Advertising

Tamaulipas

Infraestructura 

Crecerá infraestructura binacional para la región Tamaulipas-Texas

Por Anayancy Ulloa Luna. Agosto 2021

El proyecto del Puente Internacional Mission-Madero-Reynosa contempla la construcción, ya sea de un puente vehicular, uno de camiones de pasajeros, uno ferroviario, o incluso, los tres, reveló Arturo de las Fuentes Hernández, presidente de la empresa Cruces y Puentes Internacionales.

En una reunión se planteó el análisis del avance en el proyecto de construcción del Puente Internacional Mission-Madero-Reynosa, mismo que incrementará la infraestructura binacional para la región Tamaulipas-Texas, este ya tiene un avance, pues ya se cuenta con el permiso presidencial desde 1978. 

Este permiso permite analiza la posibilidad de construir un puente vehicular, uno de camiones de pasajeros, uno ferroviario, o los tres.

“Esta es la parte que vamos a estudiar, y en este estudio participa la ciudad de Mission, Texas, que ya emitió una licitación para realizar estos estudios, misma que ganó la empresa SB Infrastructure”, explicó Arturo de las Fuentes Hernández.

Agregó que en el equipo de trabajo de SB Infrastructure participan: Transconsult -en el lado mexicano- y la empresa Caxcan, así como la compañía Cruces y Puentes Internacionales.

“El proyecto se trabajará de forma binacional, todos los constructores nos conocemos y sabemos de la parte que nos corresponde a cada empresa. Iremos avanzando de manera paralela”, mencionó Arturo de las Fuentes.

Explicó además que una primera visita en el lado mexicano tenía que ver con el municipio de Reynosa, motivo por el cual se llevó a cabo la reunión en la que participó la alcaldesa de la ciudad Maki Esther Ortiz Domínguez; Leonel Cantú Robles, secretario de Desarrollo Económico de Reynosa; así como Arturo de las Fuentes, por parte de la empresa Cruces y Puentes Internacionales.

En esta primera reunión con la alcaldesa de Reynosa, se solicitó fuera el propio municipio el promotor de este proyecto.

“Tener un promotor en el lado mexicano es importante, ya que este abre las puertas con las diversas dependencias, nosotros con esto ya podemos sostener reuniones con el equipo base que preside la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y se puede presentar también en las reuniones de Cruces y Puentes Internacionales donde asisten las dependencias federales de ambos países”.

Por otro lado, se solicitó también el apoyo para los estudios de campo que se empezaron en junio 2021. 

Transconsult se encarga de realizar los estudios de tráfico, en donde analizan alternativas del lugar exacto donde se ubicará el puente internacional, así como el análisis de costo-beneficio.

Por su parte, la empresa Caxcan es especialista en realizar estudios topográficos, geotécnicos y el anteproyecto del puente internacional.

“Se hace un conceptual, ya que la autoridad de la frontera, Comisión Internacional de Límites y Aguas, en el lado mexicano, y la International Border Water Commission (IBWC), en el lado estadounidense, revisan la parte del conceptual y emiten la autorización correspondiente de forma binacional”, mencionó Arturo de las Fuentes.

De aquí se pasa, de acuerdo con lo que explicó el presidente de la empresa Cruces y Puentes Internacionales, a lo más específico para la construcción con el proyecto ejecutivo.

 

PROCESO DE PROYECTO DE INFRAESTRUCTURA BINACIONAL

Son dos procesos los que integran un proyecto de infraestructura binacional: uno en el lado estadounidense y uno más en México.

Estos procesos son totalmente diferentes, y esto es debido a que cada país tiene sus propias normatividades. Es necesario que se dé cumplimiento a todas, y por lo tanto el proceso es diferente

Arturo de las Fuentes explicó que este proceso se divide a su vez en cuatro etapas.

1.- El estudio de posibilidad en el que se determina si el proyecto tiene factibilidad técnica y financiera, tanto en EE.UU. como en México.

2.- Una segunda etapa en el lado estadounidense tiene que ver con el permiso presidencial, y en el caso del proyecto del puente Mission-Madero-Reynosa ya se cuenta con este permiso.

En esta misma segunda etapa, pero en en México, se lleva un proceso de análisis costo-beneficio de la rentabilidad del proyecto. Una vez listo este análisis se ingresa a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y este lo sube a un sistema de la Unidad de Inversiones de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP); dependencia que lo analizará. De ahí se obtiene un número de registro que lo califica como candidato para obtener recursos federales para el proyecto.

3.- En la tercera etapa, en ambos lados de la frontera, se trabaja en el proyecto ejecutivo donde se hace todo un proceso de homologación.

4.- Se inicia la etapa de construcción y para la operación del puente En el lado mexicano, una vez finalizado el proyecto ejecutivo, se inician con los trabajos ambientales; estos estudios se hacen antes del inicio de la construcción.

 

Para finalizar, Arturo De las Fuentes destacó que el comercio entre México y Estados Unidos crece cada año en dos dígitos. Un puente internacional se crea para evitar problemas de congestionamiento en los propios puentes. 

“Debemos estar preparados para el futuro y contar con un puente de este tipo ayuda a las diferentes ciudades a tener la posibilidad de que el comercio pueda pasar el mismo”.

 

 

MAYOR INFO:

Tel: (55) 55644893

Email: cpi2005@prodigy.net.mx

www.crucesypuentesinternacionales.com


Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas