Advertising

Nuevo León

Automotriz  Manufactura 

Sector automotriz, clave para la reactivación económica de la industria mexicana

Por Perla Eunice. Diciembre 2020

Con la misión de mejorar el tejido industrial y la cadena de valor, proveedores y representantes del sector automotriz en México se preparan para la incursión de sus compañías a la regionalización de los insumos. 

Nos une el amor a México, queremos que a nuestro país le vaya bien, dijo Manuel Montoya, director del Cluster Automotriz de Nuevo León (CLAUT). 

Por eso, junto a César Jiménez, presidente de la organización, reafirman su confianza en el talento, potencial y oportunidades que recaen actualmente sobre este rubro de la industria. 

Las situaciones actuales, como lo estipulado por el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y las restricciones logísticas en importaciones derivadas de la pandemia, han impulsado a todos los sectores a desarrollar la integración nacional a través de la sustitución de importaciones. 

Lo anterior, con miras a dejar de depender de insumos que vengan de otras regiones, ya sea por las nuevas reglas o por el nivel de contagio del origen de estos. Si bien se ha visto una disminución en el nivel de producción y ventas en la industria automovilística, los indicadores de recuperación de este sector apuntalan hacia un crecimiento mayor de lo previsto anteriormente. 

Tener como referencia a Estados Unidos es de gran ayuda para trazar una ruta de reactivación, ya que gran parte de lo que se venda en el país vecino se producirá en México. De acuerdo con un estudio de IHS Markit de 2020, referido por Manuel Montoya, se había observado una estabilidad en ventas desde el 2015: durante los últimos cinco años, las ventas rondaban los 17 millones de vehículos. Este año, las circunstancias golpearon fuertemente a las estadísticas. No obstante, de los 12 millones de coches que se estimó que se vendieran en abril; en agosto, la cifra aumentó a alrededor de 14 millones

En la misma línea, César Jiménez, presidente del CLAUT, señaló que México es el segundo proveedor de vehículos ligeros del mercado estadounidense, y el primero en autobuses y autopartes. De enero a agosto del 2020, Estados Unidos importó de México más de 16,000 millones de dólares en vehículos ligeros. En autopartes, importó más de 31,000 millones de dólares; lo que hace que nuestro país supere a naciones como Canadá, Japón, Corea del Sur y Alemania. 

Son cifras alentadoras; ya que lo logramos a pesar de todo el entorno del Covid, destacó.

 

EL SECTOR AUTOMOTRIZ EN NUEVO LEÓN

De acuerdo con Business Nuevo León, en el estado hay más de 200 empresas que pertenecen al sector automotriz. En la entidad están instaladas OEM, como KIA, Daimler, Polaris e International. Asimismo, empresas Tier 1 como Nemak, Cuprum, Metalsa, Vitro, Denso y Katcon, por mencionar algunas.

Además, alrededor del 20% de la producción de autopartes en México se genera en Nuevo León. 

Por otro lado, destaca que el sector automotriz es el número uno en exportación y en materia de empleo del estado. El total de trabajos generados directamente por el rubro rondan los 59,700; mientras que los relacionados indirectamente suman  65,000 aproximadamente.

Roberto Russildi Montellano, secretario de Economía y Trabajo del estado, compartió que un poco más de 200 empresas se encuentran en etapa exploratoria para establecerse en la región. Algunas de ellas son de países provenientes como Estados Unidos y Alemania. 

Asimismo, destacó que las empresas armadoras están contemplando establecer sus plantas proveedoras en Nuevo León a pesar de que sus instalaciones armadoras se encuentran en otras regiones. Sucede de esa manera gracias a “la capacidad y el talento de los trabajadores de Nuevo León”, señaló.

Para mantener la competitividad de esta industria, el CLAUT organiza el evento Proveedor Automotriz cada año. Desde el 2011, se realizan citas de negocios, exhibiciones, conferencias magistrales con temas de interés de la voz de expertos del sector, y networking

A través de ocho comités de trabajo, entre los que se destacan el de cadena de suministro, innovación, desarrollo humano, operaciones, desarrollo de proveedores, entre otros, el clúster trabaja de la mano con los fabricantes de la industria automotriz e instituciones académicas y de gobierno.

 

El T-MEC 

Manuel Montoya, quien también es presidente de la Red Nacional de Clusters Automotrices de México, señaló que existe una gran oportunidad para la integración de la cadena regional de Norteamérica gracias al Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá.

La principal regla del tratado establece que se llegue al 75% de valor de contenido regional para vehículos ligeros; además, debe haber un 70% de contenido de acero y 70% de aluminio. La siguiente regla con mayor importancia estipula que el contenido regional de 2023 será de: autopartes esenciales, 75%; principales, 70%; y complementarias, sesenta y cinco por ciento. 

En consecuencia, los proveedores que hoy exportan de Asia o Europa ya no podrán hacerlo si afecta al contenido regional final del equipo. Por lo tanto, tendrán que buscar proveedores regionales, ya sea de México o de Norteamérica, dijo Manuel Montoya.

Una de las primeras consecuencias favorables del T-MEC ya es visible. La Secretaría de Economía señaló que, en los 100 primeros días después de que se firmó el Tratado de Libre Comercio, llegaron a México inversiones por más de 5,000 millones de dólares; de los cuales, la gran mayoría, fue para la industria automotriz, indicó César Jiménez. 

El tratado vino a dar certidumbre. Es cuestión de tiempo para que muchas empresas internacionales vengan a establecerse a México, dijo.

Por todo lo anterior, se espera una reintegración de las cadenas en Norteamérica. Aproximadamente, el 12.5% de 17 o 18 millones de coches, se tendrán que fabricar en la región. De ese porcentaje, nos tenemos que quedar con una gran parte, agregó Manuel Montoya. 

La participación de la industria automotriz es de vital importancia para la economía del país. En la última década, México recibió casi 25 billones de dólares de inversión. “Esto se observa en las nuevas armadoras que tenemos en México, como Mazda, Ford y KIA”, añadió.

Además, este rubro representa el 3.8% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional y el 20.5% del PIB del sector manufacturero; además, es de las que más empleos genera para el país, destacó César Jiménez.

 

PERSPECTIVAS

El año pasado, México produjo 3.8 millones de unidades; Estados Unidos, 10.6; Canadá, poco menos de 1.9 millones. Este año, las cifras se redujeron a 3 millones para México, 1.3 para Canadá, y 8.5 para Estados Unidos. 

Tanto en Estados Unidos como en nuestro país se espera un porcentaje de recuperación considerable; sin embargo, el pronóstico para Canadá es menos favorable, dijo Manuel Montoya.

“La industria automotriz, después de un gran paro, ahora está casi a ritmo de antes de la pandemia”, mencionó César Jiménez. De acuerdo con cifras del Inegi, en septiembre de este año se produjeron un poco más de 300,000 unidades; es decir, 5% menos que en septiembre del año pasado. 

En cuanto a la producción nacional futura, se verán niveles quizá arriba de las 300,000 unidades por mes. Algunas compañías producen menos de lo que producían antes; otras, mucho más. Las variaciones se dan de acuerdo a cómo se consumen los tipos de vehículos del mercado, indicaron los expertos del CLAUT.

En cuanto a las ventas, Manuel Montoya informó que rondaron un millón 600,000 coches en el 2016; y un millón 300,000 en el 2019. “Este año, nos quedaremos alrededor de los 900,000”, dijo. De acuerdo con un informe de la consultora IHS, en México se espera una venta de más de 100,000 unidades de vehículos ligeros para el mes de diciembre

El sector automotriz enfrenta una evolución hacia vehículos eléctricos, autónomos, compartidos y conectados; lo cual exige una visión enfocada a la sustentabilidad y procesos mucho más amigables con el medio ambiente. 

Para poder adaptarse a los cambios, la innovación debe ser una de nuestras principales herramientas de trabajo. Debemos adaptarnos a las nuevas tendencias que exige el mercado para mantenernos vigentes y competitivos, finalizó César Jiménez. 


Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas