Advertising

San Luis Potosí/Aguascalientes

Manufactura  Tecnología 

Desarrollo de productos innovadores a través de tecnología mexicana

Por Alejandra Méndez. Junio 2021

Formar capital humano con una visión tecnológica y científica, con la capacidad y el entusiasmo de aportar ideas que deriven en productos y servicios de competencia internacional

 

La manufactura, como parte de un sistema de producción, involucra la transformación de la materia prima en un producto, así como la interrelación entre la gente y los procedimientos relacionados con su propósito y calidad. 

Aún cuando el perfeccionamiento de esta actividad se ha desarrollado hasta el punto en el que se diseñan herramientas y metodologías para eliminar toda aquella operación que no agregue valor, la manufactura, sus metodologías y procedimientos, se llevan a cabo en un orden jerárquico. 

Raúl Pérez Bustamante, catedrático de Conacyt - Comimsa, señaló que la evolución de este concepto considera la experiencia, la interacción y el conocimiento de todas las personas involucradas en los procesos productivos de una empresa y de sus respectivos clientes, en una estructura organizacional que fomente la creatividad y la innovación. Esta capacidad de idear y de interactuar en un proceso productivo es a lo que Juan José Goñi definió como “mentefactura”. 

“Basado en este concepto, el término contempla, adicionalmente, metodologías de competitividad apoyadas por el conocimiento en beneficio de cada uno de sus integrantes, considerando procesos de manufactura inteligente, fomentando la educación, así como el desarrollo de pensamiento crítico y creativo. En este sentido, el recurso humano, siendo el más valioso, es considerado en la empresa como una fuente de innovación para priorizar la capacidad competitiva en el desarrollo de bienes y servicios de calidad”, resaltó. 

Este modelo –en la estructuración de un sistema productivo– le permite a una organización que las personas involucradas en el mismo sean conscientes de los objetivos en el desarrollo de un producto u ofrecimiento de un servicio, valorando la experiencia que conlleva el proceso de diseño. 

“Es adicionalmente, que esta evolución en las prácticas de la manufactura tradicional promueva la implementación y continuo desarrollo de la industria 4.0, las cuales sean consideradas en la modernidad de las empresas como herramientas auxiliares para el desarrollo de su personal, su interacción con los clientes y como opción complementaria en la creación de nuevos roles dentro del sistema productivo”, agregó. 

En México, el sector conformado por pequeñas, medianas y grandes empresas tiene una gran oportunidad por delante. El interés por la independencia científica y tecnológica, como distintivo de competitividad internacional, requiere de estrategias de innovación que consideren las prácticas basadas en mentefactura para intensificar la cooperación entre la academia y la industria. 

“Esto permite formar capital humano con una visión tecnológica y científica, con la capacidad y el entusiasmo de aportar ideas que deriven en productos y servicios de competencia internacional. Es en nuestro país que la sociedad que conforma una determinada cadena de producción encuentra en las universidades, tecnológicos y centros públicos de investigación, un recurso invaluable para desarrollar este objetivo”, comentó Raúl Pérez Bustamante.

Es precisamente en este interés por la innovación, que las empresas, así como sus clientes, motivan a su personal a participar en el proceso de diseño de un producto o servicio, enfocándose en la experiencia y mejora del proceso productivo.

Sin embargo, esto va más allá, debido a que las empresas encuentran en la academia, particularmente en centros enfocados a desarrollos tecnológicos y científicos como el Centro de Tecnología Avanzada (Ciateq), aliados estratégicos para formar a su personal en la resolución de problemas técnicos con un enfoque científico. 

“Desde mi particular punto de vista y como científico que labora en un centro público de investigación, la experiencia que me ha brindado Ciateq en la convivencia con personal de diversas empresas y su formación en nuestros programas de posgrado enfocados a la industria, me ha permitido ser testigo del resultado de soluciones innovadoras a problemas tecnológicos, apoyadas por un pensamiento crítico y estructurado que se desarrolla o fortalece a lo largo de su formación. Esto ha derivado en ahorros cuantificables para las empresas, desarrollo de tecnología nacional, la consecuente disminución en la dependencia extranjera y, por último, la satisfacción de haber contribuido desde mi trinchera en tales logros”, agregó.

 

DESARROLLAN TECNOLOGÍA MEXICANA

Analizando las tendencias y nuevos requerimientos que demandaría el sector, desde hace cinco años, Cuitláhuac Pérez, director de Grupo Maen, decidió invertir en temas de investigación y desarrollo, con la finalidad de crear productos tecnológicos a través de la mentefactura mexicana. 

Fue así como inició el Centro de Investigación y Desarrollo de Maindsteel, enfocado en crear soluciones para distintas industrias, y de la mano de jóvenes profesionistas de las carreras de química, electrónica, diseño, mecánica, entre otras, han conformado un equipo multidisciplinario con la capacidad de generar procesos de investigación. 

“Sí, en México somos capaces de poder desarrollar tecnología como lo hace Alemania, Francia, Italia, Reino Unido, EE.UU., Japón y China. Efectivamente, podemos competirle en el mismo nivel de los líderes de todos los sectores de movilidad, eléctrica, electrónica, médica, así dejar de importar y depender tanto tecnológica como económicamente de otros países”, aseguró.

El director indicó que actualmente la maquila se ha vuelto inestable y lo mejor que pueden hacer las Pymes es crear productos con valor agregado para tener liderazgo en un mercado específico.

“Lo que sucedió en el 2020 nos ayudó a entender que la dependencia de un tercero y los grandes países, por ejemplo, en Aguascalientes depender de Nissan, tiene que cambiar porque tenemos la capacidad de crear proyectos y le podemos dar más importancia a la mentefactura que a la manufactura”, dijo.

Cuitláhuac Pérez compartió que no es fácil invertir en investigación y desarrollo, ya que es muy costoso, además, el proceso para crear un producto toma su tiempo y el retorno de inversión no es de manera inmediata, ni siquiera a corto o mediano plazo. 

“Pero al final de cuentas siempre lo he dicho: vale la pena invertir y con ello nos damos cuenta que no solo somos capaces de maquilar”, externó.

Las áreas de desarrollo en las que trabaja el Centro de Investigación y Desarrollo de Maindsteel, son mecánica, diseño, electrónica, informática, energías renovables e investigación, y actualmente se han enfocado en la movilidad eléctrica, médica, otros sectores e industria 4.0.

Movilidad eléctrica: fabricaron tres vehículos, una bicicleta eléctrica, una motoneta eléctrica y el vehículo biplaza, los tres son de carga ligera para máximo uno o dos personas, o bien 500 kilogramos.

Médica: crearon prototipos de silla de ruedas, una eléctrica y la otra manual, ambos tienen la facultad de poder mover al usuario y el valor agregado que le dieron fue que puede pararlo a 87 grados aproximadamente, con la finalidad de que el usuario realice sus actividades. 

 Desarrollaron un brazo articulado basado en movilidad eléctrica, la facultad que tiene es cargar la silla de ruedas y subirla al vehículo, a la cama y a la tina de baño para que las personas alrededor ya no tengan que cargar el 100% del peso. 

 Tres modelos de camas de hospital y una termocuna para áreas de terapia intensiva en neonatal. 

 Dos ventiladores, uno de asistencia respiratoria tradicional y uno más para traslados.

Otros sectores: nuevas tecnologías para el sector agroindustrial, a partir del segundo semestre del 2021 comenzarán a trabajar con el primer tractor mexicano para comercializarlo a mediados del 2022.

Industria 4.0: sistemas informáticos para recolección y análisis de datos, una tendencia para los próximos años en la industria. 

“Estamos en proceso de certificación con la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios e iniciamos hace tres meses con la certificación para obtener la FDA que es la Administración de Medicamentos y Alimentos de los EE.UU. para poder exportar nuestros productos”, expresó Cuitláhuac Pérez.

Para finalizar, el directivo agregó que el siguiente paso es dar a conocer la tecnología que desarrollan en el Centro de Investigación y Desarrollo de Maindsteel, comercializarla y para el 2022 tener la primera empresa de ensamble de vehículos eléctricos en Aguascalientes de carga inicial.

REFERENTES EN MATERIA DE INNOVACIÓN

 

En San Luis Potosí, empresas de capital alemán y estadounidense cuentan con sus centros de investigación, uno de ellos es Cummins. La compañía inauguró en el 2017 el Centro de Investigación y Desarrollo de Cummins México, el cual tuvo una inversión de 200 millones de pesos.

En estos cuatro años se han dedicado a la generación de empleos con mano de obra calificada y al fortalecimiento del desarrollo tecnológico en la región.

Entre sus capacidades destacan la creación de procesos de manufactura aditiva automatizados, reingeniería de partes, búsqueda y creación de nuevos negocios, enfoque en nuevas tecnologías, así como diseños de productos dentro de la organización.

Este espacio ha contribuido en posicionar a la entidad como un referente en materia de innovación, capacitación de personal altamente calificado y un generador de empleos de alto valor agregado, elementos fundamentales para abordar los desafíos del presente y futuro.

Además, con el objetivo de fortalecer las relaciones, a finales del 2020, Luis Acosta, responsable del Centro de Investigación y Desarrollo de Cummins México, se reunió con Alejandro Javier Zermeño, rector de la UASLP, ya que para la compañía es muy importante la relación con la institución porque han encontrado diferentes oportunidades para seguir contando con egresados del nivel licenciatura, maestría o doctorado. 

Actualmente, la empresa Cummins está trabajando la parte técnica en las instalaciones de San Luis Potosí, particularmente enfocada en el área de manufactura aditiva.

Debido a la situación por el Covid-19, la empresa desarrolló nuevas formas de trabajo a través de diferentes herramientas tecnológicas, como la realidad aumentada, las cuales les han permitido tener interacciones y revisiones de proyectos en tiempo real.


Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas