Advertising

Querétaro

Cuenta con el Centro de Manufactura Aditiva más avanzado en México

Por Víctor Vázquez. Julio 2020
El Centro de Manufactura de Plásticos de la compañía Tridi, que se ubica en Querétaro, es el único complejo de manufactura aditiva de este grupo en México.

La empresa queretana, dedicada a la impresión 3D, opera además 40 equipos en EE.UU. y cuenta con acceso a otros 300 en aquel país, a través de la alianza que tiene con Stratasys, una de las compañías más grandes de impresión 3D en el mundo.

“Te damos acceso a máquinas de metal, máquinas de plástico y máquinas de resinas, que no están disponibles en México por temas de volumen y consumo, y que al operarlas en EE.UU., pues los precios son mucho más competitivos por el tamaño del mercado allá. Si no tenemos la tecnología en México, podemos hacer tus piezas en Estados Unidos y traerlas de inmediato al país”, expresó Sebastián Romo, director general de Tridi Manufactura Aditiva.

SOLUCIONES
El principal sector que demanda y explora este tipo de tecnologías es la industria aeroespacial y de defensa. Números proporcionados por Romo indican que 78% de las compañías aeronáuticas en el mundo ya utilizan, en algún momento de su proceso, alguna solución de manufactura aditiva, mientras que el 22% restante ha considerado adoptar estas tecnologías a su cadena productiva.

“Lo primero que hay que entender es que la impresión 3D es un conjunto de técnicas, de equipamiento y de tecnologías, que fabrican objetos de diferentes maneras, pero siempre bajo el principio de ir creando capas de material. Al entender que es un conjunto de herramientas y un conjunto de elementos, empiezas a entender la toma de decisiones que hay detrás de la fabricación de una pieza y la primera decisión, o la primera posibilidad de manufactura, antes de meternos a las tecnologías, es decidir y entender cuáles son los materiales de impresión 3D”.

Estos materiales son termoplásticos, metales, y resinas, que conjuntan a su vez diversas posibilidades para producir piezas y productos. Son más de 45 materiales los que Tridi ofrece a sus clientes.

“Pero en aplicaciones aeroespaciales, los principales, los termoplásticos, son piezas altamente resistentes, nos dan buen detalle, alta precisión, alta resistencia, muy buena repetibilidad; hay materiales que soportan temperaturas por arriba de los 230 grados que los hacen ideales para aplicaciones de este sector. En temas de metales, pues son como los que usamos en cualquier proceso, nada más que fabricados de una manera diferente, y las resinas son materiales que nos permiten fabricar piezas de muy alta calidad visual, muy alta repetibilidad, pero su funcionamiento no es como para piezas de uso final, sino a nivel prototipo o validaciones”, explicó el experto.
La compañía queretana, además del servicio de impresión y manufactura aditiva, ofrece asesorías para la fabricación de diversos proyectos.

Como resultado de esta flexibilidad, empresas globales como Valeo, Safran, Brose, KI Industries, Hutchinson, ITP Aero, Corona y Nestlé, se cuentan entre los clientes de Tridi, por lo que las piezas y soluciones de esta compañía, con sede en Querétaro, se exportan de manera directa e indirecta a todo el mundo.

Sebastián Romo explicó que su empresa ofrece corridas cortas de manufactura, que pueden ser de solo una pieza o de hasta miles de ellas.

Además, el servicio de consultoría tiene el objetivo de acompañar a sus clientes a través de cinco etapas: Descubrimiento (de las posibilidades de la impresión 3D), Entendimiento (de sus alcances, beneficios y limitaciones), Identificación (de áreas de oportunidad), Estrategia (crear un modelo de negocios o aplicación de este tipo de manufacturas) e Implementación (control y medición del éxito de su aplicación).

“Te acompañamos además en la compra de equipos. Muchas veces lo que vemos es que se compran equipos que no eran lo que la compañía necesitaba. Te ayudamos a entender qué oportunidades hay dentro de tu compañía, en la industria, tenemos ejercicios que los llamamos de descarte de piezas, es voltear a ver la lista de materiales y ver cuáles pueden ser pensadas a futuro. Por consecuencia desarrollamos modelos de negocio que se basen en tecnologías de manufactura aditiva”, apuntó el especialista.

TENDENCIA
Desde sus inicios en 1982, cuando se inventó la primera impresora 3D, esta tecnología ha ido evolucionando y creciendo en el mercado.

En 2013 se originó un boom de esta tecnología, como consideró Romo, a partir de un estudio que publicó la consultora Deloitte sobre los beneficios de la manufactura aditiva. Además, la tecnología se abarató, se vencieron algunas patentes y Netflix sacó un documental acerca de las capacidades de la impresión 3D.

“En 2016, la consultora EY hizo un estudio que encuestó a 900 empresas de diferentes industrias alrededor del mundo. El 24% de esas empresas utilizaban tecnologías de manufactura en algún punto del proceso, desde la conceptualización de un producto hasta la fabricación final del mismo”.

Para 2019, la adopción llegó al 65% de las compañías. “Estamos viendo un ritmo de crecimiento muy acelerado, muy rápido, que está permitiendo que cada vez más industrias empiecen a usar la tecnología”, añadió el director general.

Tridi estima un crecimiento sostenido promedio de 25% anual. Alrededor del mundo, países como EE.UU., Canadá, Brasil, Francia, China e India, se perfilan como las principales regiones que utilizan la impresión 3D para fines industriales.

+ INFO
TRIDI
Ubicación: Querétaro, Querétaro
Origen: Mexicano
Producto: Fabrica productos y piezas en impresión 3D. Ofrece además asesorías en esta materia
Teléfono: 442 402 1958
Correo electrónico: info@tridimx.com
Web: https://www.tridimx.com/

Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas