• Ediciones Impresas
  • Expos
  • Suscríbete

Advertising

Modernizar la economía será clave para aprovechar la oportunidad del nearshoring

Israel Molina.
Octubre 18, 2023

Advertising

Font size:
Imprimir

El nearshoring ha sido calificado como una de las mayores oportunidades de México para desarrollar su crecimiento económico a corto plazo. Sin embargo, para aprovechar al máximo la inversión extranjera, la modernización de ciertas áreas y el análisis de datos jugarán un papel crucial para las empresas mexicanas. Para analizar esta temática, CIAL Dun & Bradstreet realizó el evento "Data y Nearshoring: La oportunidad de México."

John Soldevilla, director general de la consultora ECOBI, destacó la gran oportunidad que representa el nearshoring para México, comparándolo con el impacto que tuvo la implementación del TLCAN en 1994 y sugiriendo que podría significar un crecimiento mayor que el llamado "milagro mexicano" de hace algunos años.

A diferencia de otros países que podrían beneficiarse, la oportunidad de México es única, dada su cercanía con Estados Unidos, la disponibilidad de mano de obra calificada y su posición preponderante como productor y exportador de manufacturas. Todo esto lo convierte en el candidato perfecto para atraer inversión extranjera.

 

Certidumbre a los inversionistas

 

Sergio Hernández, presidente y CEO de CIAL Dun & Bradstreet, coincidió en que, si bien el panorama es muy prometedor, será trascendental que México pueda ofrecer certidumbre a los inversionistas. Esto se lograría a través de una política industrial clara que proteja el desarrollo de los negocios, junto con un proceso de modernización a nivel nacional que permita el desarrollo de mayor infraestructura y asegure la disponibilidad de recursos sustentables y económicos, además de fomentar la capacitación de más mano de obra calificada.

Según las proyecciones presentadas por Soldevilla, para 2030 el nearshoring podría provocar un crecimiento en el Producto Interno Bruto (PIB) similar al experimentado durante el TLCAN, alcanzando un 3.7 por ciento. El gran ganador de este crecimiento sería el sector manufacturero, que dominaría casi en su totalidad las exportaciones, generando el 22.4% del PIB.

En este sentido, Sergio Hernández explicó el valor de los datos y su análisis correcto para aprovechar al máximo las tendencias actuales. "Gracias a la globalización y los avances tecnológicos, gran parte de la sociedad actual se mueve a partir de información y datos que se comparten a gran velocidad. Por lo tanto, cada vez es más complicado para las empresas dar seguimiento puntual a la información, lo cual se complica a medida que se reduce el tamaño de las compañías."

 

Análisis de datos

 

En el caso de México, más del 90% de las empresas se ubican en la categoría de pequeñas y medianas empresas, por lo que para aprovechar esta tendencia será necesario contar con herramientas de análisis de datos que les permitan gestionar los riesgos, así como mantenerse al día en temas crediticios y de cumplimiento normativo.

En este contexto, Sergio mencionó que "en México contamos con un volumen importante de datos, así como instituciones dedicadas a este fin. Sin embargo, muchos de ellos solo están disponibles para sectores específicos, no son públicos o no tienen estándares que faciliten el cruce de información, lo que complica el acceso para gran parte de los empresarios del país, dejando una oportunidad clara para modernizar la infraestructura de datos."

Para finalizar el encuentro, se resaltó la importancia de aprovechar las oportunidades que traerá el nearshoring, ya que será un fenómeno finito y gran parte de las proyecciones a futuro dependerán de las acciones tomadas hoy para fortalecer y modernizar la economía mexicana. Por esta razón, será imprescindible que los gobiernos y los sectores empresariales trabajen en conjunto para resolver los retos del presente y obtener los mejores beneficios para el país.


Descubre las últimas novedades de la industria en nuestra edición impresa, disponible en formato digital.

Ver todas las ediciones