Advertising

Querétaro

Cámaras y Asociaciones 

Sostenibilidad, base del futuro de los negocios

Por Víctor Vázquez. Septiembre 2020

Las acciones que las empresas implementen en favor del medio ambiente y la sostenibilidad, además de útiles para contrarrestar los efectos del cambio climático, generan beneficios a la industria en términos de ahorro, reputación y entorno laboral.

 

Sin embargo, estas implementaciones deben ser serias y sustentadas en políticas transversales dentro de las compañías, advirtió en entrevista Aura Diana Romero Rangel, presidenta de la Comisión de Medio Ambiente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Querétaro. 

 

Solo con un verdadero compromiso para implementar acciones verdes, agregó, se evita caer en acciones como el denominado greenwashing, concepto que se utiliza para calificar las iniciativas que solo “maquillan” las malas prácticas ambientales de algunas empresas.

 

“Actualmente hay un consumidor más educado en ese tema, es más crítico. Entonces hay que tener una buena gestión ambiental, pero que no sea el greenwashing, sino que en realidad tengas en tus políticas todo un sistema de cuidado del medio ambiente, eso mejora la reputación y mejora tus ventas, tu presencia en el mercado, te da un respaldo moral y fortalece tu marca”, advirtió 

 

ACCIONES

Con el propósito de orientar a las empresas sobre acciones pro ambientales y difundir las buenas prácticas que se pueden ejecutar en este rubro, la Coparmex Querétaro creó, en septiembre de 2019, la Comisión de Medio Ambiente.

 

Romero Rangel platicó con Mexico Industry sobre el camino que ha transitado la comisión durante un año de vida, así como sus logros y sus alcances.

 

“El objetivo era crear una comisión que viera estos temas en específico en Coparmex. Tuvimos muy claro que el único protagonista iba a ser el medio ambiente y que todos pudiéramos sumar desde nuestra trinchera […] Se convocaron empresas, especialistas externos y académicos”, compartió la también directora de relaciones públicas y de responsabilidad social de Complejos Residenciales.

 

El intercambio de ideas y el diagnóstico generado por los involucrados generó tres líneas de trabajo que desarrolla dicha comisión: concientización, acción e incidencia. 

 

La primera línea, como su nombre lo indica, tiene por objetivo crear mecanismos para generar conciencia entre los empresarios y colaboradores sobre la importancia de las acciones medio ambientales. Estas se difunden a través de pláticas con temas específicos y en los denominados “cafés ambientales”; se trata de charlas quincenales, difundidas a través de la cuenta de Instagram de la Coparmex.

 

“Cada 15 días entrevistamos a expertos, son académicos o miembros de organizaciones civiles. Hemos tenido pláticas sobre la industria textil, manejo de residuos, la huella de carbono, sobre temas de biodiesel, entre otros”, compartió Aura Romero. 

 

El objetivo de estas divulgaciones es presentar acciones concretas y no solo generalidades que pueden llegar a confundir o agobiar a quienes las consumen.

 

“Vimos que hay mucho conocimiento, pero como que se queda en el aire o luego es muy abrumador y para las empresas es como: ok, sé todo esto y ahora qué hago. La idea de estos cafés, y la concientización, es hacer un llamado muy concreto a la acción, de manera muy práctica, muy aterrizada”.

 

Respecto a la línea de trabajo “acción” presumen ya dos proyectos encaminados por la comisión. El primero de ellos es el Directorio Verde, que conjunta a proveedores de productos, servicios y consultoría enfocados en temas sustentables. La iniciativa, que inició en marzo pasado, ha logrado convocar a una treintena de empresas.

 

El segundo proyecto, que la presidenta de la comisión calificó como su iniciativa estrella, es el Centro Empresarial Verde, proyecto multidisciplinario que trabajan en conjunto con el resto de las comisiones de la Coparmex local. 

 

“Es un proyecto de hacer las oficinas de Coparmex 100% sustentables, que tengan un sistema de gestión de ahorro de agua, de energía, que tengan la parte vegetal. Está diseñado para que en la parte de arriba tenga árboles, huertos urbanos; conjuntar también una parte social, para atender la NOM 035 [que vela por los factores de riesgo psicosocial en los espacios laborales]”.

 

Cerca de 20 especialistas están involucrados en el proyecto, que busca convertir al edificio de Coparmex Querétaro, en el primer centro empresarial verde de toda la ciudad. 

 

“Es un poco para predicar con el ejemplo. Queremos que las empresas puedan ver que sí es posible, aunque ya estén instaladas o construidas tus oficinas, puedes convertirlo en un centro sustentable”, añadió.

 

En el tema de “incidencia” la comisión trabaja con lo micro y lo macro, es decir, impulsa las acciones individuales y colectivas en la sociedad, y las acciones que atañen al área gubernamental y del sector industrial. 

 

En este último rubro han encontrado interés entre las pequeñas y medianas empresas de informarse y poner en práctica “proyectos verdes”; sin embargo, la Coparmex ha buscado a las grandes compañías instaladas en Querétaro para crear sinergias y para conocer de primera mano sus buenas prácticas sustentables. 

 

Michelin, Safran y Caja Gonzalo Vega están en la mira de la comisión, pues han advertido en ellas una constante preocupación con el medio ambiente. 

 

“Donde más hemos notado apertura, o al menos en lo personal así lo he percibido, es en la parte política. Es todo un sistema, hay tiempos que respetar y tomar en cuenta, pero ha habido mucha apertura en este tema. Ahí definitivamente entra en juego el asunto de la presión social, porque ya con las redes no puedes darle vuelta a estos temas”.

 

DIAGNÓSTICO 

El interés de las empresas por adoptar acciones “verdes” ha ido en incremento. De acuerdo con el estudio Desarrollo Sostenible en México 2020, de KPMG en México, nueve de cada 10 integrantes de la alta dirección empresarial considera que la sostenibilidad es un concepto que debe estar integrado en la estrategia de negocios, por su importancia para gestionar los impactos económicos, ambientales y sociales. Adicionalmente, 43% reconoce que existe conversación sobre conceptos de sostenibilidad en su Consejo de Administración y comités.

 

Este panorama; sin embargo, es percibido como insuficiente por los propios ejecutivos, y es que 70% de los encuestados considera que persiste un bajo nivel de desarrollo de este tema en el ámbito nacional, ya que solo 31% de las compañías cuentan con un presupuesto asignado para el rubro de sostenibilidad, y únicamente 25% emite un reporte sobre dicho tema.

 

Jesús Luna, socio líder de Asesoría en Auditoría Interna y Gestión de Riesgo Empresarial de KPMG en México, consideró, a partir de los resultados del estudio, que el medio ambiente aún es un rubro de poco impacto entre el empresariado mexicano. 

 

“El concepto de sostenibilidad es un tema crítico que muestra que la madurez de las organizaciones en México es baja. Esto se debe a dos grandes factores: la situación económica que ha llevado a muchas empresas a tomar precauciones financieras en las que se prioriza la operación en lugar de la estrategia, y la percepción de las compañías sobre la sostenibilidad como un costo, más que como una inversión”.

 

La firma de servicios profesionales de auditoría, asesoría, impuestos y legal precisó que en esta edición participaron un mayor número de Pymes que en encuestas anteriores, lo que podría influir en la respuesta sobre la madurez de la sostenibilidad en las organizaciones participantes. 

 

El estudio, desarrollado por KPMG México por sexta ocasión, monitorea el nivel de evolución, retos y oportunidades de la sostenibilidad con los que cuentan las organizaciones en el país. 

 

Esta edición incluye la opinión de 294 integrantes de la alta dirección de distintas empresas, y analiza los resultados bajo el contexto global impactado por la pandemia de Covid-19, factor que puede “abrir una ventana importante” para el despunte de estas prácticas de las organizaciones en México, según considera la firma en su reporte.

 

“Al integrarla en su estrategia [las organizaciones] detonan la posibilidad de competir en mercados que, cada vez más, optan por compañías que integran criterios sostenibles en sus operaciones”. 

 

Al respecto, Jessica Jiménez, directora de Asesoría en Sostenibilidad de KPMG en México, consideró la sostenibilidad como un aliado de la recuperación ante la crisis.   

 

“Frente a este escenario de incertidumbre, el desarrollo sostenible de las corporaciones debe ser dinámico y capaz de adaptarse a las condiciones del mercado, a marcos regulatorios cambiantes, a nuevas narrativas políticas, sociales y económicas, así como asegurar la continuidad de las operaciones”. 

 

La firma adopta el concepto de sostenibilidad del Informe “Nuestro futuro común”, de 1987, de la Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, el cual lo define como la satisfacción de las necesidades de la generación presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades. 


Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas