Estado de México/Puebla

Industria Automotriz 

Motores Limpios, nuevo grupo automotriz de electromovilidad

Por Israel Molina. Octubre 2021

La compañía consolidará una segunda marca de vehículos para fabricar unidades eléctricas enfocadas a la última milla

 

Motores Limpios, empresa madre de la primera marca mexicana fabricante de autos eléctricos, Zacua, dio a conocer que se convertirá en un grupo automotriz especializado en vehículos eléctricos.

Asimismo, el grupo informó que se encuentran afinando detalles para iniciar la producción de sus primeras unidades enfocadas a la última milla, puesto que una empresa multinacional ha realizado el primer pedido de 2,000 unidades para sus actividades de distribución. 

Nazareth Black, directora de la marca Zacua, comentó que dicha empresa se acercó a ellos después de revisar la oferta de vehículos eléctricos disponibles y ninguno los convenciera. 

“Cuando presentaba la marca ya sabía sus intenciones de transitar hacia lo eléctrico, pero no hay aún suficientes opciones que se adapten a lo que necesitan: tener lo antes posible los vehículos, pagando lo menos posible. En pláticas con ellos, nuestro coche no era lo que necesitaban, pero estaba segura que tampoco el de nadie. Y a partir de estas conversaciones, le dije que nosotros podríamos fabricarle el vehículo que necesitaba, con las especificaciones y medidas, asegurando que cueste lo que quieren que cueste. El desarrollo tecnológico lo adaptamos a lo que necesitan y lo hacemos como un proyecto de socios de negocios, haciéndolo por un mínimo de unidades”. 

Es así como esta segunda marca de vehículos eléctricos de Motores Limpios está en proceso. 

“Ya tenemos dos prototipos trabajados y van sobre ejes: área de ingeniería donde trabajamos con vehículos sobre diseño, pedido, bajo demanda y con enfoque de socios de negocios. Asegurando para tu empresa tener el vehículo que necesitas con las especificaciones, tiempos y costos. Esta unidad de negocio está funcionando y da forma a la segunda marca de vehículos eléctricos utilitarios con el foco de última milla.  Creemos que va a gustar mucho porque le estamos dando a las empresas AAA lo que quieren y al costo que quieren”, indicó Black.

Durante la pandemia provocada por el Covid-19, Motores Limpios trabajo para desarrollar nuevas áreas de negocios; la historia comenzó con Zacua con la intención de fabricar vehículos eléctricos, pero se decidió ampliar y dotar la empresa dueña donde desarrollan la tecnología. “Vimos qué hay mucho potencial y México se vuelve más importante y atractivo en el sector automotriz ahora en el tema de electromovilidad en las cadenas de suministro. Podemos prepararnos más para eso nuevo que viene”, comentó la directora. 

Motores Limpios, el ahora grupo automotriz, se divide en cinco unidades de negocio independientes: Zacua, vehículos de última milla, planta productiva para proyectos de electromovilidad, infraestructura y brazo financiero para nuevos proyectos. 

“Ahora, nuestra planta ubicada en Puebla es una unidad de negocio independiente que ya no solo ensambla para nuestras marcas sino para abrirle la puerta a marcas que quieran venir a México a armar vehículos eléctricos”, reveló. 

Lo eléctrico –dijo– no es solo tener vehículos, se trata de todo el “caminito” donde el coche circula, red eléctrica, seguros especiales, energía limpia, políticas públicas, incentivos fiscales, etcétera. 

“Desarrollamos el área de infraestructura y brazo financiero donde proveemos a clientes de todo lo que necesiten para que su proyecto de transición funcione; es decir, proveemos vehículos, los hacemos a la medida, desarrollamos su red de carga dentro de la empresa, cuidamos unidades, carga con energía limpia, arrendamiento, entre otras. Trabajamos para estar empujando el tema legislativo, buscando incentivos, trabajando de la mano con cámara de diputados, senadores, gobiernos estatales para ayudar al impulso eléctrico”, agregó la directora de marca.  

Zacua lanzó sus dos primeros prototipos de vehículos eléctricos a mediados de 2017. Modelos de dos plazas con un precio arriba de los 500,000 pesos. Ha fabricado una primera ronda de 30 unidades que ha vendido a family and friends, como parte de un proyecto piloto de lanzamiento. Ahora, la marca ha retomado su meta de vender 100 unidades. Cada modelo tiene una autonomía de 160 kilómetros.

La marca también ha trabajado en un esquema de franquicias para monetizar el know how adquirido durante estos primeros cuatro años sobre la fabricación de vehículos eléctricos. Tras el boom de la movilidad eléctrica, hay inversionistas en todo el mundo interesados en incursionar en la fabricación de autos de baterías.

“La propuesta es que nosotros vamos e instalamos la planta, les traspasamos la tecnología y les enseñamos a ensamblar el coche. Los inversionistas locales hacen la inversión, se encargan del manejo de la planta y a Zacua le pagan un pequeño porcentaje por unidad producida”, comentó Black. 

El grupo automotriz evalúa un plan para captar inversiones, ya sea a partir de un fondo de inversión o inversionistas privados. Gobiernos de Centroamérica, África, Medio Oriente y algunas comunidades de España han mostrado interés por el esquema. Hace dos años recibieron a un comité de empresarios y funcionarios de 10 países interesados en conocer el proyecto. A partir de ahí se establecieron mesas de trabajo que siguen abiertas. 

“Cuando llegué al proyecto que estaba recién lanzado había muy pocas opciones de vehículos eléctricos en el país, hemos aprendido mucho, la aceptación ha sido maravillosa por la filosofía que tenemos como empresa. El mercado de eléctricos es muy chiquito, se vendía 300 dentro de 1.5 millones de combustión interna. Sabemos que podemos trabajar en la educación para generar cultura y conciencia respecto a la grave situación del cambio climático. No esperamos vender 10,000 autos, estamos conscientes del terreno que tenemos y eso nos ha permitido estar tranquilos y asegurarnos que cada Zacua que sale de nuestra planta va para la cochera adecuada”, aseguró Black. 

Sostuvo que, si bien México no está preparado para esta nueva tendencia de movilidad, es de extrema urgencia estarlo. “Cuando tienes un coche eléctrico puedes cargarlo en tu casa como si fuera el celular. Si nos vamos a mover lo más rápido a lo eléctrico, hay que reforzar la red eléctrica y tratar de hacerlo sustentable en la medida de lo posible, utilizando energías renovables como la solar que impera en el país”.

La compañía continúa perfeccionando la plataforma y desarrollando una cadena de suministro local. Al inicio debían traer los componentes de dónde los encontraran, pero buscan que el vehículo sea 100% ensamblado con proveeduría mexicana. Hoy llevan un avance del casi 70% de proveedores desarrollados por ellos.


Te puede interesar

Ediciones Impresas