Advertising

Nacional

Automotriz  Medio Ambiente  Movilidad 

Nissan impulsa la recuperación ante desastres con el apoyo de vehículos eléctricos

Por Elenne Castro. Enero 2021

La idea de utilizar vehículos eléctricos de Nissan durante los desastres surgió durante el terremoto y tsunami de Japón en el 2011, que sacudió a toda una nación.

Después de que casi 5 millones de hogares se quedaran sin electricidad tras este desastre, la compañía japonesa proporcionó una flota de LEAF de primera generación para ayudar. También, comenzó a explorar cómo se podrían usar los autos eléctricos para compartir su energía. 

En mayo de 2018, se lanzó el proyecto Blue Switch, el cual tiene la misión de demostrar cómo los vehículos eléctricos se pueden utilizar como fuentes de energía para fines más allá de la movilidad

Estar preparado significa llegar a tener alianzas con gobiernos y empresas locales. Hace unas semanas, Nissan alcanzó un hito importante: 100 acuerdos firmados. De estos, 75 se relacionan con cómo los vehículos eléctricos del fabricante automotriz pueden ponerse en funcionamiento directamente en el momento en que ocurre un desastre. 

Durante esas primeras horas y días críticos, los vehículos eléctricos pueden moverse por las áreas de desastre y brindar energía donde más se necesita. Un LEAF se puede estacionar dentro de un edificio, recargarse donde se ha restablecido la fuente de alimentación y luego conducir a otra región afectada.

Posteriormente a un desastre o emergencia, la electricidad se restablece más rápido que las cadenas de suministro de combustible, que pueden tardar meses. Eso hace que la electricidad sea superior a los generadores diésel tradicionales. Los autos eléctricos también brindan movilidad, lo que ayuda a las personas a llegar a donde necesitan estar. 

Hace una década, la idea de un vehículo que impulsara un edificio era ciencia ficción. Ahora, un dispositivo no más grande que una maleta ayudó a descargar la batería del LEAF.

Un LEAF e+ completamente cargado con una batería de 62 kilovatios cargada, puede proporcionar suficiente electricidad para alimentar una casa japonesa promedio por hasta cuatro días, cargar 6,200 teléfonos móviles. 

Asimismo, tiene la posibilidad de mantener las luces y los refrigeradores encendidos en una tienda de conveniencia, lo que permite a las personas comprar alimentos o pañales, o mantener fresca la sala de la guardería durante la siesta. 

Asako Hoshino, vicepresidente ejecutivo de Nissan, comentó que están utilizando la tecnología ahora, para soluciones reales y para satisfacer las necesidades inmediatas.

El proyecto Blue Switch fue galardonado en los Japan Resilience Awards 2020, donde Nissan fue el único fabricante de vehículos en la lista de ganadores. La estrategia fue reconocida por mostrar el potencial que ofrecen los vehículos eléctricos durante las emergencias, junto con su papel en la gestión energética y la lucha contra el cambio climático. 

El plan de Nissan es crear un nuevo “ecosistema de vehículos eléctricos”, donde los autos almacenan y comparten energía con los hogares, las empresas y la red, no solo durante las emergencias sino todos los días.


Advertising

Te puede interesar

Ediciones Impresas