Advertising

Logística

Automotriz  Transporte  Comercio Electrónico  Movilidad  Cadena de Suministro 

Estafeta arranca electrificación de su transporte; invierte 42 mdp

Por Israel Molina. 15 de septiembre 2022

Advertising


Con una inversión de 42 millones de pesos, Estafeta adquirió su primera flota eléctrica de reparto que atenderá al e-commerce en la Ciudad de México. Con esto, inicia su camino a la movilidad eléctrica para una logística sostenible. 

La inversión será destinada para la adquisición de 35 unidades eléctricas modelo Cargo Van BYD T3, de las cuales recibió 10 y el resto al finalizar el año, así como para infraestructura de estaciones de carga. 

La compañía concretó este proyecto con la colaboración de Electric Mobility Trucks (EMT) y Element Fleet Management. El vehículo, con capacidad de carga de 720 kg,  utiliza baterías de fosfato de hierro-litio de tecnología avanzada que garantiza una autonomía de 300 km con una sola carga, característica que hace al T3 más eficiente, económico y amigable con el medio ambiente.

Con la operación de estas unidades BYD se prevé que el costo por km recorrido sea de hasta 80% menor que con gasolina y el ahorro en su mantenimiento de aproximadamente 60% comparado con un vehículo de combustión interna.

Ingo Babrikowsk, CEO de Estafeta, comentó que explorar los retos que representa en este momento la movilidad eléctrica en México es un tema que se han tomado en serio. “Buscamos en primer lugar la eficiencia de nuestra operación para iniciar la incorporación de unidades eléctricas a nuestra flota de transporte que hoy suman 6,500 vehículos circulando en México. Con el crecimiento exponencial de las ventas en línea y la preservación del medio ambiente, es primordial para Estafeta contar con unidades que reduzcan nuestra huella de carbono. Es nuestra convicción y la manera en que contribuimos a la construcción de una logística sostenible en México, estas unidades se integran a nuestra red logística de última milla en la Ciudad de México”.  

Por su parte, Óscar Zubiría, director general de EMT, distribuidor a través del cual se realizó esta adquisición, informó que la Cargo Van 100% eléctrica regenera sus baterías a través del frenado y desaceleración. Se recarga en 1.5 horas DC y 7 horas en AC. Añadió que la velocidad máxima de las T3 de BYD es de 100km/h limitada electrónicamente.

“Las vanes eléctricas ofrecen a los operadores de Estafeta asientos ergonómicos, frenos antibloqueo, programa de estabilidad electrónico, alarma de reversa, cámara de reversa, simulador de sonido de motor, además de bolsas de aire para el conductor y copiloto”.

Con esto, Estafeta visualiza en un futuro muy cercano la adquisición de más unidades eléctricas de mayor tonelaje, es decir, camiones de carga pesada y con amyor autonomía. 


Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas