• Ediciones Impresas
  • Expos
  • Suscríbete

Advertising

Fin del plazo para legitimar los CCT. Ahora, ¿qué sigue?

Alberto Bustamante.
Junio 01, 2023

Advertising

Font size:
Imprimir

El pasado 1.° de mayo se cumplió con el tiempo establecido para que los trabajadores aprobaran el contenido de sus contratos colectivos a través del voto personal, libre, directo y secreto, lo cual representa uno de los procesos más importantes de la Reforma Laboral de 2019. 

Esta acción es resultado de los acuerdos que México suscribió con Estados Unidos y Canadá a través de la firma del T-MEC, en donde el capítulo 23 sobre disposiciones laborales destacaba las obligaciones y derechos que benefician a empleados y empresas, promoviendo una participación incluyente y justa de todas y todos los actores involucrados en la negociación.

De acuerdo con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, al 30 de abril había cerca de 20,000 contratos colectivos de trabajo (CCT) vigentes en todo el país, mientras 119,000 contratos de protección estaban en vías de desaparecer por no cumplir con este acuerdo.

Sin embargo, al cierre del plazo estipulado, la industria de autopartes y automotriz demostró su compromiso con el cumplimiento de los acuerdos que generan un ambiente de confianza con nuestros socios comerciales, resultando en el mejor desempeño registrado de CCT legitimados entre todos los sectores. 

La pregunta es qué viene ahora. Los contratos avalados mantienen la representatividad de los sindicatos ante las empresas, agilizando las negociaciones de forma colectiva. Por el contrario, para aquellos que no cumplieron con lo acordado, la Reforma Laboral estipula que los CCT se dan por terminados e inicia una etapa donde las empresas deben garantizar que se respeten los derechos de sus trabajadores pactados con anterioridad.

Esto quiere decir que no se pueden disminuir los salarios ni prestaciones, tampoco modifica las relaciones laborales entre empresa y trabajadores ni implica desaparecer los sindicatos, los cuales conservan su derecho a defender los intereses de sus afiliados, ahora de forma individual. 

El sector de autopartes y automotriz continúa siendo un ejemplo para otras industrias y un pilar para la economía de México, a través del cumplimiento de compromisos que impulsan una cultura laboral en beneficio de empresas, trabajadores y sindicatos, al mismo tiempo que fortalece nuestras relaciones con Norteamérica, haciéndonos más atractivos como aliados comerciales para el resto del mundo.


Descubre las últimas novedades de la industria en nuestra edición impresa, disponible en formato digital.

Ver todas las ediciones