Advertising

Automotriz

Proveeduría  Tecnología 

Datwyler, especialistas en soluciones de sellado en el bajío

Por Lizete Hernández. 1 de julio 2022

Advertising


Añadieron una nueva línea de producción para fabricar componentes de caucho de silicona líquida, principalmente para clientes de México y América Latina

 

 

La empresa Datwyler Sealings Technologies México, de origen suizo, inició operaciones en México en 2008, específicamente en Silao, Guanajuato, en el Parque Industrial Las Colinas. Esto, debido a que estratégicamente es un punto cercano a los principales proveedores de la compañía, además de aprovechar el supply chain en la región.

A nivel global está dividida en dos segmentos: soluciones para la salud y soluciones industriales. En la primera división se encuentra el sector farmacéutico y medicina, y en la segunda división está el de movilidad, industria general, alimentos y bebidas.

La misión de la planta ubicada en Silao, Guanajuato, es aumentar el enfoque de mercado y fortalecer sus competencias básicas, su producción está encaminada a las divisiones de movilidad e industria general, en donde se encuentra integrado todo lo relacionado con el sector automotriz.

De todo lo que produce la planta, el 80% es hacia el sector de movilidad y el 20% es industria general. 

Walter Padró Loya, director de Datwyler Silao, manifestó que la manera de operar de esta planta se basa en atender lo que el cliente solicita, para lo cual inician con el diseño y el desarrollo de materiales específicos para lograr una excelencia operacional.

“Ahorita estamos enfocados en el tema de sustentabilidad, sobre todo en nuestros planes hacia el 2030, como lo es en ahorro de energía, reciclaje, responsabilidad social, apoyo a las comunidades, entre otros. Es un aspecto que también tomamos en todas las plantas ubicadas en el mundo y la industria en general”, refirió.

A nivel global, la compañía está compuesta por  más de 11 plantas, la planta en Silao, Guanajuato, es la única ubicada en México.

 

AÑADEN NUEVA LÍNEA DE PRODUCCIÓN

Como parte de su proyección hacia la innovación y para sumarse a la cadena de suministro que requiere de nuevas exigencias en la producción de algunos componentes y en respuesta a las crecientes tendencias de electrificación y autonomía dentro de la industria automotriz, Datwyler Silao agregó una nueva línea de producción para proporcionar componentes de caucho de silicona líquida, principalmente para clientes de México y América Latina.

Walter Padró explicó que esta planta es la tercera de la compañía que adapta y se equipa con líneas de producción de LSR después de las plantas en Cleebronn, Alemania, y Wuxi, China.

La línea LSR proporciona una estabilidad óptima en temperaturas extremas altas y bajas, que van desde -55 0C a 250 0C, también ofrece altos niveles de resistencia a los productos químicos, el agua y otras influencias ambientales.

“Esta tecnología no existe en el Bajío, en México en general estaríamos introduciéndola, pues hay muy poca oferta de este producto. Lo que hace es que se inyecta la pieza de plástico, un robot toma la pieza de plástico y la lleva a otro molde paralelo y le inyecta el silicón sobre el plástico, esto es, para una solución de alojamiento de componentes electrónicos como chips y cables, los cuales se ubican en la transmisión del automóvil. Actualmente estamos siendo proveedores indirectos de Audi y BMW”, explicó.

Este producto ya entró en serie y se están desarrollando dos proyectos más que arrancarían a finales de 2022, encaminados en su totalidad al sector de autos eléctricos.

Refirió que la iniciativa de emplear esta tecnología en México va de la mano con su estrategia para apoyar a los clientes locales en su transición a la nueva movilidad.

José Iglesias, ingeniero de proyecto de Plástico y Silicón en Datwyler Silao, dio a conocer que al especializarse en soluciones de sellado y respondiendo a las aplicaciones cada vez más avanzadas en este sentido en la industria automotriz, en la planta en México se instaló en abril de 2021, y a principios de 2022 se logró el primer proceso con esta tecnología que consiste en la inyección de termoplástico rígido y en un mismo proceso se inyecta silicón líquido a fin de no perder sus propiedades.

“El objetivo es integrar en un mismo proceso totalmente automatizado, que ahorre tiempo y espacio, la creación de una pieza que tenga los dos componentes integrados. Esta pieza consiste en una carcasa que tiene como función alojar una tarjeta de control para un sistema que va instalado en el diferencial trasero del automóvil”, explicó.

Las aplicaciones tanto de plástico como de silicón por separado son amplias  en la industria automotriz, pues al juntarse, se pueden ahorrar pasos y tiempo en el proceso de ensamble, procurando que ambos componentes no pierdan sus propiedades.

“Debido a que la industria automotriz ha crecido exponencialmente en el país y la demanda de proveeduría local, el que existan estas soluciones en México abre muchas posibilidades para la atracción de inversiones. Nosotros contamos con esta tecnología antes que nadie en la región y esto nos pone a la vanguardia toda vez que mejoramos nuestros procesos y los hacemos más amplios en las soluciones de sellado”, explicó el experto.

Esta línea fue lanzada, probada e instalada en Alemania, experta en esta tecnología, y el proceso de transferencia de tecnología a México se realizó trasladando máquinas y componentes, pero sobre todo el conocimiento en los procesos y consideraciones de inyección, limpieza de moldes, entre otros.

“La implementación y la transferencia nos tomó poco más de un año, fuimos un grupo de personas de esta planta a verificar la línea operando, conocer sus características, los procesos y traerlos a México”, añadió.

Cuentan con soporte constante por parte del fabricante del molde y de la compañía a fin de fabricar en serie la primera pieza.

El nivel de automatización de esta línea es alto, lo que permite que se tenga una persona arrancando la máquina para correr el proceso de producción.

A largo plazo plantean instalar más líneas como está dentro de la planta.

 

PROCESOS ESPECIALIZADOS

Algunas de las piezas que produce la planta de Datwyler en Silao llevan metal en su interior; por naturaleza, el metal y el hule no tienen adherencia mediante el proceso de inyección, por lo que se prepara el metal en un área específica para que al momento de moldear la pieza sobre el metal, se adhiera adecuadamente.

“Nuestros moldes están desarrollados en Suiza, Alemania, República Checa y tenemos una oficina en Estados Unidos que nos ofrece soporte en ingeniería, ventas y calidad, estamos certificados por diversas entidades y tenemos auditorías constantes que abonan a que nuestros procesos sean de mayor calidad”, comentó Walter Padró.

El producto con mayor producción de Datwyler México es el diafragma, una membrana que hace un vacío en el sistema de frenado dentro del booster. El 55% de las ventas son generadas por este producto. 

Se trata de una coingeniería para futuras tecnologías de frenos. Con el suministro de componentes críticos para el sistema de frenos, la compañía en Silao contribuye a la seguridad vial en los autos fabricados con sus productos.

“Logramos nuestra excelencia productiva gracias a la sólida competencia en tecnologías de superficie, adhesión y materiales en elastómero/metal y elastómero/plástico, incluidos LSR y TPL”, manifestó.

Los sistemas de frenos electrohidráulicos, por ejemplo, imponen requisitos especiales en cuanto a la resistencia a la abrasión, las categorías de limpieza y la precisión de las soluciones de sellado en la producción.

Entre otras cosas, los componentes de elastómero de los modernos sistemas de control de frenos deben resistir cargas dinámico-mecánicas de alta frecuencia bajo alta presión y, al mismo tiempo, garantizar la seguridad durante la vida útil de un vehículo.

 

 

Datos

• Área: 5,000 m2.

• Colaboradores: 250.

• Productos automotrices: Housings, brake membrane, lip sea, dust boot y primary seal, los cuales van en el sistema de frenado y transmisión del vehículo.

• Descripción de los productos: Componentes de elastómeros moldeados con precisión y componentes plásticos para la industria de la movilidad (aplicaciones críticas para la seguridad).

• Clientes: STIHL, Bosch, ZF, Akebono, Continental y Valeo.

• Exportación: Estados Unidos, Europa, Brasil y China.

• Producción: más de 60 prensas de producción para caucho (inyección y compresión) y cuatro equipos de postprocesamiento (desbarbado criogénico, postcurado, unidad de control, máquinas de corte). 

 

 

CERTIFICACIONES DE CALIDAD

            •          IATF 16949:2016, recertificación septiembre 2021.

            •          ISO 14001:2015, recertificación febrero 2021.

            •          Auditoría de procesos de cliente VDA 6.3.

            •          Proveedor líder de nivel 1.


Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas