Advertising

Tamaulipas

Comercio 

¿Qué implicaciones vienen para las IMMEX ante el T-MEC?

Por Anayancy Ulloa Luna. Agosto 2020

La apertura comercial de México coloca al comercio exterior como el principal motor de crecimiento económico.


El Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) entró en vigor, esto conlleva diversas implicaciones, oportunidades y recomendaciones para el sector de la industria manufacturera de exportación en México.

Con la entrada en vigor de este acuerdo comercial, México refrenda su permanencia en América del Norte. La Industria Manufacturera de Exportación (IMMEX) ha identificado que este tratado brinda reglas de juego a largo plazo para toda aquella empresa que invierte en la región, por lo menos, en un periodo de 16 años que es lo que contempla pueda durar este acuerdo comercial.

Las empresas instaladas en México tienen la posibilidad de aprovechar las nuevas oportunidades que ofrece este acuerdo comercial de nueva generación.

México es, sin duda, la mejor opción para Estados Unidos, ya que este país necesita tener aliados cercanos y compañías confiables que se unan a sus cadenas de valor para poder competir ante el mundo. México, E.E.U.U. y Canadá deben verse como una región que compite unida frente a otras regiones, sobre todo con Asia.

Con este acuerdo comercial hay que destacar la importancia de fortalecer la competitividad de América del Norte, pues incorpora disposiciones que fortalecerán la plataforma industrial de este continente y aquellas normas para que el comercio entre los tres países (México, E.E.U.U. y Canadá) sea sencillo y predecible. En estos temas, destacan reglas de origen que se relacionan con las cadenas de valor regionales que aumentan los incentivos para el desarrollo de los proveedores locales y nacionales.

Como ejemplo, los vehículos ligeros y camionetas de carga: 75% de su valor deberá provenir de procesos e insumos realizados en la región (Valor de Contenido Regional) y, además, para vehículos ligeros, el 40% del contenido debe ser proveniente de zonas de alto nivel salarial de América del Norte, mientras que para camionetas de carga, este porcentaje debe ser de 45 por ciento.

En cuanto a los vehículos pesados, es necesario cumplir con un 70% del valor del contenido regional y el 45% del contenido deberá provenir de zonas de alto nivel salarial en América del Norte, y en autopartes, deberán cumplir entre el 65% y el 75% del valor de contenido regional, dependiendo del tipo de parte a utilizar.

Luis Aguirre Lang, presidente del Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (index), mencionó que el T-MEC fortalecerá la economía mexicana y el comercio en la región, así como el comercio en la región de América del Norte.

Además, resaltó que el tratado brinda oportunidades a la economía del siglo XXI incorporando herramientas para incentivar el desarrollo y el uso eficiente de los recursos energéticos, promover el desarrollo del comercio digital, facilitar el comercio de servicios financieros, fomentar la competitividad de las telecomunicaciones y fortalecer la protección de la propiedad intelectual.

Con relación a la modernización de ciertos capítulos, Aguirre lo considero benéfico para México y la región, ya que amplía, moderniza y otorga más beneficios basados en la confianza de más de 25 años que tiene el anteriormente conocido (Tratado de Libre Comercio) entre México, Estados Unidos y Canadá.

“Con la experiencia adquirida en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se están afinando mecanismos que permitan una autoevaluación para poder aprovechar las ventajas competitivas y comparativas que tiene cada país en la región y potencializarlas frente a los demás bloques económicos en el mundo”, destacó Aguirre Lang.

“La entrada en vigor del T-MEC ayudará a recuperarnos de forma rápida en la atracción de inversión extranjera directa, en la generación de empleo y en el crecimiento económico; de esta manera se puede reestablecer y reestructurar bajo esta nueva realidad las cadenas de proveeduría, y por ello los tratados comerciales y el uso de las tecnologías son dos de las herramientas más importantes que se tendrán en el país para salir adelante”, puntualizó el presidente de index nacional.


MÉXICO, PRIMER SOCIO COMERCIAL DE EE. UU.
Por su parte, Israel Morales Pérez, director nacional del Grupo de Trabajo de Acuerdos y Tratados Comerciales de index, agregó algunos aspectos con relación a la era del TLCAN que permitió el acceso al gran mercado norteamericano. México ha crecido en el comercio hasta seis veces con sus socios comerciales (EE. UU y Canadá) desde 1994.

Con la entrada en vigor del T-MEC, México ha venido ganando una posición en esta sociedad comercial con EE.UU y Canadá y hoy se convertido en el primer socio comercial de EE.UU.

Morales explicó que dadas las condiciones que Estados Unidos ha manejado con uno de sus principales socios que es China en esta guerra comercial, México ha logrado aprovechar ese espacio y se ha convertido en el principal socio comercial.

“Las reglas del T-MEC están puestas ahora para poder propiciar que México, EE.UU y Canadá se conviertan en la región más competitiva en el mundo a efectos de poder, no solo para suplir las cadenas de suministro internas de Norteamérica, sino también para ser un tipo de propuestas y voltear hacia otros mercados y diversificar como región Norteamérica hacia otros mercados del mundo”, explicó Israel Morales.

EL IMPACTO EN LO LABORAL DEL T-MEC
Luis Monsalvo Álvarez, subdirector del comité laboral de index nacional, refirió que en el aspecto laboral la atención se realza, ya que existe una diferencia respecto del tratado que se tenía TLCAN, y ahora con el T-MEC se cuenta con un capítulo laboral.

Dentro de este capítulo laboral el tratado obliga a todos los países a cumplir con cinco rubros de cumplimiento laboral que son:

1. Temas colectivos
2. Temas de trabajo forzado
3. Temas de trabajo infantil
4. Temas de discriminación
5. Temas de cumplimientos mínimos (salario mínimo, jornada extraordinaria, pagos de comisiones).
6. “Con la reforma a la Ley Federal de Trabajo; México se está alineando con el cumplimiento de normatividad internacional enfatizado por la Organización Internacional de Trabajo. De tal manera, cuando se observa este tipo de obligaciones, lo que está haciendo México desde el 2017 es adaptar la legislación internacional para estar en estándares mundiales”, resaltó Luis Monsalvo.

¿QUÉ INCLUYE EL T-MEC?
El T-MEC brinda importantes oportunidades, ya que preserva la integración de América del Norte, mantiene el libre comercio, reglas claras y certidumbre en sus 34 capítulos, donde 10 son nuevos y 24 se modernizaron.

La renovación de estos capítulos es favorecedora para México y la región ya que amplía, actualiza y brinda más beneficios basados en la confianza de los más de 25 años del TLCAN entre EE.UU, Canadá y México.

ADMINISTRACIÓN ADUANERA Y FACILITACIÓN DEL COMERCIO EN EL T-MEC
Para Carlos Alfaro Miranda, estratega en planeación de soluciones de comercio exterior y aduanas en Almanza Villarreal Grupo de Logística Internacional, prácticamente el nuevo tratado comercial de nombre T-MEC ha llegado a sustituir el TLCAN, en una evolución del libre comercio que podría tratarse de la versión 2.0 en el comercio internacional entre México, Estados Unidos y Canadá. Sobre el nuevo documento se está ante nuevas formas de facilitar el intercambio comercial, uno de los grandes avances en este tratado es el capítulo 7 que trata el tema de la Administración Aduanera y la Facilitación del Comercio.

De acuerdo con el título de este capítulo se esperan reglas, procedimientos y mecanismos que deben adaptarse en cada una de las aduanas de los tres países con el fin de minimizar los costos en los que incurren los operadores comerciales durante la importación, exportación o tránsito de mercancías, y así, estimular el desarrollo para los mismos países sin descuidar el cumplimiento aduanero, el Capítulo 7 del T-MEC reconoce y reafirma todos los derechos y obligaciones que se alinean con el Acuerdo sobre la Facilitación del Comercio (AFE), establecido en el Anexo 1A del Acuerdo de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

“En Almanza Villarreal Grupo de Logística Internacional, hemos estudiado a detalle las implicaciones operativas y legales en materia aduanera, gracias a ello, ahora nos encontramos preparados con todas nuestras capacidades, para que, junto a nuestros clientes, podamos enfrentar los nuevos retos y aprovechar las oportunidades que trae consigo el T-MEC”, destacó Alfaro Miranda.

Por su parte, Adrián González, presidente de Mid Valley Customs Brokers Associattion (MVCBA), comentó que se da la bienvenida al T-MEC, acuerdo comercial que promete seguir promoviendo la integración entre los países.

“Si bien es difícil argumentar que el T-MEC es más liberal en cuestión a reglas de origen, sí tiene buenas medidas y avances, además que vivimos tiempos interesantes donde China se ve como un contrincante y el ‘near shoring’ como una necesidad. Si a esto integramos eficiencia, calidad y resiliencia, el éxito está asegurado para nuestra región”, mencionó el presidente del MVCBA.

Adrian González tuvo oportunidad de presenciar y participar en el proceso de asociaciones, empresas y grupos de colegas que se unieron para abordar los cambios y temas relevantes de este nuevo tratado.

Destacó que si bien el trabajo apenas inicia, sin duda hay que celebrar lo que se ha logrado.

Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas