Advertising

Querétaro

Educación / Educativo 

China apuesta por tecnología latina para crear empresas binacionales impulsadas por el Tec de Monterrey

Por Víctor Vázquez. Noviembre 2020

La Oficina de Transferencia de Tecnología del Tecnológico de Monterrey impulsa su Innovation Hub Tec-China, plataforma con la que buscan crear empresas binacionales (de México u otros países latinoamericanos, con la nación asiática) a partir de proyectos y desarrollos tecnológicos y científicos.

“El equipo que está en China monitorea cuáles son las necesidades de aquel país, cuáles son las convocatorias abiertas que están apoyando desarrollos tecnológicos en determinadas áreas y esas son las empresas o desarrollos que estamos buscando en América Latina, para solucionar problemáticas allá”, explicó Nidya Solís, directora de Propiedad Intelectual de la Oficina de Transferencia de Tecnología de la referida universidad mexicana. 

La plataforma se impulsa a partir de la experiencia de esta oficina, la cual este año cumplió 15 años de creada. El objetivo es generar otras iniciativas similares que promuevan proyectos en varias latitudes del mundo.

“Cuando iniciamos operaciones, en 2005, teníamos solamente el área de Gestión de propiedad intelectual; seis años después, del 2010 al 2012, va evolucionando y se complementa el área de Activos intangibles, porque ya empieza a ver un poco de comercialización, de creación de empresas y entonces hay que administrar todos esos ingresos, los contratos y los compromisos que se están generando alrededor de los desarrollos de propiedad intelectual”, explicó.

La oficina continuó su evolución, lo que orilló a crear el Market Intelligence, área en la que evalúan los proyectos de invención generados en los campus del Tec de Monterrey de todo el país. Estas invenciones aplican a través de ventanillas físicas instaladas en las escuelas de las ciudades más grandes, como Ciudad de México, Guadalajara y Toluca, así como a través de una herramienta digital disponible en su plataforma institucional.

[Los proyectos] se evalúan en función de su potenciabilidad comercial y viabilidad económica, entonces, si esto es afirmativo, si lo tienen, continúa el tema de la gestión de la propiedad intelectual”, detalló Solís.

 

REGALÍAS

Los inventores que logren un exitoso posicionamiento de su desarrollo obtienen el 50% de los ingresos netos.

“Cuando tenemos ese ingreso bruto, le vamos a restar los gastos que el Tecnológico de Monterrey ha invertido en los registros de propiedad intelectual y en los esfuerzos para la transferencia de tecnología. El ingreso neto lo dividimos en dos partes iguales, una parte corresponde al Tec y esto se va a un fondo para seguir manteniendo gastos de propiedad intelectual e inversión de tecnología de otros desarrollos y proyectos de propiedad intelectual”, agregó la directora.

Nidya Solís dijo que han sido varios los casos de éxito que la universidad ha concretado en estos 15 años; sin embargo, hay uno al que denominó su caso insignia, el cual lograron en 2005, cuando recién arrancaba la oficina. Se trata de InstaPAP, un dispositivo médico portátil que detecta la presencia de células anormales en el cuello uterino. 

“Empezamos con el desarrollo de la propiedad intelectual, la investigación, estuvieron involucrados uno de los alumnos de profesional, que es inventor también, se enamoró del proyecto y decidió continuar con su doctorado centrado en este tema”.

En 2010, cuando el estudiante culminó su posgrado, el Tecnológico de Monterrey iniciaba un programa de incubación de células para el emprendimiento, al que se adhirió esta invención, la cual ya está probada, validada y disponible en el mercado. 


Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas