• Ediciones Impresas
  • Expos
  • Suscríbete

Advertising

La exportación de vehículos mexicanos se ha convertido en una historia de éxito

Israel Molina.
Octubre 04, 2023

Advertising

Font size:
Imprimir

La exportación de vehículos creció 20.4% y la producción de autos tuvo un alza del 16.2% anual en junio del 2023, según datos del Registro Administrativo de la Industria Automotriz de Vehículos Ligeros (RAIAVL) publicados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En el sexto mes del año se produjeron 331,707 autos en las plantas armadoras del país, lo cual representó un incremento respecto a los 285,317 vehículos ensamblados en el mismo mes del año pasado, es decir, una diferencia a favor de 46,390 unidades.

“El comportamiento sólido que vemos durante esta primera mitad del año nos permite augurar que la tendencia se mantenga durante el segundo semestre, para tener un cierre positivo en 2023, con posibilidades de regresar a niveles prepandemia”, dijo José Zozaya, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA). 

Panorama actual

México ha consolidado su posición como un jugador destacado en la industria automotriz mundial, debido a su estrategia de exportación de vehículos. Con una combinación de ventajas competitivas, ubicación geográfica y acuerdos comerciales favorables, el país ha logrado convertirse en uno de los principales exportadores de vehículos en el mundo.

En los últimos años, la industria automotriz mexicana, ha experimentado un crecimiento sostenido en las últimas décadas, y gran parte de este éxito se atribuye a su enfoque en la exportación. México se ha convertido en un centro de producción para muchas de las marcas automotrices más reconocidas a nivel mundial, incluyendo compañías estadounidenses, europeas y asiáticas.

 

Ubicación y acuerdos

Uno de los factores clave detrás del auge de la exportación de vehículos mexicanos es su ubicación geográfica estratégica. La proximidad a los mercados de Norteamérica, especialmente a Estados Unidos, ha permitido que las empresas automotrices establezcan operaciones de fabricación en México y exporten sus productos con mayor facilidad y eficiencia.

Además, los acuerdos comerciales como el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) han desempeñado un papel fundamental al eliminar barreras arancelarias y facilitar el flujo de bienes entre estos países. Esto ha permitido que los vehículos fabricados en México sean competitivos en los mercados internacionales.

 

Inversiones y tecnología

Las empresas automotrices que operan en México han invertido significativamente en tecnología y modernización de sus instalaciones de producción. La introducción de tecnologías avanzadas y procesos de fabricación eficientes ha permitido aumentar la productividad y mantener altos estándares de calidad en los vehículos exportados.

México exporta una amplia variedad de vehículos, desde autos compactos hasta camiones y SUV de lujo. La diversificación de los modelos y segmentos permite al país atender a diferentes segmentos del mercado global y adaptarse a las tendencias cambiantes de la demanda, como el caso de la electromovilidad.

Tanto fabricantes internacionales como locales están introduciendo vehículos eléctricos y ampliando su oferta en México. Algunas empresas también están considerando la producción local de componentes para vehículos eléctricos, como baterías y sistemas de carga.

A pesar del crecimiento, la electromovilidad en México enfrenta desafíos como el alto costo inicial de los vehículos eléctricos, la disponibilidad limitada de modelos y la necesidad de una infraestructura de carga más amplia y accesible. Sin embargo, estas dificultades también representan oportunidades para la inversión en tecnologías más asequibles y en la expansión de la infraestructura de carga.

“Estamos en un momento clave para la industria automotriz, pues se están impulsando nuevas tecnologías en esta transición a la electromovilidad con la que mantenemos un compromiso como país. Por ello, no solo buscamos políticas públicas de la mano del gobierno para tener una transición eficaz y eficiente, sino también se presenta una oportunidad para la academia para potencializar esta especialización y desarrollo en los jóvenes”, comentó José Zozaya, presidente ejecutivo de la AMIA.

 

Beneficios económicos

La exportación de vehículos mexicanos no solo beneficia a las empresas automotrices internacionales, sino también a la economía mexicana en su conjunto. La creación de empleo, el aumento de los ingresos fiscales y la inversión en infraestructura son algunas de las contribuciones positivas que esta industria ofrece al país.

Con la continua inversión en tecnología, la adaptación a las tendencias de vehículos eléctricos y autónomos, y la atención a la sostenibilidad, México está bien posicionado para mantener su liderazgo en la exportación de vehículos y continuar contribuyendo de manera significativa al comercio global y a su propia economía.

La exportación de vehículos mexicanos se ha convertido en una historia de éxito en el panorama automotriz mundial. El país ha demostrado su capacidad para producir vehículos de calidad que son demandados en diferentes mercados internacionales, consolidando su lugar en la industria automotriz global.


TEMAS RELACIONADOS:

Industria Automotriz

Descubre las últimas novedades de la industria en nuestra edición impresa, disponible en formato digital.

Ver todas las ediciones