Advertising

Soluciones Industriales

Industria Sustentable  Medio Ambiente  Sustentabilidad 

Veolia, aliado clave para lograr la transformación de residuos en combustible

Por Perla Eunice. 8 de septiembre 2022

Advertising


Veolia, compañía líder en el tratamiento de agua, energía y residuos, contribuye a la transformación ecológica en México desde su Centro Ambiental en San Luis Potosí. 

Desde la planta de combustible de formulado sólido transforman los residuos industriales que no pueden ser renovados y les otorgan valor, al convertirlos en energía renovable.

Veolia es una empresa con más de 100 años de experiencia. Nació en Francia como proveedor de servicios de saneamiento de agua. Actualmente, la compañía ofrece servicios ambientales en el sistema de suministro-purga de aguas residuales, tanto municipales como industriales, en todo el mundo. También se encarga del tratamiento de residuos, con un objetivo hacia el cuidado del medio ambiente.

Veolia apoya a las empresas a minimizar su huella de carbono e hídrica como meta en sus proyectos.

David Herranz, director adjunto de la dirección técnica y performance de Veolia México, dijo que diversas empresas trasnacionales cuentan con criterios para reducir su impacto ambiental. 

"A nivel nacional se está empezando a tomar acción en cuanto a la reducción de huella de carbono e hídrica; sin embargo, hemos visto que falta establecer el marco de juego".

Para la reducción de la huella de carbono, explicó, hace falta regular los bonos de carbono para tener clara una posible financiación para las empresas.

Como parte de su compromiso y misión para contribuir con el medio ambiente, instalaron su planta en el Parque Industrial World Trade Center II, San Luis Potosí. "Está situada cerca de excelentes accesos. Tenemos que estar cerca de los que producen el residuo, y qué mejor que en un parque industrial", dijo el directivo.

La planta comenzó a operar a finales de 2021; su capacidad de diseño ronda las 40,000 toneladas al año y tiene una extensión de una hectárea. "Ahora estamos a un tercio de la capacidad. Nuestro objetivo es llegar a la máxima capacidad en un plazo de tres años”.

David Herranz informó que decidieron instalarse en el estado debido a la alta producción de residuo industrial. "Es un residuo que tiene un poder calorífico elevado; por ejemplo, las industrias automotrices que tienen restos de plástico, de los asientos y de textiles contaminados con aceites en labores de mantenimiento, entre muchos otros". 

Actualmente, cuentan con 14 empleados y están en proceso de ampliar su plantilla. La mitad de los colaboradores trabajan en sitio y algunos para las áreas de recolección de los residuos y el transporte de combustible.

 

ALTO VALOR ENERGÉTICO

En la planta de San Luis Potosí, Veolia trata residuos industriales, residuos peligrosos (combustibles y no combustibles). 

David Herranz explicó que los que no son combustibles se trasladan a un depósito de seguridad en Mina, Nuevo León. 

Atienden a la industria automotriz, de pintura, fabricación de rodamientos, de envase de plástico, embalaje de cartón y, en general, cualquiera que genere residuos de alto valor calorífico.

Brindan un servicio integral a las empresas mediante la recepción de todos sus residuos y la separación previa de estos. 

“Si miramos el coste de nuestro combustible por unidad energética, es decir, cuánta energía tiene un kilo de combustible, el nuestro es muy barato; el único con menor costo es el gas natural”. 

Una de sus principales ventajas es que, al tratar los residuos en la planta de Veolia, además de disminuir el impacto ambiental, puede sustituir el combustible habitual por el generado por estos; también, se reduce la huella ambiental generada por la producción de combustibles no renovables.

"Estamos brindando un combustible que viene de residuos industriales y residuos peligrosos; por tanto, su poder calorífico supera las 5,500 kilocalorías por kilo. El combustible similar, pero proveniente de residuos urbanos, tiene un poder calorífico de 2,500. Nosotros producimos un combustible fantástico, con el doble de poder que el que proviene de residuos urbanos, que es el tipo que produce la mayoría de plantas de este giro en el país”, explicó. 

Agregó que la homogeneidad y composición de sus combustibles son de la más alta calidad. “Nuestros clientes nos lo dicen. Además, para transportar la misma cantidad de energía, empleamos menos camiones, por lo que tenemos menos huella de carbono”.

Veolia se distingue por intervenir en el proceso desde la captación del residuo hasta la entrega del material final: cuentan con una trazabilidad total del residuo. Asimismo, proporciona certificados que indican que los residuos de los clientes no han ido a relleno sanitario.

"Nos aseguramos de que el cliente tenga el combustible en las condiciones solicitadas siempre, con una logística determinada. Garantizamos el proceso: nos quedamos con el cliente, hacemos la operación y mantenimiento de las instalaciones". 

En cuanto a la generación de combustible, uno de sus principales clientes es Cemento Moctezuma. "El contrato y la planta no hubiera sido posible sin que ellos apostaran por nosotros. Desde el punto de vista financiero, es muy importante la garantía del producto que generamos”.

 

TOTAL WASTE MANAGEMENT 

A través del servicio Total Waste Management, Veolia gestiona todos los residuos generados dentro de la compañía. "Cuando las empresas buscan un tratamiento de residuos que no sea relleno sanitario, nosotros los recibimos en un centro de acopio dentro de nuestras instalaciones". 

El directivo explicó que realizan una clasificación previa en función del origen: disolventes, combustibles, etcétera. "A partir de ahí lo mezclamos y lo trasladamos a una cinta que pasa por un separador magnético para extraer los metales que puedan estar presentes". 

Luego, dijo, el material pasa al molino primario, donde se realiza un primer ajuste de trituración y homogeneización del residuo. Después, en el triturador secundario, se ajusta el tamaño del material de acuerdo con los requerimientos del cliente. Posteriormente, pasa a un sistema de bandas transportadoras que carga automáticamente los camiones que irán a la planta del cliente.

Para el tratamiento de agua cuentan con desarrollo tecnológico propio; en el caso de residuos y energía, aplican la tecnología más adecuada en función de las características del residuo y de lo que se busca obtener. 

"Hemos trabajado como integrador en la mecánica con una empresa alemana que suministró el equipamiento para la primera planta de clasificación de residuos urbanos en Ciudad de México". 

Además de certificaciones internas que avalan su calidad y la seguridad de las instalaciones, cuentan con requerimientos de calidad como potencias de motores, espesores de chapa mínima, entre otros, lo que les otorga seguridad y confiabilidad a sus operaciones.

 

AUMENTA INTERÉS POR SUSTITUCIÓN DE COMBUSTIBLES FÓSILES

David Herranz señaló que, a nivel nacional, observan un interés muy alto del sector cementero por sustituir sus combustibles fósiles por otro tipo de combustibles. "En el tema del combustible formulado sólido, este país tiene un boom ahora mismo, existe una demanda muy fuerte".

Adelantó que están contemplando una ampliación en su planta de Ecatepec, Estado de México, debido a la alta demanda del mercado.

Para finalizar, el directivo mencionó que la industria está avanzando en el proceso de convertirse en una economía circular, reducir su huella de carbono e hídrica.

“Necesitamos referencias más claras a nivel normativo que premien este tipo de actividades y que le faciliten a la empresa tomar estas decisiones y el acceso a este tipo de servicios.

Existe una gran demanda en el mercado que nos permite crecer. Las empresas van a aprovechar sus residuos y nosotros aumentaremos nuestra capacidad de tratamiento. Es un tipo de proyectos con los que todo el mundo gana". 

 

MÁS INFORMACIÓN:

https://www.veolia.com/latamib/es

 


Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas