Advertising

Jalisco

Desarrollo Humano 

Desarrollo de talento, clave para el crecimiento de Jalisco

Por Alejandro López Camacho. Febrero 2020
Tanto el sector de las TI como el metalmecánico cuentan con potencial de crecimiento en Jalisco, por lo que son necesarias acciones para desarrollar el talento que cubra la demanda que ambas industrias requieren

El crecimiento de las empresas de Jalisco, tanto en el sector de Tecnologías de la Información (TI), como del metalmecánico, se ha encontrado ante desafíos para atender las necesidades correspondientes para cada industria, debido a la falta de talento especializado para atender proyectos importantes.

En ambos casos, muchas empresas que requieren servicios de alguno de estos sectores, se ven en la necesidad de llevar sus proyectos a otras entidades, ya que las empresas de cada uno de estos sectores, no cuentan con personal local suficiente.

Para Marco Bueno, director general de PMS, empresa que forma parte del Tooling Cluster, la industria metalmecánica se ha encajonado en perspectivas de hace más de 50 años, desde la parte de la enseñanza.

“¿Qué es lo que pasa? Empresas han invertido ya sea en tecnología 4.0, la automatización de equipos, etcétera; si pretendemos que la gente que va a operar estos equipos —que representan inversiones de miles de dólares— desarrolle el interés por eso, donde lo que aprenden en un aula o salón de clases, no representa ni remotamente cerca el ambiente al que se enfrentarán”, explicó.

Añadió que, al menos en el sector metalmecánico, las empresas tienen mucha responsabilidad por mantenerse en los límites de lo tradicional, en cuanto a enseñanza se refiere, lo que provoca una falta de interés por personas que quieran profesionalizarse en este sector, ya que las generaciones actuales han demostrado un rechazo por esquemas de aprendizaje tradicionales.

De acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de Manufactura de Moldes y Troqueles (AMMMT), por cada 50 empleos directos, se necesitan ocho ingenieros para cubrir la demanda de talento que requiere este sector.

“De los miles de millones que produce este sector a nivel mundial, tan solo el 5% se realiza en México, esto quiere decir que Jalisco podría haber generado cuatro veces más de lo que actualmente se produce en la industria metalmecánica. Esa es la problemática a la que nos estamos enfrentando: cómo aprovechamos ese gran porcentaje de oportunidades que estamos dejando ir y al mismo tiempo, la aceleración de formación del talento que se requiere”, detalló.

Sugiere que en los centros de estudio se adopte el equipo necesario para crear simulaciones, de tal forma que los estudiantes puedan poner en práctica los conocimientos y competencias adquiridos, para que al finalizar su formación, el egresado llegue a una empresa no solo con el conocimiento, sino con la propia experiencia que la experimentación de prueba y error otorga.

En el caso de la industria de las TI, según datos del Instituto Jalisciense de Tecnologías de la Información (IJALTI), hay una base instalada de 50,000 empleos en empresas de TI en Jalisco, que desarrollan tanto aplicaciones de uso interno para las empresas, como atender las necesidades de clientes externos.

“Cada proyecto requiere, dependiendo de su complejidad, un promedio de 20 personas para llevarlo a cabo, y si sumamos la cantidad de éstos que se tuvieron que ir ya sea a otros estados o fuera del país, estamos hablando de que se requerían hasta 8,000 especialistas para que las empresas jaliscienses cubrieran la demanda”, explicó Luis Valtierra, presidente del IJALTI.

Para solventar esta carencia de talento, Valtierra expuso que se necesita atender esta problemática desde dos aspectos: “primero, que las universidades desarrollen personas con las habilidades que la industria está requiriendo, por ejemplo, que los egresados ya dominen el lenguaje de programación Python; C++; ciencia de datos, entre otras competencias, de tal modo que se reducirán los costos que las empresas invierten en la formación del personal que contratan”.

Añadió que otro aspecto importante que se debe atender es la reconversión de talento, esto se refiere a la capacitación que reciben egresados de otras ingenierías a través de bootcamps, donde reciben el entrenamiento necesario para que puedan laborar dentro de empresas de TI.

Estos bootcamps tienen una duración de hasta cinco meses, dependiendo las necesidades de la empresa; sin embargo, cada bootcamp tiene un costo de hasta 20,000 pesos mensuales por persona en entrenamiento, un gasto que ya no tendrían que realizar las empresas si desde la academia se imparten dichas competencias.

De momento, algunas empresas de TI han decidido importar talento ya sea en otros estados o incluso en el extranjero, pero a pesar de ello, esto es un gasto importante para las empresas y un desgaste del especialista, por lo que Valtierra consideró que es urgente que, tanto la industria, como las universidades e incluso el gobierno, se planteen acuerdos triple hélice para la actualización en los planes de estudio, para que se impartan las competencias que actualmente el sector requiere.

Según el estudio IT Talent 2019, presentado en octubre pasado por el IJALTI, los puestos que están en mayor crecimiento dentro del sector de las TI son:

• Científico de datos (163%)
• Escritor técnico (135%)
• Consultoría/Desarrollo de Negocios (95%)
• Desarrollo y Administración BD (85%)
• Ingeniero Big Data (80%)

Mientras que el salario promedio de un trabajador en este sector es de hasta 40,000 pesos mensuales, siendo Jalisco el que mejor paga en comparación con otras entidades.

Otro aspecto por tomar en cuenta, es que tanto en las TI como en la industria metalmecánica, otra de las necesidades que requieren ambos sectores es el desarrollo de soft skills desde las universidades “son habilidades como el trabajo en equipo, razonamiento crítico, resolución de problemas, manejo de proyectos, etcétera”, explicó el presidente del IJALTI.

Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas

© 2020 Mexicoindustry.com