Advertising

Guanajuato

Yachiyo México Manufacturing destaca como proveedor automotriz de calidad

Por Lizete Hernández. Septiembre 2021

A raíz de la llegada de empresas armadoras, Guanajuato ha sido centro atractivo para la proveeduría automotriz y diversas compañías han decidido trasladar sus productos y servicios a la entidad. Tal fue el caso de Yachiyo México, empresa de capital japonés que, desde febrero de 2012, funge como proveedor principal de Honda México, instalada en Celaya.

Al respecto, Shingo Nakayama, presidente de Yachiyo Mexico Manufacturing, S.A. de C.V., informó que esta empresa es subsidiaria de Yachiyo Industry Co. Ltd., la cual tiene su sede en Japón. La operación masiva inició en noviembre de 2013, por lo que se consideran una empresa joven que inició hace apenas siete años y medio su producción y colaboración con la industria en Guanajuato, específicamente con Honda de México.

“Yachiyo Industry en Japón es una empresa que ha estado trabajando con Honda desde su fundación en 1953, y cuando en 2011 la armadora decide establecer una planta en México, nos integramos como su base de proveeduría principal, poniendo a su servicio las capacidades tecnológicas de Yachiyo”, comentó.

Entre las ventajas competitivas que han encontrado en México y en la región, destacó que está la abundante fuerza laboral, la trazabilidad logística y de transporte que conecta con los Estados Unidos, así como las facilidades comerciales gracias al Tratado entre Estados Unidos, México y Canadá.

 

PRODUCCIÓN PARA HONDA CELAYA

Shingo Nakayama dio a conocer que los productos fabricados en Yachiyo México son tanques de combustible de resina y quemacocos (sunroof, por su denominación en inglés). 

El tanque de combustible está adecuado tanto para gasolina como aceite ligero; para este producto se requiere de una calidad estricta, ya que almacena una sustancia peligrosa y de alta inflamabilidad; por ello, se considera una parte importante del automóvil directamente relacionado con la seguridad.

Yachiyo México desarrolla tanques de combustible dando la máxima prioridad a la seguridad del cliente en lo relacionado a la contención de combustible, no solo durante el uso normal, sino también en caso de colisiones.

El directivo refirió que, con el fin de contribuir a la optimización del espacio al interior del automóvil y la reducción de peso, en los últimos años los tanques de gasolina están siendo reemplazados por  tanques de resina; por lo que, Yachiyo fue la primera empresa que contó con la tecnología para introducir los tanques de combustible de cuatro resinas y seis capas en Japón en 1999.

“Convencionalmente, los tanques de combustible consisten principalmente en una placa de acero. Pero en los últimos años se promueve un rediseño de los tanques de combustible, con el fin de mejorar la adaptabilidad a los nuevos modelos de autos y respondan a la reducción de peso”, comentó.

Respecto a los quemacocos, el directivo refirió que se trata de productos de valor agregado que conducen la luz natural y el aire fresco al interior del automóvil, proporciona al conductor una sensación de apertura y lujo en el diseño para realzar el valor del vehículo.

Yachiyo México cuenta con dos líneas de quemacocos, el estándar y el panorámico, los cuales están fabricados con materiales ligeros y delgados para aminorar el peso del vehículo y proporcionar mayor estética del producto.

El cliente principal de Yachiyo México es Honda Celaya, y realiza el 80% de sus exportaciones hacia Estados Unidos y un 20% se queda en México.

 

FABRICACIÓN DE ALTA TECNOLOGÍA

Debido a que la mano de obra en México es competitiva y el volumen de producción es bajo, en comparación a otras plantas de Yachiyo en el mundo, la mayoría de las líneas de producción de esta planta en Guanajuato son semiautomatizadas.

Shingo Nakayama explicó que, dentro del proceso del tanque de resina, utilizan cuatro materiales diferentes y consta de seis capas. Se fabrican mediante un proceso de soplado, el material principal es polietileno de alta densidad, también se complementa con material de barrera y adhesivo que evita la permeación de la gasolina.

Detalló que los materiales sobrantes, ya sea durante la fabricación o las rebabas que se generan, son reciclados y reutilizados para otros procesos.

Después de obtener la forma del tanque, se realiza el corte por medio de un robot, posteriormente se pasa al proceso de soldadura de las piezas y finalmente al ensamble de las bombas y los tubos para pasar al área de prueba de fugas e inspección final. 

Para la fabricación de los quemacocos, dentro de la planta se tiene un transportador lineal sobre el cual se van ensamblando manualmente los componentes del quemacocos, los cuales vienen de proveedores externos, ya sea de Estados Unidos o de Japón. 

 

ENFOQUE EN EL CAPITAL HUMANO

En Yachiyo México existe un programa de promoción y desarrollo dentro de la compañía y está definido por diversos criterios de evaluación y certificación, lo cual va de la mano con los incrementos salariales.

“Es importante para nosotros conocer en qué nivel están cada uno de nuestros asociados y qué nivel requiere la industria, una vez que está bien definido esto podemos darles una mayor motivación”, comentó Shingo Nakayama.

Dijo que dentro de la filosofía de Yachiyo México se habla de equidad, brindando a las personas motivación y oportunidades por igual, independientemente de sus características físicas o personales, así como antecedentes educativos o de género.

También, proporcionan un sistema de formación para el desarrollo de habilidades específicas, en donde brindan el entrenamiento necesario a cada uno de los asociados. Con la finalidad de promover el autodesarrollo y que el capital humano sea capaz de realizar cualquier tarea, se promueve el aprendizaje autónomo para que posteriormente se vuelva un hábito, sin importar el tiempo y la ubicación en donde se encuentren los asociados.

 

MÁS INFO

Año: 2012

Colaboradores: 134

Capital: Japonés

Producto: tanques para gasolina y quemacocos

Capacidad de producción: 240,000 unidades anuales para tanques de gasolina y 100,000 unidades para los quemacocos

Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas