Advertising

Nuevo León

Automotriz  Manufactura 

Trabajan en la automatización para coches eléctricos

Por Perla Eunice. Noviembre 2020

Enfocada en el ámbito de la automatización, la compañía Siecab Mex participa en proyectos relacionados con automóviles eléctricos que se lanzarán a partir del 2021. Trabajan en la modificación en las líneas de producción para que, posteriormente, las empresas que fabrican autopartes para este tipo de vehículos puedan obtener las aleaciones de diversos componentes. Entre los principales se destacan las baterías, soportes y piezas de ensamble

La empresa nacida en Italia hace más de 40 años inició operaciones en Nuevo León en el 2012. Inicialmente, se enfocaban en la venta de refacciones y, en menor cantidad, en la fabricación. Hoy en día, el principal negocio de la empresa es la elaboración de máquinas industriales.

“Mi socio y yo pensamos que somos un sastre industrial en la línea de la automatización porque nuestros clientes nos piden una máquina a la medida: quitar, cambiar, poner, actualizar o crear desde cero una idea a partir de un diseño”, indicó Héctor Tovar, director de operaciones de Siecab Mex. 

En la planta ubicada en el municipio de Escobedo, con una superficie de más de 1,000 m², se realizan las siguientes fases:

1. Estudio analítico del requerimiento.

2. Diseño y proyección mecánica a través de softwares. 

3. Desarrollo: compra, fabricación y ensamble de las partes. Se incluyen aspectos eléctricos, mecánicos e hidráulicos. 

“La mayor parte de las piezas de la cuestión mecánica las hacemos en casa. De esta forma, podemos tener un control de calidad certero y con un seguimiento más adecuado”, informó.

Por su parte, Diego Zannoni, socio italiano de la empresa, explicó que decidieron mantenerse en México ya que el mercado neoleonés les parecía más interesante en este momento histórico de la economía. Entre sus clientes se destacan Brembo, Denso, Magna, Teksid, Nemak, Enginereed Conveyors Inc., entre otros.

Los compañeros que trabajan con nostros son considerados parte integral de la empresa. No tenemos mucha rotación de personas ya que buscamos que se involucren en la compañía y que sigan trabajando aquí por mucho tiempo”, dijo. 

Otro de los puntos a destacar es el seguimiento de los pedidos. Por medio de ayudas visuales como fotografías o visitas presenciales, se muestran evidencias de los proyectos a los clientes cada 15 días como máximo. Los procesos pueden durar desde dos semanas para productos como placas y fixtures; hasta 16 o 18 para celdas de manufactura con integración de robots y proyectos de ese estilo. 

Una vez que el pedido se entrega, el cliente recibe seguimiento sobre su producto; de esta manera, la empresa obtiene retroalimentación post venta.

Finalmente, Héctor Tovar señaló que ha visto un cambio agresivo en cuanto a la adopción de tecnologías de la industria en México. 

“Anteriormente, era más difícil encontrar proveedores que ayudaran a transformar los materiales; por lo tanto, los pocos suministradores locales que existían manejaban precios muy elevados, o había que importar. En la actualidad, la accesibilidad a la tecnología ha crecido drásticamente; lo cual se ve reflejado en la gran oferta y calidad que hoy ofrecemos las compañías mexicanas”, concluyó.


Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas