Advertising

Internacional

Automotriz 

Audi RS 3 impone nuevo récord en el circuito Nürburgring

Por Elenne Castro. Agosto 2021

Con un tiempo de 7:40,748 minutos, el nuevo Audi RS 3 Sedán es el vehículo compacto más rápido en el circuito de Nürburgring Nordschleife. 

En junio, el piloto de carreras y probador de Audi Sport, Frank Stippler disminuyó 4.64 segundos el anterior récord de vuelta rápida en esta categoría, atribuyéndole el logro en el torque splitter, con su distribución de par totalmente variable en el eje trasero, en una demostración más de Audi: Liderazgo por tecnología

Marvin Schwätter, responsable de desarrollo técnico del Audi RS 3, comentó que cuando empezaron a desarrollar el modelo, no tenían idea de cuán rápido sería en el Nordschleife, pero, a medida que superaron las diferentes pruebas de validación y resistencia, tuvieron claro que podían registrar buenos tiempos y establecer una nueva marca.

Antes de realizar la vuelta con la que se logró la hazaña, el equipo del piloto sólo tuvo que ajustar la presión de los neumáticos Pirelli P Zero “Trofeo R” a las condiciones del asfalto, ya que afecta al funcionamiento del torque splitter. 

LA PUESTA A PUNTO PARA LA VUELTA RÁPIDA

La clave para el récord es la interacción de altas tecnologías. Por primera vez, Audi utilizó el sistema torque splitter en un modelo de producción en serie, que distribuye el par motor de forma totalmente variable entre las ruedas del eje trasero, gracias a la utilización de un embrague multidisco controlado electrónicamente en cada uno de los ejes de transmisión. 

Durante una conducción deportiva, el torque splitter aumenta el par que recibe la rueda trasera situada en el exterior de la curva, que es la que soporta mayor carga. Esto significa que, en los giros a la derecha, hay más torque en la rueda trasera izquierda y lo contrario en los giros a la izquierda. Por lo tanto, el RS 3 entra en la curva aún mejor y sigue el ángulo de dirección con mayor precisión. 

El resultado, es una estabilidad óptima y una agilidad máxima, especialmente en las curvas a alta velocidad. El torque splitter supone un salto cualitativo en términos de agilidad al volante. 

Esto resulta evidente en combinación con el nuevo modo de conducción RS performance, calibrado para el circuito con sus ajustes propios para el funcionamiento del motor y la transmisión. 

En este modo, el torque splitter garantiza un comportamiento dinámico lo más neutro posible, con poco sobreviraje o subviraje en diferentes situaciones de conducción, lo que hace posible acelerar antes a la salida de las curvas y permite tiempos de vuelta más rápidos.

La configuración se completa con los neumáticos semi-slick Pirelli P Zero “Trofeo R, los discos de freno carbocerámicos en el eje delantero y la suspensión deportiva RS plus con control adaptativo de la amortiguación, que ajusta de forma continua e individual cada amortiguador a las condiciones de la carretera, a la situación de conducción y al modo seleccionado en el Audi drive select. 

El modo RS performance dispone de dos configuraciones: una con la puesta a punto pensada para ofrecer confort en trazados de forma irregular como el Nordschleife, donde es importante minimizar el movimiento vertical de la carrocería manteniendo un gran dinamismo lateral; y otra configuración más deportiva para circuitos que tengan un asfalto más uniforme, como por ejemplo el Hockenheimring.

Equipado con el paquete Dynamic plus RS opcional, que incluye el tren de rodaje adaptativo en versión deportiva y el sistema de frenos cerámicos RS, el legendario motor de 5 cilindros, que rinde una potencia de 400 hp y un par máximo de 500 Nm, permite al Audi RS 3 alcanzar una velocidad máxima de 290 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en 3.8 segundos, lo que convierte al compacto deportivo en el mejor de su clase en términos de aceleración y velocidad.


Te puede interesar

Ediciones Impresas