Advertising

Manufactura & Producción

Automotriz 

Cheverly expone herramientas que garantizan la calidad en la producción automotriz

Por Lizete Hernández. Mayo 2022

Advertising


Las empresas automotrices aplican herramientas de resolución de problemas de calidad, con la finalidad de recolectar datos, visualizar, analizar y resolver problemas con mayor rapidez.

Adriana Valenzuela, lean implementer de Cheverly Lean Transformation, ofreció un taller en donde explicaron las siete herramientas básicas para llevar a cabo este objetivo, pues refirió que estas herramientas ofrecen una aproximación para resolver buena parte de los desafíos en cualquier organización.

La experta dio a conocer que la antigua fórmula de utilidad se realizaba determinando los costos generales de fabricación y se sumaba la utilidad para obtener el precio de venta; sin embargo, la fórmula actual de utilidad se obtiene por medio del precio de venta determinado por el mercado y actuando sobre los costos generales de fabricación bajo una modalidad lean y, finalmente, se obtiene la utilidad.

En el curso facilitado por el Clúster Automotriz de Guanajuato, Adriana Valenzuela explicó que para lograr una alta disponibilidad de los sistemas se requiere de una actitud previsora, es decir, la medida para que una instalación genere valor, es por medio de la eficiencia general de los equipos OEE (del inglés Overall Equipment Effectiveness). Esta eficiencia se determina por tres valores: disponibilidad, rendimiento y calidad.

“El análisis total de la eficiencia total, permite obtener datos específicos para maximizar la productividad y, con ello, diseñar la instalación para obtener una mayor rentabilidad”, comentó.

Dijo que si se desea incrementar el OEE, reducir a un mínimo los tiempos de parada de la instalación, alargar y planificar los intervalos de mantenimiento de forma específica, se debe optimizar la instalación y las funciones de las máquinas.

Añadió que uno de los obstáculos a la calidad es la deficiencia en relación con los métodos estadísticos, otra es la creencia de que la mejora es responsabilidad del departamento de calidad y que los problemas provienen de los trabajadores, aunado a la impresión de que solo es necesario cumplir con lo especificado.

Ante esto, sugirió hacer uso de las siete herramientas básicas de la calidad como histograma, diagrama de causa-efecto, hojas de verificación, diagrama de Pareto, diagrama de flujo, diagrama de dispersión y gráficos de control.

Refirió que son técnicas gráficas que ayudan a comprender los procesos de trabajo de las organizaciones para promover su mejoramiento.

“Son adecuadas para personas con poca formación en materia de estadística, también pueden ser utilizadas para resolver la gran mayoría de las cuestiones relacionadas con la calidad”, finalizó.


Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas