Advertising

Nuevo León

Manufactura 

Liderazgo para el home office eficiente

Por Cecilia Carrillo López. Noviembre 2020

Debido a la pandemia que vivimos hoy en día, las empresas tomaron decisiones repentinas para cuidar la salud de sus colaboradores, enviando a trabajar a casa a quien podía hacerlo, según su responsabilidad y puesto laboral. Muchos tuvieron que descubrir sistemas y tecnologías que les permitiera seguir conectados fuera de un simple correo electrónico.

Antes del Covid-19, el 80% de las empresas IMMEX no tenía una política de teletrabajo o home office (HO) para su personal. Hoy todo ha cambiado. Implementaron nuevos lineamientos de teletrabajo y algunos están evaluando dejar ciertos puestos de manera permanente.

El 85% de los miembros de index Nuevo León mantienen a su personal administrativo realizando HO para reducir la movilidad y prevenir contagios de Covid-19. Esto es, el 15% de la fuerza laboral de las IMMEX están trabajando desde casa.

La pandemia ha obligado a la mayoría de las empresas a diseñar o modificar sus políticas de HO. El home office era un permiso que se otorgaba como excepción a ciertos trabajadores de confianza y era un beneficio de flexibilidad dentro de la empresa. Los sondeos de index muestran que 67% de estas empresas mantendrán a su personal en esta modalidad de manera permanente. El 18% de las compañías contestaron que regresarán a laborar de manera presencial hasta que el semáforo esté en verde. Y la mayoría de los encuestados, que es el 30%, responden que indefinidamente seguirán en HO.

La efectividad del teletrabajo tiene varios factores. Más que una legislación para regularlo, tiene que ver con el compromiso y la responsabilidad de quien lo realiza, así como la guía y coacheo de quien lo autoriza. 

La tecnología nos ayuda a mantenernos en comunicación y compartir información. Pero somos las personas quienes realmente logramos estar conectados unos con otros, sin importar la tecnología que usemos.

Hace más de 20 años, cuando trabajaba en una empresa transnacional, sostenía reuniones telefónicas con mis colegas en diferentes continentes. Solo necesitábamos un objetivo y orden para que la reunión fuera eficiente. Tuvimos muchos acuerdos y, considero, varios logros. Recuerdo que esas llamadas eran ágiles porque todos los integrantes entendíamos la razón por la cual estábamos reunidos y lo que se esperaba de nosotros. 

Frank, quien es ahora vicepresidente y chief sustainability officer de Owens Corning, era quien nos dirigía y lograba la unidad del grupo, aún cuando no nos viéramos las caras. ¿Cómo lo hacía? Nos comunicó de manera clara nuestro objetivo como equipo, como integrantes, asignó responsabilidades y nos mantenía al tanto de cambios y avances del proyecto.

Nos contactaba a todos antes y después de la reunión para dar seguimiento y mantenernos al tanto. Se interesaba por nuestro trabajo individual, aplaudía nuestros avances y ayudaba a quitar los obstáculos que nos detenían.

La eficiencia del HO radica en que cada colaborador tenga claros los objetivos de su puesto, sus prioridades y tiempos de entrega. Además es necesario que el líder del grupo se vea por el bienestar de sus colaboradores y se dé un tiempo para escucharlos. Todos nos comprometemos si sabemos que ven por nuestros intereses y nuestra persona.

 

MÁS INFORMACIÓN:

Cecilia Carrillo López 

Directora general de index Nuevo León

cecilia.carrillo@indexnuevoleon.org.mx 

https://www.indexnuevoleon.org.mx/ 


Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas