• Ediciones Impresas
  • Expos
  • Suscríbete

Advertising

Talento especializado: desde el origen

Viviana Cervantes.
Febrero 09, 2024

Advertising

Font size:
Imprimir

Para detonar la fuerza laboral en el noreste de México y ser más atractivos a inversiones con el nearshoring, las universidades han desarrollado nuevos programas educativos enfocados a las últimas tendencias de manufactura y logística. 

Las Tecnologías de Montaje Superficial (SMT, por sus siglas en inglés), ingeniería industrial y de sistemas, mecatrónica dual y Técnico Superior Universitario (TSU) en logística, son algunos de los programas que demandan los industriales. 

Los rectores Edgar Garza Hernández, de la Universidad Tecnológica de Tamaulipas Norte UTTN y Miguel Tinoco, del Instituto Internacional de Estudios Superiores (IIES) explicaron que al mantenerse competitivos, se fortalece la fuerza laboral del país como una de las principales ventajas competitivas para las inversiones. 

 

Mano de obra

 

“La implementación de estos programas nos permite dar respuesta a las necesidades de las industrias que ya están establecidas aquí, y también ser más atractivas para las compañías que están llegando con el nearshoring, el noreste de México es uno de los puntos más importantes de mano de obra en manufactura y al profesionalizarlo se garantiza un ciclo de oportunidades”, destacó Garza. 

Por su parte, Tinoco explicó que con el nearshoring, la implementación de nuevos conocimientos incluyen a otras áreas como licenciaturas en psicología industrial, comercio exterior, aduanas, y derecho, donde se implementan conocimientos en tendencias, softwares, tecnologías e inteligencia artificial. 

“El ámbito educativo es estratégico para el desarrollo económico, y aunque el nearshoring no es algo nuevo, en los últimos años hemos tenido que adaptarnos a lo que demanda la relocalización de empresas para tener profesionales calificados, la competencia es hacia los procesos de comercio mundial, uno de los aspectos que nos hace diferentes es la innovación y el fomentar la educación continua”. 

 

Especialidades en fuerza laboral

 

La manufactura en aeronáutica es otro de los programas educativos que están impulsando, y que han tenido gran demanda a nivel superior.

El programa TSU en logística recientemente comenzó a aplicarse, con atención a dos áreas; aérea-transporte terrestre y cadena de suministros. 

En la primera categoría, el profesional adquiere capacidades para dirigir los procesos de movilidad, coordinación de las redes de mercancías a través de herramientas administrativas para incrementar la calidad en el servicio, y la rentabilidad en organizaciones.

 

Consumidor final

 

Mientras que, el de suministros, se encarga de gestionar y coordinar operaciones relacionadas al flujo de materias primas e insumos, productos semielaborados o terminados desde el origen hasta el consumidor final.

El noreste de México conformado por los estados de Coahuila, Chihuahua, Durango, Nuevo León y Tamaulipas, han consolidado uno de los puntos más atractivos para inversiones extrajeras, por ello resaltaron la importancia de impartir educación basada en las respuestas industriales. 

“El tener mano de obra calificada es una de las grandes preocupaciones a nivel mundial, porque las tendencias en manufactura y logística van avanzando tan rápido que se debe actuar a la par, los esfuerzos que desde las universidades y centros de formación técnica se realizan marcarán la diferencia en consolidar las inversiones y ser más atractivos como país”, agregó el rector de la UTTN.

 

Antes de graduarse

 

Para garantizar que los próximos profesionales en la industria se graduarán no solo con conocimientos, sino con experiencia y habilidades, cada vez hay más empresas interesadas en participar en modelos educativos duales, donde se permite al alumno ingresar bajo un esquema de contratación para realizar prácticas pagadas que le permitan especializarse, al mismo tiempo en que continúan con sus estudios. “Todo este dinamismo provocó el surgimiento de programas duales, donde los estudiantes toman parte en las empresas mucho antes de graduarse, no solo como prácticas profesionales, sino con estancias dentro del entorno real, e incluso los que ya están trabajando en planta pueden capacitarse y acceder a mejores oportunidades; esta dualidad llegó para quedarse en el desarrollo profesional en México”, concluyó el rector de IIES. 

Ambos líderes educativos coincidieron en que las posibilidades de crecimiento económico de México, dependen de la calidad y eficiencia de los programas educativos, por ello es que mantienen una estrecha colaboración con el sector empresarial y autoridades.

En este contexto, consideran que el 2024 será un año fructífero en el desarrollo de fuerza laboral para el mundo.


Descubre las últimas novedades de la industria en nuestra edición impresa, disponible en formato digital.

Ver todas las ediciones