Advertising

Querétaro

Aeroespacial  Aeronáutica 

Airbus ve competitividad en México para enfrentar los cambios en la aviación

Por Víctor Vázquez. Abril 2021

Ricardo Capilla, head of country de Airbus en México, compartió algunas de las acciones que esta OEM realiza, a nivel global y en el país, para enfrentar la crisis económica que originó la pandemia en el sector aeronáutico. Además, habló del futuro que advierten para México en el desarrollo de esta industria en el corto y largo plazo. 

Ante miembros de la Cámara Franco Mexicana de Comercio e Industria y del Monterrey Aeroclúster, el directivo dijo que esta empresa ha tenido que poner a prueba su flexibilidad y resiliencia para adaptarse a los drásticos cambios que ha sufrido la industria en el último año, así como para sobreponerse a los retos que venían amenazándolos desde antes y que se agudizaron a causa del confinamiento y el eventual cierre de aeropuertos. 

Los negocios de Airbus abarcan tres divisiones: Aviones comerciales, Defensa y espacio, y Helicópteros, que representaron una oportunidad para afianzar su diversificación y explorar nuevas vertientes de desarrollo. 

“Cada nivel de negocio era muy diferente y toda la negociación que tuvimos que hacer con todos, desde los clientes, proveedores y mucho tuvo ver con los gobiernos […] sobre todo los gobiernos sede, que en nuestro caso son: Francia, Alemania, España, Reino Unido. […] Ver cómo podíamos compensar ese declive con la parte militar, que tiene que ver con helicópteros, defensa y espacio, aviones y también ver cómo financiar ciertos proyectos a largo plazo para preservar empleos”, refirió Capilla.

 

MÉXICO

En el país, por ejemplo, encontraron áreas de oportunidad con las aerolíneas domésticas de bajo costo. 

Durante la charla virtual, el directivo compartió que hubo ajustes en el número de aviones que operaron en México durante 2020, en línea con un plan de modernización de la flota. La mayoría de estas aeronaves vuela a través de empresas comerciales como Viva Aerobus y Volaris, quienes han reportado recuperaciones más rápidas sobre las aerolíneas internacionales. 

“Era muy importante estar cerca del cliente para entender la situación y cada cliente es muy importante. Tenemos modelos de negocio de ultra low cost, o low cost carrier, donde la mayoría de los vuelos se ha concentrado en los vuelos domésticos. Son empresas que estaban muy bien financieramente; con su modelo de negocio muy estricto, muy estructurado, han ganado participación de mercado, aunque en valor absoluto no ha subido tanto, pero sí en participación”, subrayó el CEO.

Capilla sostuvo además que Airbus mantuvo el 62% de la participación del mercado de la aviación comercial en México, con cerca de 200 aviones en la cartera de pedidos.      

Asimismo, destacó que cuentan con la flota más grande de aviones militares de transporte en América Latina. Parte de ella la operan para la Fuerza Aérea Mexicana, la Marina de México y la Guardia Nacional, a través de su división de Defensa y espacio.

“También tenemos un centro de formación de pilotos A320, donde hemos formado alrededor de 4,000 pilotos y cadetes. También, en la misma división de aviación comercial, contamos con una empresa que se llama NavBlue, que es la que le está proveyendo servicios de espacio aéreo al Valle de México”, añadió el ponente.

En México tienen 140 helicópteros y dan servicio a 400 más de la región, agregó Ricardo Capilla, quien reveló que cuentan con el 50% del mercado civil y parapúblico de este sector.   

Esta diversidad de servicios les permitió mantener su presencia en el país, a pesar del impacto sufrido en la aviación comercial. 

 

MANUFACTURA

La OEM cuenta además con una planta de manufactura ubicada en Querétaro, donde fabrican estructuras de puertas de aviones y botalones de cola de helicóptero, la cual no escapó a la crisis global antes mencionada. 

“Tenemos un centro de producción, hacemos puertas de aviones y también algunas partes de helicópteros. Antes hacíamos 4,000 puertas, este año pasado hicimos 2,800. […] Tuvimos que separarnos de algunas personas, estamos hablando del 15% o 20% de baja de estructura [de empleados] que tuvimos que hacer”, informó Capilla. 

Sin embargo, Airbus contribuye con alrededor de 420 millones de dólares, entre lo que compra y vende en México, para su global supply chain, por lo que el país “sigue siendo atractivo para nosotros, por la alta competitividad que tiene. Creo que los ingredientes no cambian, siguen ahí, somos un país que tiene alta calidad, gente muy comprometida, gente excelente y con competitividad en términos de costos. Evidentemente, también es muy cercano a uno de los mercados, o al mercado más grande del mundo en aeronáutica, con tratados de libre comercio por todos lados, incluido Europa. Creo que México puede obtener ventaja de lo que pasa a nivel geopolítico”, expuso el líder de Airbus.

Al respecto, dijo que aún es temprano para saber cuáles de los cambios que la pandemia originó en la industria se quedarán en el largo plazo y vaticinó que será hasta 2023 o 2025, cuando la aviación comercial, y la producción ligada a la misma, vuelvan a los números prepandemia.

Sin embargo, anticipó que las tendencias que buscan impactos menores para el medioambiente a causa de la movilidad, seguirán con mayor fuerza, por lo que instó a la industria mexicana a entrar de lleno en el tema.

“En Airbus, por ejemplo, estamos hablando de descarbonizar a los aviones, de cambiar completamente el footprint para 2035, llegar a aviones impulsados con hidrógeno. También estamos hablando de Digital Design, Manufacturing & Services, quiere decir, una forma diferente de cómo hacer todo el ciclo de vida de los aviones y esto depende mucho de la alta tecnología, de los puestos calificados, de tener los medios de producción, de los centros de investigación y desarrollo. México tiene que ir hacia allá, ver hacia dónde va la industria para que no se quede como una fábrica que pueda ser desplazada por otro país que sea menos costoso”, advirtió. 


Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas