Advertising

Logística

Cadena de Suministro 

Desafíos y tendencias de la cadena de suministro, Visión 2022 México

Por Erik Markeset y Karla Vanessa Ramírez García . Mayo 2022

Advertising


En el 2019 llegó una era de disrupciones y cambios en las cadenas de suministro. Para el 2022 se espera un panorama más estable, sin embargo, se deben de seguir considerando ciertos puntos que afectan a la logística y a las cadenas de suministro a nivel internacional.

Acerca de este tema se discutió en el panel “Desafíos y Tendencias de la Cadena de Suministro. Visión México 2022”, organizado por el Consejo Nacional de Ejecutivos en Logística y Cadena de Suministro, A.C. (ConaLog). El panel estuvo integrado por consejeros de este organismo y fue moderado por Erik Markeset, consejero emérito y director general de Tsol.

Víctor Benavídez, country manager México de Tiba, expuso que existe cierta preocupación y afectación en torno la guerra entre Ucrania y Rusia. 

Desde el sector marítimo se está viviendo un efecto dominó que presenta afectaciones en las redes logísticas y en la infraestructura de los buques, ya que la mayoría de ellos está cambiando sus rutas de navegación y su programación está siendo muy volátil, por lo que están llegando al puerto antes de lo esperado. Señaló que el problema radica en la infraestructura, pues los puertos están limitados a la capacidad de las grúas donde pueden descargar un máximo de peso. Agregó que el trabajo logístico se vió afectado ante la imposibilidad de muchos buques de salir del puerto por la falta de trabajadores, y es que alrededor de un 15% de la tripulación son ucranianos y rusos. Además, la falta de disponibilidad de componentes está afectando la cadena de suministro, ya que los dos países son importantes abastecedores de petróleo y de gas natural, por lo que varias empresas de diferentes sectores tuvieron que parar o cerrar las plantas de producción.

“Las tarifas de los fletes continuarán bajando porque las fábricas no tienen inventario ni nada qué mover, los buques llevan una baja capacidad en comparación con años atrás, pero se espera que los precios vuelvan a subir en la segunda mitad de este año. Asimismo, se espera que los puertos marítimos se vean afectados por el aumento del nivel del mar, por lo que la infraestructura deberá adaptarse al nuevo nivel del mar. Además, se introducirán nuevas normativas sobre impacto ambiental, cuyo objetivo será reducir las emisiones a la atmósfera, logrando así una reconfiguración de rutas para impactar positivamente en la sustentabilidad”, dijo Víctor Benavidez.

De igual forma, Alejandro Buenfil, vicepresidente de ConaLog, contribuyó con su opinión acerca del sector marítimo, y compartió que alrededor de 5,600 barcos circulan diariamente, sin embargo, el volumen de embarcaciones retenidas hoy en día está muy concentrado, lo que complica la entrega a los países destino. 

Este problema afectará a los transportistas, pues habrá escasez de vehículos y de operadores, sin mencionar algunas regulaciones sobre la velocidad de entrega.

Además, agregó, la forma en que las empresas pueden adaptarse y enfrentar estos temas actuales es a través del talento humano que hay en la cadena de suministro, por lo que es importante enfocarse en ellos. 

Este es un punto crítico para las organizaciones, donde a menudo se encuentran rotación de empleados, carga de trabajo desequilibrada, pérdida de conocimiento debido a la rotación de personal, falta de habilidades para resolver problemas, desconocimiento del análisis de datos y falta de trabajo colaborativo, entre otros.

Desde otro punto de vista, Enrique Vázquez, director general de Recurso Confiable, agregó a la discusión que existe escasez de trabajadores en las empresas de transporte de México debido a los problemas de inseguridad que se viven, sin contar que el porcentaje promedio de mujeres sigue siendo muy débil. Consideró que, para cambiar esta perspectiva, lo mejor es enfocarse en crear empresas de confianza.

Un buen soporte a esto es el marketing, que ayudará a crear una imagen que transmita aquello que se está cumpliendo en la organización, la clave será apoyarse en las nuevas herramientas tecnológicas. 

Finalmente, agregó que la trazabilidad es uno de los mayores problemas del país y, desde su punto de vista, la Carta Porte es una gran oportunidad para el transporte terrestre porque facilita la gestión de datos y su precisión es la llave para lograr conectarse a muchos sistemas y empezar a hablar de temas colaborativos.

Para finalizar la charla, se concluyó que la situación actual combinada con la pandemia seguirá teniendo ciertas afectaciones en la cadena de suministro. Las empresas tendrán que adecuar sus planes y operaciones en toda la red, impulsando a que tengan un cambio en la cadena de suministro más cercana al cliente final, basada en la eficiencia y la garantía de suministro.


Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas