• Ediciones Impresas
  • Expos
  • Suscríbete

Su deseo de superación lo llevó a fundar una compañía de éxito

Querétaro
Víctor Vázquez.
Marzo 2022
Font size:
Imprimir

Luis Luna Villarreal dejó su pueblo natal, Acambay, Estado de México, a los 13 años. Un fuerte deseo de superación lo llevó a buscar oportunidades en Monterrey, la capital neoleonesa en la que continuó su preparación académica hasta el nivel superior.

Su tenacidad le permitió graduarse como ingeniero en Electrónica en la Universidad Autónoma de Nuevo León. Más tarde, ese mismo impulso lo llevó a emprender el que entonces era un pequeño negocio de reparación de electrodomésticos.

Esa experiencia y la necesidad que advirtió en la pujante industria norteña, le dieron a Luna Villarreal la idea para crear, en 1995, lo que hoy es Servomotion, la empresa especialista en reparación, venta, ajuste de servomotores y motores especiales de altas revoluciones.

“Desarrollamos el negocio con muy pocos fondos, iniciamos con dos personas más. Vi que era una necesidad de la industria el alargar la vida de los equipos electrónicos que estaban en sus plantas y fui especializándome en ese nicho de mercado. Empecé con pocos clientes y fuimos creciendo hasta llegar a dos unidades de negocio, una en Monterrey y otra en Querétaro [que opera desde 2013]”.

A la fecha, además de las sucursales ubicadas en las mencionadas ciudades, Servomotion cuenta con representación de ventas en Ciudad Juárez, Saltillo, San Luis Potosí, León, Ciudad de México, Guadalajara, Toluca y Mérida. Asimismo, emplea a más de 85 personas en todo el país. 

 

LAS CLAVES DEL ÉXITO

Lograr consolidar esta empresa no fue tarea fácil, compartió el director y fundador de Servomotion, pues requirió de mucha preparación, tenacidad y generar lazos de confianza para que los clientes apostaran por estos servicios.

“A través del tiempo vimos la necesidad y fuimos capacitándonos, muchas veces en el extranjero para poder dar ese soporte técnico. Al principio era alargar el tiempo de vida de equipos electrónicos, desde drive, servodrive, drive de corriente directa, computadoras industriales, pantallas, y todo tipo de tarjetas electrónicas, pero a partir de 2003 también vimos la necesidad de la industria por soporte técnico en servomotores […]. Había una compañía extranjera en Monterrey que lo hacía, pero investigué cómo le hacían y desarrollé el servicio”, recordó el ingeniero.

En el corto y mediano plazo buscan ampliar la oferta de servicios en la compañía, la meta es incluir la venta y servicio de reparación de husillos para máquinas CNC, así como integrar estos servicios para robots industriales.

Estas integraciones deben cumplir con los estándares de calidad y tiempo de entrega que distinguen a la empresa; por ello, Luis Luna enfoca esfuerzos y recursos en la capacitación constante de sus asociados.  

“Buscamos un perfil de personas a las que les apasione y le guste la electrónica, ese es el perfil que buscamos y están adecuadamente remunerados para que se desarrollen personalmente. Lo que trato de inculcar a los colaboradores es que den más de lo que esperan nuestros clientes, siempre dar un extra”.

Este trato de excelencia es uno de los atributos que el propio fundador considera tener, y es, en gran medida, uno de los pilares de su éxito.

Estas y otras cualidades permitirán a Luna Villarreal llevar a su compañía hacia el crecimiento. Este año, por ejemplo, prevén un alza en sus ventas del 15 por ciento. 

“Una de nuestras ventajas es dar soporte técnico en sitio, dar una amplia garantía de nuestros servicios, tener bancos de pruebas y suficiente instrumentación. Siempre estamos invirtiendo en nuevas tecnologías, capacitación a nuestros ingenieros y técnicos”, concluyó el entrevistado.

 

+INFO 

Edad: 58 años 

Origen: Acambay, Estado de México

Escolaridad: Ingeniería en Electrónica

Puesto: Director general y fundador de Servomotion