100D para la industria aeroespacial e ISO9001:2015 para otros sectores. Para el sector aeronáutico, aeroespacial y de defensa están desarrollando piezas de recambio, principalmente para aviones y helicópteros que terminan su vida comercial y comienza su vida útil de carga.

Un caso de éxito de esta compañía en coordinación con Horizontec, es la fabricación de algunos componentes para el avión Halcón II, como el ensamble de la puerta en una pieza monolítica que busca mejorar las propiedades mecánicas, reducir el peso y el número de ensambles, los cuales casi siempre vienen acompañados de procesos subsecuentes.


Te puede interesar

Ediciones Impresas