Advertising

Infraestructura, Automotriz, Energía

Energético  Industria Automotriz 

Audi y RWE construyen un nuevo tipo de sistema de almacenamiento de energía

Por Elenne Castro. Enero 2022

Advertising


Audi y RWE están abriendo nuevos caminos para impulsar la revolución energética: con la puesta en marcha de una instalación de almacenamiento de energía que utiliza baterías de iones de litio usadas de los automóviles eléctricos de la marca alemana. 

Con la ayuda de 60 sistemas de baterías, el nuevo tipo de instalación de almacenamiento en el sitio de la planta de energía por bombeo de RWE, podrá almacenar temporalmente alrededor de 4,5 megavatios hora de electricidad.

Las baterías fuera de servicio proporcionadas para el proyecto provienen de vehículos de desarrollo Audi e-tron. Después de su primera vida en el automóvil, todavía tienen una capacidad residual de más del 80 por ciento. 

Esto hace que estas "baterías de segunda vida" sean perfectas para su uso en sistemas estacionarios de almacenamiento de energía. Dependiendo de cómo se usen, estas baterías aún tienen hasta diez años de vida útil restante. 

Además, son más baratos que las células nuevas. Y de eso se trata una segunda vida: las emisiones de carbono generadas durante la producción de baterías se distribuyen de manera sostenible durante dos vidas.

Oliver Hoffmann, miembro de la Junta de Desarrollo Técnico de Audi AG, comentó que la movilidad neutra en carbono es el objetivo final de Audi. Por lo que están trabajando para lograr este objetivo. Y con el plan de lanzar más de 20 modelos totalmente eléctricos para 2025, resulta un paso importante en esta dirección. 

“Nuestras aspiraciones van mucho más allá del vehículo, por eso estamos avanzando en el desarrollo de la movilidad sostenible a través de colaboraciones con socios de la industria energética. Esta asociación con RWE pretende demostrar las posibilidades que existen para el uso respetuoso con los recursos de baterías de alto voltaje de segunda vida y su integración inteligente en la red eléctrica del futuro”, dijo. 

RWE ya ha construido una nave de 160 metros cuadrados con un diseño ligero para los 60 módulos de batería, que pesan alrededor de 700 kilogramos, en el sitio de su central eléctrica de almacenamiento por bombeo. 

Además, espera comenzar a comercializar la capacidad de almacenamiento de su sistema de almacenamiento de batería de segunda vida a principios de 2022, inicialmente para respaldar la red eléctrica como parte del mantenimiento de la frecuencia. Después de eso, la compañía planea probar de manera flexible otros métodos de marketing.

Roger Miesen, CEO de RWE Generation SE, comentó que el almacenamiento potente de la batería juega un papel esencial en la revolución energética. Por lo que se necesitan tecnologías de almacenamiento flexibles para compensar las fluctuaciones a corto plazo de las energías renovables y para estabilizar la red. 

“Los sistemas de almacenamiento de batería son ideales para este propósito. Junto con Audi, estamos probando cómo las baterías de alto voltaje al final de su vida útil de los automóviles eléctricos se comportan como dispositivos estacionarios de almacenamiento de energía cuando se conectan entre sí. El uso continuo de dicho almacenamiento de "segunda vida" es una alternativa sostenible a las baterías nuevas”, aseguró.

Los hallazgos de la instalación de almacenamiento de referencia ayudarán a RWE a construir y operar instalaciones de almacenamiento más grandes basadas en baterías EV en el futuro. Estas instalaciones utilizan una tecnología innovadora en la que se conectan dos módulos en serie, aumentando la tensión de funcionamiento y reduciendo costes.


Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas