Advertising

Estado de México/Puebla

Energético 

Rengen, el futuro del sector energético y planes para 2021

Por Israel Molina. Enero 2021

Si bien el 2020 ha sido un año de muchos retos para todos los ámbitos, el sector energético no se puede quedar atrás, y es que entre pandemias o elecciones extranjeras el futuro puede llegar a ser un tanto incierto en cuanto a energías renovables se refiere.

Es por esto que Oscar Scolari Romero, ceo de Rengen y Oscar Scolari Albarrán, director de operaciones, platicaron acerca de los planes que se tienen con Rengen Energy Solutions para lograr un 2021 más exitoso. 

Una de las premisas que aseguran un buen futuro para este sector es seguir trabajando de la mano con aliados gubernamentales, ya que, según datos de propio gobierno federal, en México hay un faltante energético de 27,000 mega watts, esto desde el año 2017, un rezago del 12% de capacidad nueva que se requiere para hacerle frente a la demanda de consumo en este país. 

Además, una gran opción es apostar por las energías renovables, que logran una buena red de distribución y pueden generar una gran inversión en el país, es por esto que Rengen está desarrollando proyectos de ciclo combinado tanto para generadores y participantes en el mercado como suministradores, que quieren dar el paso a convertirse en generador. 

“Actualmente contamos con dos proyectos en desarrollo uno por 450 MW y otro por 750 MW ambos en el centro del país. Y uno más con un fondo internacional, un proyecto de generación distribuida de cinco plantas de 45 MW cada uno. Esto requerirá trabajo en equipo con fabricantes de suministros y entidades financieras, pues requerirán una inversión de entre 350 a 400 millones de dólares”, comentó Oscar Scolari Albarrán.

Asimismo, mencionaron otros factores como las inversiones extranjeras y que se ha visto en la actual administración una apertura mayor para que la iniciativa privada colabore con el gobierno, para poder hacerle frente a estas inversiones que en un momento podrían llegar a ser inciertas para el financiamiento de nuevos proyectos que dependan del mercado eléctrico mexicano entre ocho y 10 años. 


Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas