Coahuila

Industria Manufacturera 

Bendix se fortalece en Coahuila

Por Luis Mendez. Octubre 2021

Bendix cuenta con 32 años de trayectoria en Acuña, Coahuila, en donde ha abierto tres plantas de producción y ha potenciado a sus colaboradores para cumplir con las expectativas del sector

 

Bendix Solutions es una empresa de origen estadounidense que tiene su corporativo en Elyria, Ohio, y cuenta con más de 30 años de trayectoria en Ciudad Acuña, Coahuila, en donde tienen instaladas tres plantas de producción; además, tiene un centro de investigación y desarrollo tecnológico en Monterrey, Nuevo León, y un centro de distribución en la Ciudad de México.

La compañía se dedica al diseño y fabricación de sistemas de frenado, componentes de seguridad activa a través de innovadoras herramientas para vehículos pesados como tráileres, autobuses, tractores, entre otros.

Jacqueline Pérez, gerente de operaciones de Bendix en Acuña, destacó que las soluciones que ofrece la empresa ayudan a que las flotas operen de una manera más segura y confiable.

Describió a la compañía como una de las más grandes de todo el mundo por su desempeño y calidad en los productos ofrecidos a marcas de talla mundial, como Daimler Trucks.

La compañía tiene 180,000 pies cuadrados en su planta número uno, 170,000 en la segunda, 75,000 en la tercera y cuenta con 2,000 colaboradores, a quien la directiva resaltó como una parte fundamental para conseguir los objetivos y mantener la calidad en sus productos para satisfacer a los clientes.

El proceso de fabricación consiste en transformar la materia prima recibida, maquilarla y ensamblar los componentes para iniciar con su distribución, ya sean válvulas o sistemas de frenado. Sus productos se exportan de manera directa a Estados Unidos, Canadá, Alemania y Australia.

Bendix cuenta con la certificación IATF 16949 e ISO 9000:2015, recientemente dos de sus tres plantas recibieron un reconocimiento por el desvío del 99.8% de todos sus residuos durante el 2020, el nivel más alto en su historia. 

Jacqueline Pérez refirió el uso de alta tecnología para las plantas tratadoras, herramientas y  procesos innovadores, además de la participación de los empleados altamente capacitados para poder alcanzar este logro.

 

POTENCIAN A SUS COLABORADORES

La mano de obra calificada es uno de los factores que la empresa norteamericana consideró para desarrollar sus operaciones en la región; en ese sentido, se han encontrado con el compromiso de los colaboradores en sus 32 años de historia. Actualmente, fomentan el desarrollo académico y profesional de los jóvenes de la comunidad por medio de distintos programas de formación dual con instituciones académicas de la ciudad.

Como una manera de crear el sentido de pertenencia entre su capital humano, buscan transmitirle la filosofía de trabajo de Bendix a cada persona que labora en ella, como la excelencia tecnológica, emprendimiento, pasión, confiabilidad y sustentabilidad.

Jacqueline Pérez recalcó que la capacitación es una de las partes más importantes para mantener la productividad y efectividad de la planta en sus operaciones. En ese sentido, la directiva compartió que los nuevos colaboradores reciben un programa de inducción, el cual contiene temas de seguridad, calidad, recursos humanos, sistema de producción Knorr-Bremse (KPS), tecnologías de información (IT), ingeniería y procesos de manufactura.

“El sentido de pertenencia lo inculcamos con planes de desarrollo para los miembros del equipo, así como promociones a puestos de mayor responsabilidad y el apoyo a programas de educación. Mantenemos un ambiente agradable de trabajo, priorizamos el respeto y la profesionalidad hacia los empleados, practicando la inclusión y preservando una comunicación permanente como el buen equipo que somos”, comentó.

Como una medida de responsabilidad social, en 1995, Bendix Acuña lanzó una campaña de educación de empleados para apoyar el desarrollo personal y profesional de los miembros de su equipo. Más de 330 empleados se han graduado en este programa, que apoya los estudios desde la escuela primaria hasta el nivel universitario.

Este modelo de aprendizaje es de producción industrial, en el cual los estudiantes obtienen tanto su diploma de secundaria, como de técnico, a través de un programa de formación dual por dos años, creado para capacitarlo en carreras de la industria manufacturera.

Tomando en cuenta estos factores, Jacqueline Pérez consideró que la productividad de la planta se debe gracias al compromiso de la plantilla que labora en ella, a los empleados con años de trayectoria se les brinda una capacitación constante para mejorar en su desempeño o adaptarse a nuevas formas de trabajo, como la irrupción de nuevas tecnologías propias de industria 4.0.

 

ELEVAN SU COMPETITIVIDAD Y PRODUCCIÓN

Bendix se destaca por crear las soluciones adecuadas para los transportes pesados, ya que ese mercado que atienden es muy amplio.

En ese sentido, Jacqueline Pérez comentó que es importante diseñar las estrategias necesarias para cumplir con sus niveles de inventario o metas de producción, las cuales duplicaron recientemente gracias al uso de altas tecnologías en sus tres plantas de Acuña.

Ahora, al año producen entre 200,000 y 300,000 componentes, en los que también incluyen válvulas, solenoides de alto rendimiento y colectores ensamblados, que son distribuidos en el continente americano, principalmente a Estados Unidos y Canadá, lo que equivale al 91% de su producción total, mientras que en Europa comercializan solamente el 8% y en Oceanía el 1% restante, de esta manera extienden su sello por todo mundo.

“A medida que crece el mercado en línea, la demanda de vehículos comerciales aumenta. Ante este reto debemos de seguir el ritmo en nuestras operaciones y distribución, con la introducción de una mayor automatización y ensamblaje en nuestras líneas, aumenta nuestra productividad y, por ende, nuestra capacidad para cumplir y superar las expectativas de entrega que nos exigen nuestros clientes” comentó la gerente.

Su proveeduría proviene principalmente de Ohio, en donde tienen su corporativo y una planta que se encarga de procesar la materia prima para poder abastecer del material necesario a las tres fábricas en Coahuila, el 85% es suministro que proviene de América en un 50%, segmentado en un 35% de Estados Unidos y 15% lo consiguen en México, mientras que de Asia importan el 45% de sus materiales, en el cual 30% tiene origen de China, 10% de la India y 5% de Taiwan. El otro 5% restante lo adquieren en Europa.

Jacqueline Pérez concluyó que los planes de Bendix están trazados para seguir creciendo en Acuña principalmente, por su facilidad en la logística hacia Norteamérica, pero también buscarán hacerlo en el resto del país, ya que en su centro de distribución de la Ciudad de México están optimizando sus operaciones para poder aumentar sus ventas en Centro y Sudamérica.


Te puede interesar

Ediciones Impresas