Advertising

Internacional

Volvo se une con SSAB para explorar el acero libre de fósiles

Por Elenne Castro. Junio 2021

Volvo Cars se asoció con SSAB con la finalidad de explorar conjuntamente el desarrollo de acero de alta calidad libre de fósiles para su uso en la industria automotriz.

La colaboración convierte a la compañía como el primer fabricante de automóviles en trabajar con el fabricante de acero y su iniciativa HYBRIT, para los proyectos más ambiciosos y avanzados de la industria del acero en el desarrollo de esta proveeduría.

HYBRIT fue fundada por SSAB, el productor de mineral de hierro LKAB y la empresa energética Vattenfall, con el objetivo es reemplazar el carbón coquizable, que necesario para la fabricación de acero a base de mineral de hierro, por electricidad e hidrógeno libres de fósiles. Por ello, se espera que el resultado sea la primera tecnología de fabricación de acero libre de fósiles del mundo sin huella de carbono.

Como parte de esta alianza, Volvo Cars será el primer productor de vehículos en obtener acero fabricado con hierro reducido en hidrógeno de la planta piloto de HYBRIT en Luleå, Suecia. Por lo que este acero se utilizará con fines de prueba y puede utilizarse en un concept car.

En 2026, SSAB tiene como misión suministrar al mercado acero libre de fósiles a escala comercial. Volvo Cars aspira a ser la primer OEM en utilizar este acero para sus propios automóviles de producción.

“A medida que reducimos continuamente nuestra huella de carbono total, sabemos que el acero es un área importante para seguir avanzando”, dijo Håkan Samuelsson, director ejecutivo de Volvo Cars. "La colaboración con SSAB en el desarrollo de acero libre de fósiles podría generar importantes reducciones de emisiones en nuestra cadena de suministro".

La industria mundial del acero representa alrededor del 7% de las emisiones globales directas de carbono, debido al hecho de que actualmente la industria está dominada por una tecnología de fabricación de acero basada en mineral de hierro, que utiliza altos hornos que dependen del carbón coquizable.

Para la compañía automotriz, las emisiones de dióxido de carbono (CO2) relacionadas con la producción de acero y hierro para sus automóviles ascienden a alrededor del 35% en un auto de propulsión tradicional, y al 20% en un modelo completamente eléctrico de las emisiones totales de CO2 del material, y la producción de los componentes que van en el coche.

La colaboración con SSAB es la última iniciativa que respalda el plan de acción climática general de Volvo,uno de los más ambiciosos de la industria del automóvil. La pieza central del plan es ser una marca totalmente eléctrica para 2030, con solo automóviles eléctricos puros en su línea.

Sin embargo, el plan va más allá de abordar las emisiones de los tubos de escape mediante la electrificación total, y también busca abordar las emisiones de carbono en las operaciones más amplias de la compañía, su cadena de suministro y mediante el reciclaje y la reutilización de materiales.

A corto plazo, estos y otros pasos apuntan a reducir la huella de carbono del ciclo de vida por automóvil en un 40% entre 2018 y 2025. Para 2040, la ambición de Volvo Cars es ser una empresa climáticamente neutra.


Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas