Advertising

Querétaro

Aeronáutica  Tecnología 

Querétaro, líder en innovación y competitividad

Por Víctor Vázquez. Agosto 2020

El Índice de Competitividad Estatal (ICE) 2020, que realiza el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), colocó a Querétaro en el segundo lugar del ranking, una vez que dicha entidad consiguió tres medallas de oro, uno por cada siguiente rubro que el estudio considera: gobiernos, mercado de factores e innovación.

El Imco define ​la competitividad de los estados como “su capacidad para forjar, atraer y retener talento e inversión”.

A diferencia de los índices pasados, el ICE 2020, explica el organismo, no cuenta con un ranking general. En cambio, reconoce el buen desempeño de las entidades en distintas dimensiones de competitividad, mediante la asignación de medallas de oro, plata y bronce.

“Los estados más competitivos están más preparados y se adaptarán mejor ante esta crisis [Covid-19]. ​Hoy, los mexicanos queremos tener la certeza de que los gobiernos hacen todo lo que está en su poder para minimizar los efectos de la contingencia y acelerar la recuperación económica”, expresó el Imco​.

Los 10 subíndices que califican son: derecho, medio ambiente, sociedad, sistema político, gobiernos, mercado de factores, economía, precursores, relaciones internacionales e innovación.
A Querétaro se le reconoció en tres de ellos:
• Gobiernos. El estado tiene el mejor aprovechamiento de los medios electrónicos para interactuar con los ciudadanos y se posiciona además como la segunda entidad en la que es más fácil registrar una propiedad.
• Mercado de factores. Querétaro es el estado más atractivo para la población foránea con educación superior y el segundo con menor desigualdad salarial.
• Innovación. Querétaro presenta la mayor cantidad de solicitudes de patentes, tiene el segundo lugar con más empresas e instituciones científicas y tecnológicas, así como el tercero con el mayor número de miembros del Sistema Nacional de Investigadores (SNI).

De acuerdo al documento publicado por el Imco, tanto el talento como la inversión tienden a ir hacia los lugares donde es posible obtener mejores retornos económicos y sociales, “así, en un estado consistentemente atractivo para el talento y la inversión se puede esperar un alto nivel de productividad en las empresas y en las personas, además de altos niveles de prosperidad y bienestar”.

INNOVACIÓN
La sinergia que existe entre empresas privadas y la academia es uno de los principales factores que inciden para lograr el entorno innovador en el que Querétaro destaca.

Así lo advirtieron representantes de sectores productivos en la región, durante los paneles virtuales “Retos para las juventudes en la nueva normalidad”, organizados por el Consejo Ciudadano Juvenil del Estado de Querétaro.

Antonio Velázquez, director general del Aeroclúster de Querétaro, enumeró las condiciones que la pandemia ha originado y que la industria que representa debe atender para subsistir. Captar la reubicación de las cadenas de suministro que buscan disminuir la dependencia de China, la reconversión de la producción para atender mercados emergentes y la adopción en la mayor parte de las operaciones de nuevas tecnologías, destacan entre ellas.

Para realizar estos cambios, las empresas deben echar mano de capital humano que les ayude a innovar de forma rápida y efectiva, enfatizó el representante de la aeronáutica local, por ello instó a los jóvenes a formarse en nuevas habilidades que permitan mayor innovación y flexibilidad a las compañías.

Las nuevas capacidades que las empresas aeroespaciales comienzan a buscar, expuso Velázquez, son las siguientes:

Habilidades para operar en un ambiente completamente digital
Las empresas van a requerir de personal y emprendedores que construyan una fuerte conciencia técnica para operar en un mundo remoto y que logre además ser productivo. Estos colaboradores deben ser capaces de tener un fuerte entendimiento de la tecnología crítica para la operación, que manejen muy bien los conceptos de datos y procesos que son esenciales para las empresas.

Habilidades sociales y emocionales para asegurar una colaboración efectiva
Se requieren de habilidades de pensamiento crítico y de administración de proyectos en una atmósfera de mayor autonomía. Se va a necesitar personal que pueda resolver problemas, que sean creativos, con una gran capacidad de comunicación interpersonal, que garantice su profesionalismo aunque no lo estén supervisando y su trabajo sea a distancia.

Habilidades de adaptabilidad y resiliencia para prosperar en la evolución de las empresas
Personal con desarrollo de autoconciencia y autoconocimiento, con una fuerte confianza en sí mismo. Que sean capaces de utilizar estas nuevas experiencias como una fuente de aprendizaje, desarrollen herramientas personales, tales como la administración del tiempo, el establecimiento de límites entre su trabajo y su vida personal y desplieguen todos los días bienestar mental para fortalecer su resiliencia como individuos, familia, comunidad y empresa.

Habilidades cognitivas para responder a necesidades de rediseño e innovación
Ya no se van a buscar personas que a todo digan que sí, se va a buscar capital humano que tenga un pensamiento crítico, que pongan las cosas en tela de juicio, que sean capaces de resolver problemas y de desarrollar procesos de innovación al interior de sus empresas. Se van buscar además startups que respondan a la reconfiguración de la cadena de suministro y que ofrezcan o busquen nuevas formas de dar solución a una problemática.

Un panorama similar advierte la industria automotriz. Renato Villaseñor, presidente del Clúster Automotriz de Querétaro, expuso que este sector busca mayor inversión en la innovación, pues el mercado así lo demanda.

Reiteró su preocupación por atraer talento joven y bien preparado; sin embargo, los estudios que han hecho arrojan que esta industria es menos atractiva que antes para el novel capital humano.

De acuerdo con una encuesta de IHS Markit, los graduados de carreras ligadas a las Ciencias de la Computación prefieren las empresas tecnológicas para laborar. Google, Microsoft, Apple, Amazon y Facebook, en ese orden, son las favoritas de los jóvenes para aplicar a un empleo; mientras que BMW Group, que aparece hasta el lugar 62, es la empresa automotriz mejor posicionada en este ranking.

Los ingenieros recién graduados, por su parte, prefieren a Space X, Tesla y Google, que ocupan los primeros lugares de las preferencias, sobre las empresas automotrices. Ford y General Motors ocupan los lugares 16 y 19, respectivamente.

“Necesitamos atender esta realidad, las empresas automotrices ya no son sinónimo de innovación y requerimos de ideas frescas y capacidades nuevas para hacer frente a los cambios del mercado”, expuso Villaseñor.

El Vórtice IT, Clúster de Tecnologías de la Información de Querétaro, por su parte, dio a conocer que diseñó y estructuró el Modelo Fusión e Integración de Capacidades (FIC), que consiste en una identificación de actores y capacidades, así como de necesidades y oportunidades, para fusionar cuatro elementos y obtener soluciones en conjunto.

Bajo este modelo, expuso Bernardo Buitrón, director general de dicho clúster, se conformaron nueve grupos de trabajo con más de 150 organizaciones, enfocados al objetivo trazado e integrados por especialistas en cada rubro, los cuales son:
• Transformación digital
• Talento humano
• Automotriz 4.0
• Aeronáutico 4.0
• Infraestructura y Smart City
• Innovación y emprendimiento
• Agrotech
• Política pública
• Impulso al sector

T-MEC, FACTOR PARA LA COMPETITIVIDAD
Las industrias enlistadas, además, advierten en el nuevo Tratado Comercial entre México, EE.UU. y Canadá, oportunidades que brinden competitividad a Querétaro, como las que generó el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) de 1994.

Números compartidos por la Secretaría de Desarrollo Sustentable (Sedesu) estatal, reportan que de 1998 a 2019 hubo un incremento en el empleo formal en Querétaro de 197%, al pasar de 204,833 trabajadores a 607,919, con lo que la entidad superó el aumento porcentual del país, que fue de 83.8% en el mismo periodo.
El beneficio también se reflejó en las exportaciones, las cuales se cuadriplicaron en el mismo periodo reportado, pasando de los 3,410 millones de dólares (mdd) a los 12,735 mdd. De ese total, 42.5% de las importaciones y 79% de las exportaciones tuvieron origen y destino a EE.UU, lo que lo convirtió a ese país en el principal socio comercial de Querétaro, expuso Marco del Prete Tercero, titular de la Sedesu.

A Canadá, en el mismo periodo, llegaron 3.9% de las exportaciones e ingresaron 3.5% de las importaciones.

La industria exportadora de Querétaro hacia Estados Unidos ha estado fuertemente concentrada en la industria automotriz. Entre 2004 y 2014 el valor de exportación del subsector de equipo de transporte, entre estas regiones, creció en 279% en términos reales.

Estas cifras, consideró Del Prete, sirven de antecedente para prever lo que puede generar el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) en el corto y largo plazo.

“El nuevo tratado viene a presentar nuevas oportunidades para nuestros sectores económicos. El primero es que debido a las modificaciones de los artículos y la adición de otros nuevos, pueden aprovechar estas oportunidades, como se aprovechó en su momento”.

El TLCAN impactó a 493 millones de personas y generó un producto interno bruto de 26 billones de dólares, entre los tres países involucrados. Originó además una inversión extranjera directa, a nivel país, de 323,000 mdd y hubo un intercambio comercial por 6 billones de dólares y un comercio intrarregional de 1.2 billones de dólares, lo que representó el 20% del comercio total de la región.

Para el T-MEC se modernizaron 24 capítulos y se añadieron 10 nuevos respecto al TLCAN, lo que brinda nuevas oportunidades de desarrollo, anticipó el funcionario estatal.

“Contempla más a las Pymes, ya que les permite mayor integración a las cadenas productivas y las dota, y las podremos dotar, de herramientas que garanticen su competitividad y la capacidad de cumplir con las demandas de los grandes de compradores”, sostuvo.

Otra oportunidad es el impulso a sectores emergentes, que contarán con un mayor margen de libre competencia, “especialmente a aquellos proveedores locales a quienes se les permita facilitar su cooperación con otras empresas, como las de servicios financieros, las TICs, las industrias creativas, entre otras”.

En Querétaro, anticipó Del Prete, el nuevo tratado permitirá mayor competitividad, pues buscarán que las actividades económicas sean más complejas, “podremos saltar de una industria a otra con muy poco esfuerzo”.

Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas