Advertising

San Luis Potosí/Aguascalientes

Comercio 

Oportunidades del T-MEC en la industria automotriz

Por Alejandra Méndez. Julio 2020

Su entrada en vigor marca el comienzo de un nuevo capítulo
histórico para el comercio de América del Norte

El Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) apoyará un comercio más equilibrado y recíproco que conducirá a mercados libres, justos y un crecimiento económico robusto en América del Norte, además, se prevé que genererá más empleos, brindará protecciones laborales y ampliarán el acceso al mercado.
Cifras de la Secretaría de Economía indican que, en 2017, los miembros del T-MEC intercambiaron alrededor de 1,486 millones de dólares al día, lo que representa más de 61 millones de dólares cada hora.
En el 2018, Norteamérica significó el 65.3% del valor del comercio total de México con el mundo, y de esos intercambios comerciales con el 96% se generó con Estados Unidos, siendo éste el principal socio comercial del país. El valor de las exportaciones a América del Norte se ha incrementado 536% de 1994 a 2015.
Al respecto, Rina Bluhm, gerente de comercio exterior de Niuko, señaló que la entrada en vigor del tratado traerá oportunidades tanto para México como para el estado, ya que en las nuevas reglas de origen, específicamente en el apartado de valor de contenido regional (VCR) indica en la producción de autos que incrementa el valor de 62.5 a 75%, y por ello habrá empresas extranjeras de países europeos y asiáticos que elijan a la república mexicana como opción para instalarse, gracias a su cercanía con EE.UU y Canadá.
Además, las inversiones que estaban detenidas por la espera de la ratificación del tratado pueden seguir adelante, dando una estabilidad y certeza a toda la inversión extranjera que se está apuntalando a San Luis Potosí.
“Con ello se desarrollarán proveedores nacionales y se tendrá una cadena de suministros que pueda sopesar esta proveeduría, sin duda costará un tiempo porque tiene una curva de aprendizaje como desarrollar al proveedor que tenga la misma calidad de los proveedores extranjeros con los que trabajaban, la competitividad, el precio y la tecnología se verán involucrados y la industria automotriz tendrá el reto de desarrollar la cadena de suministros nacional”, agregó.
Otra oportunidad con respecto en la modificación en la parte de certificación de origen, es la estructura de insumos, la especialista indicó que se recomienda a las compañías realizar una revisión a fondo de todos los documentos de comercio exterior, de su estructura de insumos y reflejar qué ahorro pueden tener con los mismos y las compras.
“Las empresas tendrán mayor comunicación entre los departamentos, en un inicio tomará tiempo, pero el resultado es positivo”, dijo.

RECOMENDACIÓN PARA MIPYMES
La gerente de comercio exterior de Niuko, brindó los siguientes consejos a las Mipymes que desean incursionar en la proveeduría automotriz y sumarse al contenido regional:
• Que revisen bien su estructura de insumos: muchas veces lo que pasa es que cometen el error de que ofrecen la opción de venderles en México la autoparte y cuando van a comenzar con el proceso todo se frena porque los insumos son chinos y no mexicanos.
• Que tengan mapeados todos sus procesos: al momento de que hagan el negocio con una empresa más grande, sabrán cuál es su estructura de insumos, regla de origen y mapeo, teniendo más oportunidad de negociar y los convierte en más competitivos”.

ADQUISICIÓN DE ACERO Y ALUMINIO
Esta regla no afecta las autopartes, pero sí a las ensambladoras, que deberán garantizar que 70% del acero y el aluminio que compren provenga de la región. Así, para que un vehículo completo se considere originario, 70% o más del acero y aluminio comprado el año anterior deberá producirse en la región norteamericana.
Materiales como el acero y el aluminio cobran un peso muy importante en la producción de vehículos. Algunos productos de acero (por ejemplo, el acero laminado en caliente) emplean tecnología de punta, por lo que frecuentemente no se producen en México.
Las empresas autopartistas provenientes de Japón, por ejemplo, dependen de la importación de acero laminado en caliente desde aquel país, lo que califica como no originario de la región bajo el esquema del T-MEC.
Esto podrá provocar un aumento de la tasa de no origen en la producción de las empresas japonesas que se ubican en México. Así, se espera un incremento en la producción de dicho material en México, lo que abre oportunidades para que las empresas locales se incorporen a la red de suministro.

CAMBIOS QUE DEBEN REVISAR A EFECTO DE EMISIÓN EN EL CERTIFICADO DE ORIGEN
Rina Bluhm indicó que la certificación de origen es el documento que permite acreditar el país o región de donde se considera originaria una mercancía y sirve para recibir preferencias arancelarías, por lo cual ha sido una de las dudas que con mayor frecuencia han tenido las empresas, por lo cual recomienda:
• Puede ser emitida por el productor, exportador e importador (para México el importador será a más tardar 3 años y 6 meses posteriores a la entrada en vigor de este tratado).
• Puede ser enviada, llenada y electrónicamente, aceptará firma electrónica o digital.
• Podrá ser llenada en español, inglés o francés.
• No se rechazará debido a errores o discrepancias menores que no generen dudas relativas a la exactitud de la documentación de importación.
• Datos mínimos como se establecen en el Anexo 5-A (9 puntos).
• Se requiere contar con la documentación comprobatoria.
• No necesita realizarse en un formato preestablecido.
• Podrá ser proporcionada en una factura o en cualquier otro documento.
• Puede emitirse por embarque o por múltiples embarques por plazos que no excedan 12 meses.
• Será aceptada hasta por 4 años después de haber sido emitida.

También es importante considerar el capítulo 4 en Reglas de Origen, mismo que está compuesto por 19 artículos (puedes encontrar definiciones, instancias de origen, tránsito y transbordo); tiene 2 anexos (excepciones de los casos en los que no se puede aplicar esta instancia y las reglas de origen específicas por producto) y cuenta con un apéndice de reglas específicas para el sector automotriz (contiene 10 artículos y tabla de autopartes para vehículos ligeros y camiones pesados).
La especialista aseveró que entre más importante sea la parte o autoparte para el vehículo o camión, el valor del contenido aumenta, por lo que las empresas tienen una prórroga de 4 años para cumplir con el valor de contenido regional.
Para autos ligeros si su autoparte es esencial es necesario el 75% del contenido, pero, en el primer año tendrán una prórroga, por lo que a partir del 1 de julio de 2020 al 1 de julio de 2021, deben tener el 66% del contenido.
En autos ligeros, las partes principales tienen un lapso de 7 años, y en el primero, el contenido regional que deberán cumplir es del 62.5 por ciento.
Asimismo, en los autos ligeros, si su autoparte es complementaria, el valor del contenido regional durante el primer año será del 62 por ciento.
En tanto, para vehículos pesados, el contenido regional para las autopartes principales sería del 70% y tienen un lapso de 7 años de prórroga.
El contendido para las autopartes complementarias es del 64% y tiene un lapso de 7 años para cumplir con el contenido regional.

También es importante considerar el capítulo 4 en Reglas de Origen, mismo que está compuesto por 19 artículos (puedes encontrar definiciones, instancias de origen, tránsito y transbordo); tiene 2 anexos (excepciones de los casos en los que no se puede aplicar esta instancia y las reglas de origen específicas por producto) y cuenta con un apéndice de reglas específicas para el sector automotriz (contiene 10 artículos y tabla de autopartes para vehículos ligeros y camiones pesados).
La especialista aseveró que entre más importante sea la parte o autoparte para el vehículo o camión, el valor del contenido aumenta, por lo que las empresas tienen una prórroga de 4 años para cumplir con el valor de contenido regional.
Para autos ligeros si su autoparte es esencial es necesario el 75% del contenido, pero, en el primer año tendrán una prórroga, por lo que a partir del 1 de julio de 2020 al 1 de julio de 2021, deben tener el 66% del contenido.
En autos ligeros, las partes principales tienen un lapso de 7 años, y en el primero, el contenido regional que deberán cumplir es del 62.5 por ciento.
Asimismo, en los autos ligeros, si su autoparte es complementaria, el valor del contenido regional durante el primer año será del 62 por ciento.
En tanto, para vehículos pesados, el contenido regional para las autopartes principales sería del 70% y tienen un lapso de 7 años de prórroga.
El contendido para las autopartes complementarias es del 64% y tiene un lapso de 7 años para cumplir con el contenido regional.

Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas