Nuevo León

Muebles y Electrodomésticos  Manufactura 

Whirlpool Supsa: centro manufacturero de alta tecnología

Por Perla Eunice. Octubre 2021

Para Whirlpool, la innovación es un factor clave que ha favorecido su crecimiento, operaciones y su lugar en la vanguardia en el mercado. En Nuevo León, sus tres plantas (Supsa, Horizon y Plastics) están posicionadas como unos de los centros manufactureros más importantes de México. 

Desde 1985, la planta Supsa (primera en la entidad) se ha caracterizado por su desarrollo. Enrique Sánchez, director de la planta, compartió que, en sus inicios, producían refrigeradores de bajas capacidades manuales de una puerta. Hoy en día, han integrado líneas de producción capaces de producir cinco plataformas automáticas con diferentes capacidades, que van desde 10 hasta 21 pies cúbicos.

En una superficie de 600,000 pies cuadrados elaboran la línea de refrigeradores Top Mount, y pueden fabricar más de dos millones de unidades anuales. “Actualmente, con la demanda del consumidor, trabajamos prácticamente a la máxima utilización y exportamos más del 83% de nuestra producción a Estados Unidos”, compartió el director.

En la planta se fabrican partes metálicas y se realiza inyección de poliuretano; luego, en las líneas de ensamble, “colocamos un sinnúmero de piezas que hacen la distinción de todos los modelos que fabricamos, que ascienden a más de 200 diferentes SKU, para satisfacer diferentes gustos y necesidades”.

En este sentido, destacó la importancia de su centro de distribución, de casi 55,000 metros cuadrados, localizado en Prologis Park. En él, se emplea Warehouse Management System, lo que se refleja en la anulación de registros en papel y un alto grado de automatización de las operaciones como recepción de mercancía, almacenamiento y embarque. 

Este centro desempeña un papel importante dentro de la logística de la compañía en el país, ya que atiende al 17% de la producción destinada al mercado local; además, exportan a otros países de Centroamérica, el Caribe y la región Andina (Perú, Colombia y Ecuador), donde la compañía tiene una participación de mercado de entre 15 a 20 por ciento.

 

METODOLOGÍA WORLD CLASS MANUFACTURING

En Supsa, al igual que en las otras cinco plantas de la compañía en México, trabajan bajo la metodología World Class Manufacturing (WCM), con los objetivos de cero accidentes, cero defectos, cero desperdicios, cero paros de máquina, cero inventarios, y cero rotación y ausentismos.

“World Class Manufacturing representa el camino que nos permitirá obtener la calidad y excelencia que requiere nuestra cadena de suministro; buscamos lograr las eficiencias a través de la eliminación de pérdidas y desperdicios que, al final, nos permita producir los productos de más alta calidad al menor costo en un ambiente de manufactura en el que la gente se sienta cómoda. Queremos la eficiencia que nos lleve a ser una de las mejores empresas a nivel mundial”, dijo Enrique Sánchez.

En ese sentido, destaca su centro de entrenamiento WCM Academy, ubicado en la planta Horizon. En él, se realizan simulaciones de procesos, entrenamientos en línea, y prácticas con maquinaria y equipo real. Además, cuenta con módulos de entrenamiento en el que se capacita al personal sobre la metodología de los pilares que componen la filosofía WCM. 

Asimismo, cuentan con áreas de diseño dentro de la academia que se encargan de desarrollar dispositivos Low Cost Automation; con ellos, buscan que el trabajo de su personal se facilite con el uso de la gravedad. 

“Aunado a lo anterior, en la sala contamos con la más alta tecnología en cuanto a cámaras de microdisparos, las cuales nos permiten detectar oportunidades de mejora a nuestros procesos de manufactura”.

Por otro lado, destaca uno de sus lanzamientos más recientes: el sistema Lodestar MES (Manufacturing Execution System). 

“Se trata de un sistema industrial inteligente con el que podemos realizar el seguimiento del rendimiento de nuestras líneas de ensamble y sus correspondientes índices de calidad en tiempo real; con lo cual, confirmamos nuestro ingreso en la industria 4.0”, detalló el director de la planta Supsa. 

 

PLAN DE INVERSIÓN Y CRECIMIENTO

Whirlpool México invertirá 148 millones de dólares para el periodo 2021-2024 en sus cinco plantas en el país. El objetivo es incrementar los volúmenes de producción, generar empleos en la región y capitalizar el talento para ofrecer, como lo han hecho desde su inicio, productos que cumplan con los estándares de calidad e innovación más altos.

El plan de crecimiento de la planta Supsa contempla una inversión de casi 30 millones de dólares en ciertas líneas de producción; con esto, Whirlpool se convierte en una solución para el mercado de Estados Unidos, al ser capaces de fabricar más de 800 mil unidades en dichas líneas de producción, lo cual se espera que suceda a partir del 2022.

 

CAPITAL HUMANO Y RESPONSABILIDAD SOCIAL 

En los procesos de la planta, la mano de obra es indispensable. Actualmente, Supsa opera con el apoyo de más de 3,000 colaboradores que trabajan en diferentes áreas en la cadena de suministro, ya sea en manufactura o logística. Enrique Sánchez compartió que su entorno laboral se fundamenta en los valores del respeto, integridad, diversidad con inclusión, trabajo en equipo y espíritu ganador.

Un ejemplo de ello es que, desde el 2013, han recibido el distintivo de Empresa Incluyente, otorgado por la Secretaría del Trabajo, debido a que emplean a personas con capacidades diferentes, entre las que destacan colaboradores con discapacidad auditiva.

Además, cuentan con certificaciones ISO 9000 e Industria Limpia, y están trabajando para conseguir el distintivo de Empresa de Manufactura de Clase Mundial a través de la implementación de la metodología WCM. 

Para finalizar, cabe destacar que, como Whirlpool LAR North, llevan a cabo diversas iniciativas de responsabilidad social; una de ellas fue la donación de 30 túneles de transportación y 20 mamparas a diversos hospitales del estado de Guanajuato. Por otro lado, gracias al soporte del equipo del centro de tecnología Celaya (CETEC), se llevó a cabo la elaboración y entrega de equipos médicos fabricados con materiales utilizados para productos Whirlpool, con lo que se benefició a 19 centros de salud de la región del Bajío. 


Te puede interesar

Ediciones Impresas