Advertising

Automotriz

Industria Automotriz 

General Motors impulsa el crecimiento industrial en Coahuila

Por Luis Mendez. 1 de enero 2022

Advertising


En cuatro décadas operando en Coahuila, General Motors ha consolidado su presencia y busca avanzar hacia el futuro con la fabricación de autos eléctricos

 

Hablar de General Motors (GM) en Coahuila es sinónimo del desarrollo de la industria automotriz en la entidad. Gracias a su llegada, en 1981, empresarios locales tuvieron la visión de iniciar proyectos para desarrollarse como proveedores.

El complejo de Ramos Arizpe tiene una extensión de 85,000 metros cuadrados, ahí se fabrican las emblemáticas marcas de camionetas como la Equinox y la Blazer; además de los motores y transmisiones para los distintos modelos de la firma.

En México, GM cuenta con plantas de producción en Silao, Guanajuato; Toluca, Estado de México; y San Luis Potosí, además de la ya mencionada en Ramos Arizpe. También, tienen algunos centros de distribución en estos estados y sus oficinas corporativas se encuentran en la Ciudad de México.

Alicia del Valle, directora ejecutiva de la planta en Ramos Arizpe, destacó que los 40 años que tienen operando en la zona han sido los más relavantes para el corporativo, gracias a la calidad que han impuesto en sus vehículos.

“Esta fábrica fomenta el desarrollo de talento y de proveedores en la región, hemos encontrado todo lo necesario para desarrollar nuestros proyectos y los que vienen”, apuntó.

Señaló que el valor agregado que le brindan a sus clientes es el sello de garantía que hay en la calidad del producto, a través de procesos innovadores que protegen al medio ambiente y potencializan a sus empleados como parte fundamental de sus objetivos.

A 40 años de su fundación, la planta de GM en Ramos Arizpe ha alcanzado diversos hitos, posicionándose como una de los más importantes para la compañía; por ejemplo, en los años 80, se convirtió en la primera fábrica mexicana en exportar vehículos a Estados Unidos y a Asia.

A nivel mundial destacan como una de las armadoras más competitivas en el sector automotriz debido a la variedad de marcas en sus unidades. Desde su fundación en 1908, fueron adquiriendo un alto prestigio desde que lanzaron el Buick, la primera marca de autos en el mundo.

Francisco Garza, presidente y director general de GM, comentó que la visión de la empresa es contribuir con el objetivo de cero colisiones, cero emisiones y cero congestionamientos con la manufactura de los vehículos eléctricos y autónomos.

El proceso de fabricación va más allá del armado de las unidades, ya que la firma tiene el objetivo de potenciar a sus proveedores locales, mismos que detonaron su desarrollo en la Región Sureste en la década de los 80, cuando la armadora inició operaciones en Coahuila.

“Muchos empresarios de la localidad tuvieron la visión de producir componentes o soluciones para nuestra planta, hoy en día el estado tiene una de las cadenas de proveeduría más fuertes del país”, explicó.

En Ramos Arizpe emplean a 5,600 personas de manera directa; además, cuentan con la certificación ISO 9001:2015, la más reconocida a nivel mundial que se le otorga a las marcas que representan una ventaja competitiva en temas de seguridad y calidad para sus clientes.

Desde 1997, han logrado esta certificación, sin embargo, también la han extendido a sus plantas de motores, transmisiones y otros componentes.

 

AUMENTARÁN SU COMPETITIVIDAD EN COAHUILA

En el estado han encontrado una ventaja que es atractiva para sus operaciones, como la vinculación con las de Estados Unidos gracias a la cercanía geográfica con el aquel país.

Su presencia a nivel global se expande por 40 países a los que exporta sus autos.

A mediados del 2021, General Motors anunció que invertirá en Coahuila la cantidad de 1,000 millones de dólares para iniciar con la fabricación de vehículos eléctricos en la región en 2023.

También, inaugurará una planta de pintura innovadora para sus unidades y mejorará todas las áreas generales del complejo.

La fábrica de Ramos Arizpe será la quinta armadora de unidades eléctricas en Norteamérica.

En el marco del Automotive Industry Experts Conversations, organizado por el Clúster de la Industria Automotriz de Coahuila, José Carlos Murillo Márquez, director de calidad y desarrollo de proveedores de GM en México, comentó que la irrupción de estos vehículos es un gran paso para Coahuila y para México.

Consideró que el futuro ha alcanzado a la industria automotriz y que están enfocados en el incremento de sus inversiones para el desarrollo de los vehículos eléctricos y autónomos.

“La demanda del mercado en México es una parte importante a considerar, ya que es la visión de la compañía para lograr un futuro con cero emisiones”, compartió.

Comentó que, de este tipo de vehículos, se vendieron 2.5 millones en el año 2020 en Estados Unidos; sin embargo, para el 2025 esperan comercializar 11.5 millones de unidades y se generarán un millón de empleos en los próximos tres años para nuestro país.

Afirmó que General Motors cuenta con la capacidad tecnológica de promover un mundo más confiable para los conductores y peatones, para lograr que la movilidad sea más segura, más accesible y amigable con el medio ambiente.

Murrillo Márquez insistió en que se deberán de generar sinergias con el fin de desarrollar a los proveedores y facilitar esta etapa de transición; invitó a que los fabricantes hagan una inversión exhaustiva y a largo plazo. Además, la capacidad tecnológica en las cadenas de suministro debe de aumentar con el fin de incrementar el interés de los consumidores para adoptar este nuevo tipo de unidades.

Dijo que el plan de la empresa es ofertar más de 30 modelos completamente eléctricos a nivel mundial para el 2025, por lo que uno de sus objetivos es que el 40% de sus autos vendidos en Estados Unidos cuente con una batería eléctrica para la mitad de la década.

“Con estas tendencias tecnológicas, la industria automotriz tendrá más cambios que en los pasados 100 años, por lo que las compañías que son Tier 1 no tendrán ninguna dificultad en adaptarse y eso provocará que las Tier 2 sean apoyadas para que puedan salir adelante”, subrayó.

El directivo explicó que con la irrupción de los vehículos eléctricos se podrían generar hasta 23,000 millones de dólares para México, lo que provoca la expectativa de que el sector se recupere después de las dificultades que se presentaron por la pandemia del Covid-19.

Concluyó que la capacitación del personal es otro factor a considerar, de acuerdo con José Carlos Murillo, el perfil de técnicos e ingenieros entrará a una etapa de transformación y se necesitarán de más programadores y eléctricos.

 

General Motors y su paso a través del tiempo en Coahuila

1981: Inicia operaciones en Ramos Arizpe, Coahuila

1982: Comienza la producción del Chevrolet Malibú, Montecarlo, Citation y Celebrity

1984: Primera planta mexicana en exportar automóviles a Estados Unidos

1988: Primera exportación de América a Asia, enviando vehículos a Japón

1995: Inicia operaciones la planta de estampado

1997: Inauguración de la planta de pintura

1999: Primera planta de transmisiones automáticas

2008: Expansión de la planta de motores

2020: Exportación a más de 40 países con más de 5,600 colaboradores

2021: Inversión por 1,000 millones de dólares para inaugurar planta de pintura con tecnología innovadora e iniciar expansión para producir vehículos eléctricos en 2023

 

OTROS DATOS DE GM RAMOS ARIZPE

            •          Produjo el icónico Chevy, el vehículo que más años duró en producción, desde 1997 hasta el 2020

            •          En 2020 donaron 12 brazos robóticos a escuelas públicas para contribuir con la educación en México

            •          Desde 2016 recibieron la certificación Wildlife Habitat Council por trabajar en la preservación de flora y fauna silvestre que rodea el complejo

            •          Cuenta con 90 proveedores en el estado de Coahuila


Te puede interesar

Ediciones Impresas