Advertising

Querétaro

Financiero 

Anticipan un boom de plataformas crowdfunding en México

Por Víctor Vázquez. Marzo 2021

Fernando Padilla Ezeta, cofundador y director de Lendera, anticipa que el número de plataformas crowdfunding (empresas de fondeo colectivo) crecerá de manera importante este año en México, impulsadas por las autorizaciones que se otorguen a estas entidades para que operen bajo la Ley para Regular a las Instituciones de Tecnología Financiera, la denominada “Ley Fintech”.

“Esto va a detonar una explosión de nuevas plataformas que van a ir surgiendo durante el año, como alternativa. Hoy estoy hablando de 25, pero les aseguro que a finales de año va a haber mucho más, porque hay muchos capitales, sobre todo extranjeros, que están interesados en desarrollar este sector, de invertir en este tipo de plataformas, porque hay una necesidad muy grande en México, tanto del lado de los inversionistas como del lado de las empresas”, sostuvo el expresidente de la Asociación de Sociedades Financieras de Objeto Múltiple en México, en un webinar organizado por Caravana FinTech.

Padilla Ezeta refirió que este tipo de plataformas, como su nombre lo indica, permiten conectar a personas o empresas con sus pares, con el fin de lograr préstamos o financiamientos colectivos, por lo que se convierten en modelos atractivos ante la baja bancarización que persiste en el país.  

“En México, que tenemos un país donde la inclusión financiera es muy baja, donde la penetración de crédito de las instituciones financieras tradicionales es muy baja, conseguir un crédito, un financiamiento, es dificilísimo y ya ni se diga invertir dinero, es complicado”, consideró.

 

CULTURA FINANCIERA

Para capitalizar los beneficios que estas empresas ofrecen, el cofundador de Lendera, plataforma que se ostenta como la primera crowdleasing en el mundo, dijo que en México se debe impulsar una mayor educación financiera. Citó, a manera de ejemplo, algunas estadísticas que dan muestran de la poca cultura que persiste en el tema. 

Mediciones hechas por la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros sostienen que la probabilidad de supervivencia de una empresa sube, de 20 a 80%, cuando el tomador de decisiones tiene cultura financiera

Mientras que una encuesta citada por Fernando Padilla, realizada entre el Instituto Nacional de Estadística y Geografía y la Comisión Bancaria y de Valores, refiere que solo el 22% de los empresarios en México (con más de cinco empleados) conocen o saben de la existencia de los crowdfundings.

Fue entonces que el experto en FintTechs habló de los modelos en que se clasifican estas plataformas y de las existentes en México, las cuales surgieron en el país a partir de 2012.  

Crowdfunding inmobiliario: Gente o empresas que están buscando inversionistas para proyectos inmobiliarios (oficinas, residencias, centros comerciales, etcétera). Algunas de las plataformas que operan en México son, Briq.mx, Expansive, y 100ladrillos. 

Crowdfunding de recompensas: Son plataformas en las que el empresario o emprendedor solicita dinero a diversas personas para echar andar un proyecto, pero no les ofrece un rendimiento a quienes le apoyan. Les ofrece en cambio un producto, una preventa, un intercambio o un beneficio.     

Crowdfunding de equity: Empresas o emprendedores buscan capital, pero no adquieren deuda. Ofrecen una participación o acciones en la compañía. Plataformas como Snowball, Arkangeles o Propeler, ofrecen este servicio en México. 

Crowdfunding de donaciones: No ofrecen rendimientos. Buscan financiar acciones de interés o impacto social. Ofrecen el deducible fiscal de la donación y la oportunidad de ayudar a una buena causa. En el país operan tres plataformas de este segmento, Fondify, Hipgive y Donadora

Crowdfunding de deuda: Se trata del modelo más popular. A través de estas plataformas, personas o empresas buscan dinero y la gente invierte a cambio del retorno de una tasa de interés. “Hoy, una empresa o una persona le pide un crédito al banco y le paga los intereses a ese banco. Aquí esos intereses se los paga a quienes invirtieron en su proyecto”, explicó el ponente.

Plataformas como Prestadero, Fundary, Yotepresto.com o la propia Lendera, en la que los fondeadores compran un bien y se lo rentan a una Pyme, se ubican en esta categoría. 


Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas