Advertising

Estado de México/Puebla

Aeroespacial  Automotriz  Manufactura 

México dentro del perímetro de la producción de América del norte

Por Israel Molina. Septiembre 2020

México tiene la oportunidad de fortalecer su presencia en la región de América del norte y aprovechar los acuerdos que tiene con diversos países y regiones como el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Canadá y México (T-MEC) o el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica y potenciar los esfuerzos para atraer inversión a través del reshoring y nearshoring, ya que las empresas globales buscarán estar más cerca del mercado norteamericano, coincidieron en señalar Samuel Campos, director para la zona Bajío de Newmark Knight Frank (NKF) y Kenneth Smith, ex jefe negociador de la modernización del T-MEC.

 

Durante un encuentro virtual organizado por la Cámara Americana de Comercio (AmCham), afirmaron que el mundo está inmerso en una tormenta perfecta generada por la guerra comercial entre Estados Unidos y China, la coyuntura pandémica actual y la ratificación del T-MEC; tres factores que crearon un entorno completamente distinto para el futuro y para la operación del sector industrial en México.

 

En cuanto a los sectores que tienen un gran potencial de crecimiento, una vez que entre en vigor el T-MEC son: automotriz, aeroespacial, que ya tenían un fuerte crecimiento; maquinaria y equipo, eléctrico y electrónico; telemedicina, médico, farmacéutico, textiles, protección para la salud y alta tecnología en equipos de diagnósticos, de cirugía; economía digital, agropecuario y servicios de transporte, logística y distribución.

 

México cuenta con 75 millones de m² de naves industriales y con un potencial de crecimiento a 100 millones de m² adicionales, para atender la demanda en sectores como el eléctrico-electrónico, que tiene su mercado natural en la franja fronteriza con Estados Unidos, así como en Guadalajara, donde operan con éxito empresas del ramo. Los centros de diseño tienen su mercado natural en la Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey y Querétaro.

Respecto al sector automotriz, México tendrá que dar el brinco tecnológico que se está dando con el IoT y estar preparado para la sustitución del 80% de los vehículos actuales para 2030, lo que será una gran oportunidad para nuestro país.

Finalmente, Samuel Campos afirmó que los estados que han tenido una vocación industrial le seguirán apostando a la creación de fuentes de empleo, a través de la atracción de inversión extranjera directa y nacional.


Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas