Advertising

Electrodomésticos, Línea Blanca & Electrónicos

Eléctrico / Electrónico  Reciclaje  Sustentabilidad 

Avances en el reciclaje de residuos electrónicos

Por Israel Molina. 1 de diciembre 2022

Dado que los residuos electrónicos continúan siendo el flujo de residuos de más rápido crecimiento en el mundo, Terence Keyworth, segment manager for Mental Recycling de TOMRA Recycling, examinó las formas en que los últimos avances de la clasificación basada en sensores pueden ofrecer nuevas oportunidades a los recicladores de materiales electrónicos.

 Según el Global E-scrap Monitor 2020 de la ONU, los residuos electrónicos a nivel mundial alcanzarán los 74 millones de toneladas métricas (Mt) en 2030, lo que los convierte en el flujo de residuos de más rápido crecimiento en el mundo. Los residuos electrónicos comprenden una variedad de productos, como televisores, computadoras, teléfonos móviles; electrodomésticos como lavadoras, congeladores, aspiradoras e incluso algunos juguetes para niños. 

Por lo general, estos contienen una compleja mezcla de materiales, algunos de los cuales son peligrosos y, por tanto, deben gestionarse con cuidado. Además, suelen contener una cantidad significativa de materias primas valiosas y escasas, como acero inoxidable, aluminio, oro, plata, cobre, latón, indio y platino.

Europa es el tercer mayor generador de residuos electrónicos, por debajo de China y América del Norte y del Sur, sin embargo, tiene los mayores índices de recuperación y reciclaje, con un 42.5 por ciento. Lo anterior se debe a la existencia de dos directivas que regulan la gestión de los residuos electrónicos en la UE: la Directiva de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (Waste Electrical and Electronic Equipment, WEEE) y la Directiva de Restricción de Sustancias Peligrosas (Restriction of Hazardous Substances RoHS), ambas formadas en 2003.

 

Pretrituración antes de la clasificación por sensores

Además de cumplir con la legislación, el objetivo general de los procesadores de residuos electrónicos es recuperar de forma rentable materias primas secundarias valiosas lo más puras posibles, las cuales, de otro modo, se enviarían a los vertederos o se procesarían de forma deficiente.  

 El tratamiento de la chatarra electrónica puede variar considerablemente según el tipo de material y la tecnología que se utilice. Algunas instalaciones utilizan tecnologías de trituración a gran escala, mientras que otras desmontan el material manualmente o utilizan la automatización y, en algunos casos, una combinación de ambas.

 La trituración de los residuos electrónicos previa al uso de cualquier tecnología de clasificación basada en sensores es una etapa esencial del proceso. Mediante la pretrituración, los molinos de martillos o las trituradoras verticales, permiten recuperar componentes valiosos como placas de circuitos impresos (PCB), cables y metales valiosos, y eliminar de forma segura baterías, condensadores y otros materiales dañinos.

Uso de tecnología de clasificación flexible basada en sensores para seleccionar diferentes materiales.

“No existe una solución única a la hora de diseñar una planta de reciclaje de residuos electrónicos, pero normalmente una instalación a gran escala incluye un primer paso de pretrituración y la eliminación manual de materiales peligrosos, como las pilas, y de objetos de valor fáciles de recuperar, como las placas de circuito impreso de gran tamaño. Después de esto, normalmente se utiliza una segunda etapa de trituración para reducir el tamaño del material y hacerlo apto para su posterior clasificación. Un imán elimina la fracción ferrosa y, a continuación, el material se criba para garantizar, más adelante en el proceso, una clasificación más eficaz basada en sensores. Una vez realizada la pretrituración, existen varias soluciones de clasificación flexibles basadas en sensores que pueden aumentar el rendimiento del producto, generar fracciones de material con una pureza significativamente mayor y detectar sustancias peligrosas”, indicó Terence   Keyworth.


Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas